lunes, 29 de noviembre de 2010

Homosexualidad y crianza. Más allá de los prejuicios.

"Los nuevos tiempos nos invitan a ver cómo cada vez hay un mayor número de parejas homosexuales que practican el derecho, inalienable para cualquier ser humano, con conciencia y dignidad de serlo, de formar una familia y, consecuentemente, de criar hijos.

Los y las hay que deciden adoptar y quienes tenían ya niños de un anterior matrimonio homosexual que acabó en divorcio. Hay quien elige la posibilidad de acudir a la inseminación artificial. Los padres o las madres pueden ser solteros/as o haber optado por una pareja del mismo sexo o de diferente.
El tema de la custodia puede representar situaciones problemáticas en esta circunstancia, ya que hay padres y madres que la han perdido precisamente por declararse homosexuales, independientemente de ser mejores o peores que sus anteriores parejas heterosexuales. El prejuicio en estos casos puede ser, lamentablemente, determinante de los hechos.

Generalmente, siempre que se trata esta cuestión se hace desde posturas ideológicamente comprometidas, aunque se declare, con la boca pequeña, el intento de objetividad. Yo lo voy a hacer procurando aspirar al principio de la libertad y la dignidad de todos los seres humanos.

Lo que más suscita controversias es el tema de la crianza, de la orientación de la personalidad y de la sexualidad de los hijos.

Si pensamos que la homosexualidad paterna o materna va necesariamente a condicionar la orientación de los hijos, partiendo del mismo argumento tendría que haber sido imposible que aparecieran hijos homosexuales de un matrimonio heterosexual.

Lo cierto es que se han descubierto pocas diferencias, ninguna significativa, entre niños que han sido criados por madres lesbianas y padres homosexuales, y los que se desarrollan en el seno de una familia heterosexual. En ambas circunstancias es posible ayudar a desarrollar su dignidad y asegurar un ambiente familiar armónico y estable. Y desde luego, los niños que crecen en familias homosexuales no tienen ningún tipo de problemas para tener una orientación heterosexual, si esa es su tendencia de base, apego familiar y social o una relación emocional estable en el seno de un hogar socialmente armónico.

No parece haber ningún problema en que estas personas, que han sido consecuentes con su opción afectiva, puedan ofrecer un clima familiar favorable, en el que los niños tengan la posibilidad de experimentar una imagen positiva de sí mismos y de su entorno. Niños que son perfectamente aceptados por otros en el grupo escolar, y con los que mantienen relaciones sanas de intercambio con sus iguales.

Y si hay prejuicios, rechazo o impulsos agresivos aislados de algún compañero contra ellos, hay que decir que se trata de actitudes que claramente son condicionadas por unos adultos que tratan de superar su propio complejo de inferioridad odiando todo aquello a lo que irracionalmente temen*.

Los problemas de adaptación o de salud mental de los niños y de los adolescentes nada tienen que ver con la afectividad o la sexualidad de los padres o de las madres, tienen otras causas y motivos desdichados que por desgracia abundan más que las nuevas opciones de relación y crianza".

Aunque he modificado alguna cosa, la fuente es: http://educarbiencontomastripero.blogspot.com/; blog creado por Tomás de Andrés Tripero, profesor perteneciente al departemento de Psicología del Desarrollo y de la Educación, en la Universidad Complutense de Madrid.

*Según un estudio de llevado a cabo por la Universidad de Ohio, en el que los investigadores pidieron a 13000 adolescentes que eligiesen a cinco chicos o chicas como amigos o amigas, en éstos/as no influye ni el número de hermanos, ni el tipo (adoptivos, hermanastros...), ni otros factores como la edad de los padres, el sexo, la raza o el estatus socioeconómico, en el nivel de popularidad.

Así pues, como fantásticamente se dice en el artículo de Tomás de Andrés Tripero, el rechazo por parte de niños/as y adolescentes/as hacia compañeros/as con padres o madres homosexuales, se debe más bien a causa de una pésima actitud por parte de sus progenitores (o de influencias sociales), que de los propios adolescentes.

9 comentarios:

Ser Filosofista dijo...

Hola Enrique, gracias por el artículo. Es algo que siempre tengo en mente. Quiero ser mamá en unos tres años. ¿Qué valiente?

Pero fuera de aquí, que hay demasiados de esos padres/madres que cuentas, que educan a sus hijos e hijas de forma que rechazan a hijos e hijas de homosexuales. Y prefiero evitarles el disgusto.

Por cierto, amé tu comentario en mi blog, de verdad.

Maboroshi dijo...

Hola enrique, solo un comentario que me molesta profundamente de estos estudios: ¿porqué el estudio siempre esta apuntando a ver si lxs hijxs de las parejas homosexuales son heterosexuales? ¿qué problema que sean homosexuales? en esos estudios de fondo se está diciendo " bueno, son padres/madres homosexuales, pero podemos dejarle tener hijos porque total, al fin y al cabo, los infantes pueden salir heterosexuales tranquilamente". Acaso no conlleva el planteamiento de que la homosexualidad es algo mal visto y malo? porque en esos estudios, las parejas homosexuales muchas veces se desviven para mostrar que sus hijos son heteros. Seguimos hablando de lo "malo que es ser homosexual". Me molesta mucho.
Y lo peor es que siguen existiendo esos estudios. Y siguen apuntando a lo mismo. "miren, salen heterosexuales, podemos estar tranquilos".
Es molesto.

Saludos

Enrique dijo...

Esos estudios no se realizan a fin de decir "como pueden salir heterosexuales, no pasa nada". No. El estudio es para decir: "La homosexualidad no es una enfermedad contagiosa que se transmite de padres/madres a hijos/as; la homosexualidad es algo propio de cada ser humano. De padres/madres homosexuales pueden salir hijos/as homosexuales o heterosexuales, del mismo modo que surgen niños/as homosexuales o herosexuales de padres/madres heterosexuales".

Se trata de una defensa a las parejas homosexuales que deciden tener hijos/as.

Ahora bien, de acuerdo estoy contigo en que los estudios no deberían hacer. Yo siempre me pregunto ¿por qué no estudian por qué no me gusta el ajo y sí me gusta el jamón? Pues lo mismo: ¿qué importa si te gustan los hombres o las mujeres? Parece que intentan fastidiar.

Pero bueno, si a través de los estudios se consiguen sacar cosas en favor de la homosexualidad, pues creo que viene bien.

Saludos.

Maboroshi dijo...

Si, seguro que si dan resultados positivos para favorecer la crianza homoparental, seguro es bueno.
Pero fijate que muchas personas de la comuniadd LGBT sienten lo mismo, hacer estos estudios en el fondo es para saber si "van a salir homosexuales de parejas homosexuales". Y que importa? si la sexualidad se transmitiera, eso haría que no se les permitiera tener hijos, y porque?, porque esta sociedad sigue diciendo aun a pesar de toda esa " apertura mental" que ser hetero es bueno, y ser homosexuales es malo. Y estos estudios son para asegurarse de que " podemos dejarles la posibilidad de tener niños porque total, hay chances de que sean heteros". Si no fuera esa la razón, no tendría sentido hacer estudios a esta comunidad. Nadie hace estudios de los padres heteros para ver si sus hijos salen heteros. y como dices... nadie hace estudios de porque a los heteros les gusta el sexo opuesto, pero si a los homosexuales.
Es hipocresía científica. Juegan con los prejuicios y tratan de hacerse los imparciales, cuando las mismas investigaciones son motivadas por los prejuicios y los odios sociales. pfft.

Saludos

Maboroshi dijo...

Este es un ensayo muy bonito que habla al respecto.
http://culturalesbiana.blogsome.com/2008/06/22/p824/

Saludotes

Enrique dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Maboroshi: "hipocresía científica". No lo habría dicho mejor.

¿De dónde ha salido ese ensayo? Jeje. ¡Es precioso!

Muchas gracias.

Un besote.

Maboroshi dijo...

El ensayo fue escrito por la usuaria que ves en él (encantada). Es de una página de la comunidad lésbica muy acertada en cuanto a los problemas y demás asuntos que rodean a las lesbianas y la fuerte invisibilidad social que hay al respecto. No es que las problemáticas de los gays no sean invisibles, pero fíjate que por ejemplo, lo más esencial: cómo cuidarse en relaciones sexuales casuales, un hombre gay lo puede saber, por mas adolescente que sea, pero una mujer lesbiana, no. (esto es algo de lo que he hablado muchas veces en mi blog, sobre la invisibilidad lésbica, o la ceguedad de la sociedad para con sus problemáticas).Es muy dificil acceder a información seria de tus problemáticas como lesbiana.
Pero independientemente de eso, el Blog tiene varios ensayos sobre familias homosexuales, y de cómo la ciencia pretende justificar los odios preconcebidos. Porque, mira, ya se sabe que las personas negras no son ni mejores ni peores a los blancos, pero aún vivimos bajo ese racismo y esos prejuicios que atentan contra la vida tranquila de la comunidad negra. Estudios de cualquier índole no resolvieron la raiz: simple racismo y odio hacia la persona diferente. Estos estudios de sexualidad son del mismo calibre. Tambien encuentras montón de estudios donde hablan de los traumas de niños por padres homosexuales. Y si te vas más allá, tienes una colección completa donde muestra cuán enfermos son las personas homosexuales, estudios siempre usados por esos católicos fanáticos que no viven ni dejan vivir. Y no solo eso, tienes monton "ciencia" o pretensión de ciencia hablando de cómo hay métodos biológicos para "sacar la homosexualidad". Cosas aberrantes, pero ahí estan, curiosamente solventadas por entidades religiosas variadas.
El punto es que estudios científicos del comportamiento humano me resultan profundamete desagradables, porque la gran mayorias de ellos estan pratocinados para fomentar o mantener o resaltar el prejuicio establecido. Y así no avanzamos como sociedad. No importa demostrar si un niño nace gay, se hace gay o lo hicieron gay. El punto es aceptarle porque es una persona y es un ser integral, no solo una palabra de orientación sexual. Estos detalles, casi nunca son incorporados en esos estudios.

http://universoquimerico.blogspot.com/2009/10/el-poder-perjudicial-del-discurso.html

P.D. Lamentablemente ese blog de cultura lesbiana dejó de actualizarse hace años. Si te interesa aprovecharlo, te conviene hacerlo pronto, no sé cuánto tiempo más sobrevivirá. Es una pena.

Saludotes!

Enrique dijo...

D´acord, Maboroshi.

Tan pronto como termine un trabajo que estoy haciendo y que he de entregar pronto a la profesora, sacaré tiempo para echar un vistazo tanto al link de tu blog, como a la página que me recomiendas.

Saludos.

Maboroshi dijo...

:) De nada, es un placer encontrar persona que escuchen y no pretendan justificar injustificables.
Un gusto.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...