jueves, 25 de noviembre de 2010

Enseñe a leer y a calcular a su bebé.

Sí, el título que ha leído no está equivocado; puede enseñar a calcular y a leer (entre otras cosas) a su bebé.

Enseñar a leer a un niño o a una niña por el método tradicional (se enseñan las letras, cuál es el sonido del fonema al juntar las letras, etc), antes de los 3-4 años es un error pedagógico muy grave, pues puede ocasionar trastornos como la dislexia (para saber qué es la dislexia, pulse este link http://fedis.org/wordpress/?page_id=13), ya que se fuerza al niño o la niña a realizar una actividad para la cual no está lo suficientemente maduro/a.

 No obstante, existe un método revolucionario de mejora de la inteligencia denominado "Programa Doman", o "Proyecto Filadelfia", desarrollado por el médico estadounidense Glenn Doman , mediante el cual puede enseñarse a leer (entre otras cosas, como potenciar la inteligencia y enseñar a calcular) a los niños y las niñas sin que puedan llegar a padecer algún tipo de psicopatología.

Este programa está basado en la presentación de Bits (unidades de información que pueden presentarse en cartulinas), que deben reunir los siguientes requisitos:

- Deben ser precisos gráficamente.
- Deben estar libres de elementos distractores.
- Deben tener un tamaño y una presentación específica (las letras deben estar escritas en minúsculas y en color rojo, por ser un color llamativo. Es recomendable que entre el lateral de la cartulina y el inicio de la palabra ha de haber una separación de 2 centímetros, y la anchura debe ser de 8 centímetros).

Aquí expongo una imagen para que quede claro en qué consisten los Bits: 

(Bit para la enseñanza de lectura).

(Bit para la enseñanza de matemáticas).

Los métodos de lectura basados en el Programa Doman llevan casi cincuenta años aplicándose en numerosos países y en varios idiomas, obteniéndose unos resultados formidables incluso en niños/as con deficiencias graves.

El Proyecto Filadelfia contiene:

- Programas de Estimulación.
- Programas de Inteligencia.
- Programas Educativos.
- Programas Básicos de Lectura.
- Programas Básicos de Cálculo.
- Programas Específicos, orientados a niños y niñas con Necesidades Educativas Especiales (N.E.E.)

Estos programas están orientados a niños y niñas de entre 3-4 meses hasta los 2 años. Para su aplicación deben realizarse, al inicio, 3 sesiones diarias (que no deben durar más de 3 minutos) en las cuales se mostrarán, siempre en el mismo orden, un máximo de 5 palabras (es preferible que estas palabras sean familiares al niño o la niña, como papá, mamá, hermano/a...). Con el transcurso de las semanas, podrán incorporarse nuevas palabras (de diversos temas: geografía, nombres propios y comunes, música...), y comenzará a variarse el orden a fin de asegurarnos que el/la niño/a aprende realmente las palabras, y no de memoria exclusivamente.

Este Programa para la Mejora de la Inteligencia, busca los siguientes objetivos:

-Despertar el interés del niño o la niña, ya que éste/a es muy curioso/a, le gusta explorar, aprender, y podemos aprovecharlo.
-Hasta los 4-5 años, aproximadamente, el potencial del cerebro se desarrolla muy rápidamente. Las neuronas comienzan ha realizar sus sinápsis, y es la etapa en la cual podemos adquirir conocimientos y habilidades con mayor facilidad y rapidez. A través de estos programas podemos no sólo aprovechar esta alta capacidad de aprendizaje, sino que también podemos ayudar a crear conexiones neuronales, y así potenciar y aumentar su Cociente Intelectual.
-Ampliar "la base de datos" del cerebro (vocabulario, conocimientos...), a través de un aumento de la estimulación temprana, y la mejora de la memoria.
-Favorecer el aprendizaje de la lectura; lo cual permitirá una mejor comprensión de lo que se lee (que es uno de los problemas principales en el fracaso escolar).
-Reducir el posible número de faltas de ortografía que podrían cometerse de no haber aprendido con este método, dado que el niño o la niña se halla familiarizado/a con las palabras y las conoce.

Cuando el niño o la niña alcance la madurez adecuada para el aprendizaje de la lectura, ya sabrá leer las palabras. No conocerá el porqué, pero sí sabrá leer. Este momento será el adecuado para enseñar las letras y cómo se lee; y el niño o la niña, al conocer las palabras, no leerá lenta y dificultosamente, sino que ya sabrá leer bien, y el aprendizaje será mejor y más rápido, ahorrando tiempo para permitir otras enseñanzas.

Tal vez estén preguntándose "¿cómo es posible que un bebé aprenda a leer o a sumar?". La explicación es sencilla:

Si las personas más mayores hablasen en susurros, los niños y las niñas podrían tardar hasta los 6 años en aprender a hablar. Y esto es lo que ocurre con la lectura: hablamos en susurros. Cojan un libro y obsérvenlo detalladamente (o fíjense en estas palabras que están leyendo ahora mismo): las letras son pequeñas, están juntas y escritas con un color oscuro.

Los/as bebés aún no han desarrollado su sistema visual lo suficiente como para poder discernir estas letras. Sin embargo, si ampliamos las palabras y les damos un color llamativo, ya no son un "susurro" para los/as bebés, sino que se convierte en un estímulo que pueden captar y que cobra significado.

Educación .......... Educación

Dicho lo dicho, aquí les paso el link de dos vídeos de niñas leyendo a una edad comprendida entre los 9 meses, y el año y medio. Espero que los disfruten.




Para completar esta información pueden recurrir a los siguientes libros:

-Cómo enseñar a leer a su bebé. Glenn Doman.
-Cómo enseñar matemáticas a su bebé. Glenn Doman.
-Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé. Glenn Doman.

6 comentarios:

Blanch dijo...

Al mayor de mis hijos yo le enseñé a leer con este método, comenzamos cuando él tenía dos años. De hecho, el libro me lo regaló mi mamá en la época en que ella estudiaba pedagogía jeje

Su abuela (la abuela paterna aclaro) siempre pensó que los niños pequeños no podían leer, y que si algunos lo hacían era porque veían los "dibujitos"; pero se sorprendió mucho cuando mi hijo aprendió a leer sus primeras palabras.

Siempre quise adquirir el libro de cómo enseñar matemáticas, pero nunca lo encontré :(

Enrique dijo...

Blanch:

Me alegra poder "conocer" a alguien que ha enseñado a sus hijos con este método.

No sé cuántas personas conocerán este método de enseñanza, pero por lo que escucho en clase no parecen ser muchas.

En cuanto a que no encontraste el libro de "Cómo enseñar matemáticas a su bebé", si te soy sincero, acabo de buscarlo y no lo encuentro por ninguna tienda de por aquí en España, y tampoco en ninguna de las Facultades de la Universidad. Y el de "Cómo enseñar a leer a su bebé" sólo lo he encontrado en la mi Facultad y en dos tiendas.

Una pena.

¡Por cierto! Gracias por comentar, y bienvenida al blog.

Saludos.

Enrique dijo...

Quiero aprovechar este comentario para dar mi opinión acerca del Proyecto Filadelfia y Programa Doman:

Me parece un método de enseñanza estupendo, pero, como comento en la entrada, es preciso que cuando el niño o la niña alcance la edad en la cual está preparado/a para aprender a leer, se le explique cómo se lee, para que pueda leer las palabras nuevas que no se le hayan enseñado con este método.

Así mismo, creo que hay que tener un especial cuidado, porque puede llegar a generarse una especie de instrucción sexista, homofóbica, etnofóbica, etc; porque llega un momento en el cual puedes escribir palabras conjuntas, e incluso frases, y ciertos grupos de personas podrían enseñar a los/as niños/as cosas como:

Mujer casa. Hombre trabajo. Hombre negro malo. Matar chinos.

Así que, pienso, habría que tener especial cuidado con ello.

Saludos.

Lady Persefone dijo...

Holas... yo aprendí a leer a los 3 años en parte muy influenciada por mi hermano, ya que en los viajes largos que hacíamos con mis mpadres, él (1 año mayor) intentaba leer los carteles que veíamos por la calle y yo lo copiaba. Desde ahí me puse a intentar leer libros que me leían a mi y con buen resultado. (Algunas palabras, no todo el libro XD)
Siempre fui muy adelantada a mi edad, pero eso creo que no fue atendido de la forma correcta porque con el correr del tiempo me fui nivelando.
Recuerdo que cuando iba a primer grado hacía de cuenta que me equivocaba o que no leía perfectamente bien porque no me sentía muy "normal" sino...
Es una lástima, porque al menos en mi caso esas cosas se fueron perdiendo... pero si a una criatura se la estimula bien puede aprovechar sus cualidades al máximo.
No lo veo negativo siempre y cuando no sea nada excesivo y se le sepa dar contención a la criatura ya que en mi caso al menos me sentí siempre como si desencajara.

Enrique dijo...

Gracias por tu comentario, Lady Persefone, y bienvenida al blog.

Me parece una lástima que existan maetros/as (por los/as hay) que no sepan que la regla primera que debe seguir todo/a educador/a es "atender a las necesidades ESPECÍFICAS de cada alumno/a por INDIVIDUAL".

Muchos/as psicólogos/as y docentes olvidan que no se puede establecer una norma general en la educación, porque cada niño/a tiene su propio ritmo, y hay que atenderlo en función de su propio ritmo.

Sucede muchas veces, por el olvido de esto, lo que tú has comentado: que el/la alumno/a va por detrás o por delante, y se le hace seguir el nivel de todo el grupo... evitando así su potenciación o haciéndole retrasarse y sentirse mal.

Besosl

Anónimo dijo...

hola buenisimo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...