jueves, 24 de febrero de 2011

Así, ¿por qué no?

Hace poco, en el blog Basta de sexismo, encontré una entrada que decía "Así, por qué no...", donde se relata la historia de una pareja en la cual tanto el hombre como la mujer cuidan a su bebé por igual.

Yo comencé a hacerme esa misma pregunta que Bastadesexismo hace unos años: Así, ¿por qué no? ¿Por qué no cuidar a mi hijo/a por igual? ¿Por qué yo, por ser hombre, no puedo criar y educar a mi hijo/a junto a mi pareja, por deseo propio e iniciativa propia? ¿Por qué no ofrece nuestro Gobierno una baja por paternidad, que me permita estar junto a mi también hijo/a? ¿Por qué sigue manteniéndose la idea de que el niño o la niña pertenece solamente a la mujer, que es con ella con quien mejor está, y que el hombre debe trabajar, pues esa es su única y exclusiva labor; y que en el caso de ejercer él también la crianza, no es más que un complemento de la mujer cuya función debe ser la de cambiar pañales? ¿Por qué se dice que por ser hombre no puedo cuidar a mi bebé bien? Y ya comentando esta última pregunta con rabia en el cuerpo y con lágrimas en los ojos (discúlpenme, esta semana no me ha ido nada bien): ¿por qué actualmente sigue diciéndose en la sociedad que un padre no vale, que por ser hombre voy a criar a mi hijo/a peor que mi pareja, que por no llevar a un/a bebé dentro ya no soy útil?

Y, para el colmo, no solamente se dice que no valgo como padre... El curso pasado una profesora comentó que, por no poder parir, ¡no llegaría a ser tan buen pedagogo como una mujer!

Y estoy harto. Afortunadamente mi pareja no es de esas radicales que piensa que el bebé sería solamente suyo, y que yo sobro (y si no sobro, sirvo exclusivamente para cambiar pañales o para dar ánimos a la madre).

¡¡Me da una rabia!! Últimamente he tenido algunos momentos en los que incluso he dejado de querer ser padre (quiero serlo y estoy seguro que con más fuerza que con la que podría desearlo una mujer, según comenta la cultura; pero en un futuro, cuando tanto mi pareja como yo podamos mantenernos, y existiendo unas buenas condiciones laborales y en el hogar tanto para ella como para mí). Porque ¿para qué serlo; para que, por culpa de unas malas leyes y una sociedad atrasada, no pueda disfrutar de mi hijo/a? ¿Para tenerlo como quien tiene un jarrón, porque "yo no soy útil"? ¿Para que, tan pronto como lo tenga en brazos, algún o alguna imbécil me lo quite y diga: "ah, no; el bebé tiene que estar solo con su mamá. Tú vete de aquí y deja al bebé tranquilo, que a ti se te cae al suelo, o contigo lo único que va a hacer es llorar o coger una enfermedad"?  

Estoy empezando a creer que uno de los motivos que me hacen encontrarme a gusto con mis alumnos/as, es que en el centro nadie me dice que no debería estar allí por ser hombre, y se me reconoce la labor, la cual vale tanto como la realizada por las maestras; y que uno de los motivos que me llevaron a querer abrir este blog fue mostrar que un chico, por ser chico, no es malo para los niños y las niñas (es decir, que un hombre vale tanto como una mujer para el cuidado y la crianza de un bebé); y que los jóvenes no somos todos unos alcohólicos, maleantes y drogadictos, y también tenemos cosas serias y decentes metidas en la cabeza.

Es posible que algún día una madre, pidiendo hablar con "la maestra", al verme salir a mí a hablar con ella, diga: "No, contigo no quiero hablar. Yo quiero que salga una señorita". O que si tengo un cenrto propio, el padre y la madre del niño o la niña, al verme, den la vuelta diciendo "¡Un hombre! ¡¡Qué vergüenza!!". Iré preparándome para entonces. Pero espero que nunca llegue.


Sólo espero que la sociedad vaya cambiando un poco, y que a mi pareja no le pongan obstáculos para disfrutar, tener un buen puesto laboral y ser reconocida (no porque una mujer no pueda disfrutar siendo madre, o porque una madre no deba ser reconocida; sino porque es lo que ella quiere); y que a mí se me otorguen facilidades para poder cuidar, criar y educar a mi hijo/a.

Espero que la sociedad cambie a un modelo de educación no sexista, en la cual se muestre que, fuera de lo biológico, no existen funciones típicas del hombre y funciones propias de la mujer; sino que en su lugar, como seres educables que somos, lo que existen son funciones típicas de cada persona por individual.

 Y es que, Bastadesexismo, coincido plenamente contigo: Así, ¿por qué no?

48 comentarios:

Ana dijo...

Enrique, sin animo de desmerecer tu blog ni tu opinión, tras leerte mes en profundidad veo que existen muchas discrepancias entre nuestras opiniones, por eso dejo e seguir tu blog.

Tus ideas me parecen muy respetables, pero muy diferentes a las mias y por coherencia conmigo misma, lo correcto es dejar de seguirte.

Un saludo y serás bienvenido por el blog siempre que quieras.

Enrique dijo...

De acuerdo. Gracias por haber venido.

Besos.

Anónimo dijo...

La verdad no entiendo cuál es el problema de una mayor participación del padre (SIN desplazar NUNCA a la madre).

Tal vez lo mismo pasaba con una mujer que quisiese estudiar entonces , estaba científicamente demostrado que su útero se encogería.

Enrique lo de animar a la madre no le quites importancia que es muy importante también.

Kxll

Enrique dijo...

Yo tampoco entiendo, mi niña, esa necesidad de que el padre participe SIN DESPLAZAR A LA MADRE.

Y, tranquila criatura, sabes que no me molesta que el padre anime a la madre, sino que se diga que su único y exclusivo papel es el de animar o cambiar pañales, y que en lo demás nada tiene que hacer.

Besos. Te quiero.

misteriosa dijo...

Hola Enrique:

Quería darte muchos ánimos. Realmente se nota que has tenido malos días al escribir así. Te diré varias cosas:

- Primero, no te preocupes, nadie te quitará a tu bebé, otra cosa es que encuentres poca aprobación, incluso en tu propia familia o en la familia política, pero eso nos pasa a todos, y al final, ¿sabes lo que hay que hacer? Pues lo que a ti te de la gana, y al que no le guste que no mire. No podemos estar siempre pendientes de quedar bien con todo el mundo, sobretodo porque es imposible, yo me he llegado a encontrar con 3 personas rodeándome y diciéndome cosas contradictorias, les dices que sí a todo y sigues a lo tuyo.

- Lo de la baja por paternidad, sería desable, ya sabes que yo lo apoyo totalmente. Aun así, tengo que decirte que no todo está perdido: Hay excedencias, reducciones de jornada, que habitualmente cogemos las mujeres, pero que por ley las pueden coger igualmente un hombre y una mujer. Nadie tendría que prohibírtelo, salvo que tu mujer y tú trabajéis en el mismo centro y la empresa se oponga a que la cojáis los 2 (al menos en mi convenio es así). Y en ese caso, no dice "la cogerá la mujer", sino "la cogerá sólo uno de los 2".

- Sobre lo que dijo esa maestra, pues ella solita se retrató, ¡vaya tontería!, no le hagas ni caso.

- Y por último decir que sí, que es difícil ir contracorriente, ser hombre y entrar en un mundo "de mujeres" o viceversa. A mí a veces aún me ocurre, viene un hombre y yo noto que le joroba tener que tratar conmigo, pero como soy la única que hace mi trabajo, se tiene que aguantar, pero yo noto que simplemente "se aguanta" porque no tiene más remedio, pero que si por él fuera, en mi sitio habría un hombre. Y veo que a compañeros hombres los tratan de otra forma, no sé cómo expresarlo aquí, en plan "machotes", "de hombre a hombre". ¿Sabes qué hago yo? Con los que van de buen rollo (que todo hay que decirlo, también los hay), les sigo el rollo. Y con los que no, pues se mantienen las distancias, se hace el trabajo y se habla lo justo.

Espero haberte animado algo.

Saludos!

Enrique dijo...

Sí, Misteriosa. Muchísimas gracias. :o)

Saludos.

madredemellizos dijo...

Opino que los padres poco a poco van consiguiendo tener protagonismo en la crianza y cuidados de hijos(sobretodo bebés), pero todavía os queda mucho que luchar, considero injusto el papel secundário que se les dá a muchos padres. Tambíen pienso que el tradicionalismo y la comodidad de no involucrase en la crianza en antiguas generaciones, es un lastre que pesa mucho. Gracias a mi parto múltiple, mi marido disfruta 100% de TODAS las tareas cotidianas de los bebés. Reconozco que si mi parto fuese simple, seguramente actuaría como la mayoria de las madres atendiéndolo "en exclusiva", pero aún así vería que en el tema de paternidad hay muchas injusticias. Uff..que guerrero, Enrique!

A partir de Enero 2012 entra en vigor la nueva Ley de permisos de paternidad de cuatro semanas ininterrupidas, más dos días más en casos de partos, adopciones y acogidas múltiples. Creo que es una muy buena noticia para los futuros padres.

Enrique dijo...

¿De verdad? :D

Sí, es una gran noticia. Es poco, pero es un comienzo.

Al fin y al cabo, Roma no se construyó en dos días.

Muchas gracias por comentar.

Besos.

Enrique dijo...

Jo, ¡qué bien sienta expresar en papel la emoción! Él nos comprende y no nos cobra 40 € por sesión. xD

Blanch dijo...

Quique, te voy a contar mi experiencia si te sirve de algo.

Yo soy separada, con dos hijos que actualmente viven conmigo. Cosa curiosa, tras el divorcio no se quedaron conmigo, vivieron con su papá un año y era yo quien los visitaba.

Durante ese lapso de tiempo pasaron dos cosas:

1. Recibí críticas de todas partes por "haber abandonado" a mis hijos (como si su padre fuera un perfecto desconocido).

2. De repente el papá se dio cuenta de lo difícil que es educar solo a dos niños.

De lo primero, fueron muchas las circunstancias las que nos llevaron a decidir de común acuerdo que los chicos estuvieran al cuidado paterno un tiempo. Obviamente yo los visitaba, estaba al pendiente de ellos y los llamaba para platicar y saber cómo estaban. Además de que los fines de semana se quedaban conmigo. Aún así mucha gente no me bajó de madre malvada. Otros más ubicados, opinaban que estaba bien porque así él no se desentendía de sus responsabilidades (como es común que suceda en este país).

De lo segundo, digo que se dio cuenta de lo difícil que es educar solo porque antes de la separación él era el que trabajaba. Y trabaja mucho, tanto que jamás estaba en la casa. Había ocasiones en que llegaba ya de madrugada, y a los peques prácticamente sólo los veía fines de semana.

Pero cuando los tuvo viviendo con él, tuvo que hacer malabares para hacer los quehaceres domésticos más ver los asuntos escolares. Y entonces supo lo que era ir solo con ellos a todas partes, pedir permiso en el trabajo si se enfermaban o sí tenían alguna actividad en la escuela, platicar con ellos de sus problemas y hasta contarles cuentos por las noches. Y muchísimas cosas más.

Se podría decir que a partir de entonces asumió el papel de padre realmente y obviamente le cambió por completo la visión de las cosas; pero lo que más recuerda es que al inicio su mamá se ofreció para ir a vivir con ellos, porque cómo era posible que él estuviera haciendo todo solo si como hombre su obligación era trabajar. Ahí fue cuando reaccionó, porque sintió como si le estuviera diciendo que era un inútil que no podía cuidar de sus hijos.

¿Por qué te cuento todo esto? Porque entiendo perfectamente lo que es luchar contracorriente todos los días; pero también pienso, que si gente como nosotros no llevara la contra, entonces el mundo seguiría igual y no habría cambios. Y vaya que se necesitan estos cambios.

Por otro lado, conseguir nuestras metas siempre tiene obstáculos. Si tú quieres ser padre en el futuro, uno de los obstáculos a vencer es precisamente el prejuicio de que los hombres no pueden ser educadores y encargarse de los hijos.

El resto del mundo puede decir mil y un cosas, pero al final tú decides si escucharlos o mandarlos a todos por un tubo y seguir adelante.

Mucho ánimo, verás que la próxima semana será mejor :)

Gemma dijo...

Estoy contigo.
A parte de las funciones propiamente biológicas, el amor a un hijo puede compartirse totalmente con el padre y mientras yo escribo esto, mi marido está dándole el desayuno a nuestro hijo que no por haberlo yo pardio va a ser más hijo mío que suyo ni en las satisfacciones que nos da ni en las responsabilidades.
Que exista una serie de madres que excluyen no tienen por qué ser lo correcto.
Por otra parte, mi hijo va a P3 y tiene un maestro (creo que es el único parvulista de la escuela) y estamos encantados.
Un saludo

Enrique dijo...

Blanch, Gemma: Muchísimas gracias a ambas. Y Gemma, a ti en particular: ¡Bienvenida al blog!

Besos.

Cristina dijo...

Hola Enrique. Creo que ahora entiendo muchos de los comentarios que has escrito en otros blogs.
Ser un hombre sensible y dispuesto a cuidar a un hijo al 50 por ciento es hoy una excepción a la regla. Enhorabuena.
Pero no entiendo por qué te quejas. En serio, dudo mucho que vayas a tener problemas con tu entorno cuando seas padre. Las reducciones de jornada y excedencias son para madres o padres, incluso para ambos a la vez. No son los mejores permisos de Europa, pero no son ellos los que determinan que las mujeres dediquen más tiempo a los hijos. Eso suele ser una elección de ambos.
Te cuento mi caso. Mi marido, que tiene 27 años, es un padre "moderno". Yo soy feminista, creo en la igualdad de derechos entre los sexos y siempre había defendido el 50%-50% en la crianza. Pero entonces llegó el bebé. Yo me reduje la jornada: mi marido trabaja 7 horas de mañanas y yo 5 de tardes, así los dos estamos con el niño y no hay que llevarlo a la guardería. Pero al final, la que más disfruta cuidando al niño soy yo, y a él a veces se le hace cuesta arriba. No sabe sentarse a jugar con él en el suelo, es su carácter. Necesita hacer cosas, la compra, recoger la casa. Hay teorías que afirman que los niños sólo pueden asumir un cuidador principal, no dos. En mi caso, soy yo, la madre. Siempre me reclama a mí, porque le atiendo de otro modo. Pero también conozco familias donde es el padre el cuidador principal: si es el padre el cariñoso y la madre la que necesita ocupaciones "de adulto".
Cuanto más cariñoso sea el padre, más implicado estará en la crianza. Nadie se lo impide. El papel de la mayoría de los hombres es el que han elegido, que por cierto es el más cómodo.Trabajar fuera suele ser más descansado.
Estoy convencida de que tu pareja estará encantada de que te involucres. Pero no te enfades si finalmente la biología sí condiciona vuestras relaciones con el niño y la elige a ella como Reina Mora. Cuando hay teta por medio, lo natural es que prefiera a mamá. Pero los bebés crecen, y si tú eres un buen padre, con los años preferirá jugar contigo, seguro.
Lo que no me gusta de tus planteamientos es el victimismo del que haces gala. Todavía no eres padre y sufres porque hay sexismo en los temas de crianza. Ese sexismo, te lo aseguro, lo han creado los hombres que no han querido involucrarse. Tú lo pintas como si las mujeres nos guardáramos para nosotras ese tesoro, y no es así. Ya me gustaría a mí que se fuera más raticos con su padre, pero si está mamá, mi hijo quiere estar con mamá. Al final nosotros escogemos la clase de padres que queremos ser, y nuestros hijos escogen a su "cuidador" favorito.
Si te fijas en los post de Armandilio, de Bebésymás, él es un padre muy volcado en la crianza, y al mismo tiempo reconoce el papel fundamental de la madre. Sigue su ejemplo y sufrirás menos.

Anónimo dijo...

Yo no puedo y no quiero ser una madre al puro estilo crianza natural o tradicional. Yo no quiero ser la única persona para mi bebé. Yo no quiero la famosa diada.Yo quiero compartir con mi compañero.

Yo soy la que va a gestar , la que va a amamantar , claro.Pero no voy a ser "uno" con mi bebé.Yo soy yo.

Si el bebé solo me va a necesitar a mí , si voy a tener que sacrificar mi carrera por ser madre ¿para qué estoy estudiando una carrera? Si aunque ahora piense así ,si es verdad que si para voy a sentir un instinto y el bebé va a sentir un instinto solo por mí ¿no me convierte eso en una animal irracional?

Yo ni quiero ni puedo vivir así.Sé que caería en la depresión.

Misteriosa , me parece muy lógico lo que te sucedió , la experiencia puede ser muy dura. Por eso si soy madre quiero compartir con mi compañero. No se , realmente si existe la diada , no quiero ser madre (porque todas las ultra-crianza natural dicen "ya cambiarás cuando paras".

Kxll

Enrique dijo...

Cristina, voy a dar una vuelta por ahí. Cuando llegue a casa contesto a tu comentario. Hay puntos en los que me interpretas mal, y otros en los que no estoy de acuerdo con lo que dices.

Hasta luego. Un beso, y gracias por comentar.

Enrique dijo...

Buenas, Cristina, ya estoy en casa, y paso a responderte, punto por punto:

1- Me quejo, en primer, lugar, porque las condiciones son diferentes: por ejemplo, yo no tengo baja por paternidad, sino que la baja la tendría mi pareja, y sólo si ella decide transferirme parte de sus días podría coger la baja (al menos eso es lo que me han contado); y en segundo lugar, porque la concepción social es sexista, atribuyendo la crianza solamente a la mujer. Mi caso puede que sea más fácil; pero otros hombres pueden toparse con problemas familiares, por ejemplo.

2- El caso de tu marido y el tuyo, es vuestro; no el caso del resto de familias del mundo. Si así ocurre en vuestra familia, y así lo lleváis, no me meto en eso. Pero en otras familias existen otras circunstancias, y yo pretendo dar conciencia de que lo que ocurre para unos, no tiene que suceder para otros; y que lo que es bueno para unas personas, no tiene por qué ser lo mejor para otras.

Si al final mi pareja es la figura primaria, tranquila, en absoluto me enfadaré. Si las condiciones son igualitarias y al final surge una situación X, no me enfadaré. Me enfadaré si, por ejemplo, mañana ponen una ley que no me permita tener esa igualdad de condiciones. Desde luego, no voy a poner ni a mi pareja ni a mi hijo/a en un pedestal. Eso está claro.

Ahora bien, aunque creo en la teoría de la figura primaria (y digo "creo" porque, a menos que yo sepa, no existen pruebas; sino que es una conclusión "filosófica", llena de palabrería y sin datos científicos. ¿Por qué no podrían haber dos figuras primarias, en caso de haber dos personas cuidando por igual? Pero bueno, de momento me fío, y pensaré en que sí existe una figura primaria).

3- No sé si, cuando crezca, preferirá jugar conmigo. Desde luego un bebé no es como un objeto de esos "made in China", con un chip igual al de restos de bebés. Puede ocurrir que el bebé quiera estar conmigo y luego jugar con la madre. Puede que el bebé quiera estar con la madre y luego jugar conmigo, como tú dices. Puede ocurrir que quiera estar con los dos y luego jugar con los dos. Y puede que quiera estar con uno o con ambos, y cuando crezca no quiera vernos en pintura. No me gusta eso de "él bebé hará..."; porque no, un bebé no todos los bebés tienen un chip fijo, ni todas las mujeres, ni todos los hombres. Pueden haber casos como el de Misteriosa; y pueden haber casos como el tuyo... Y millones de casos. Fijémonos en cada caso en particular, y no agrupemos; que eso es justamente lo que crea problemas en las familias, que se da por hecho que algo es natural... y luego resulta no serlo tanto.

Enrique dijo...

4- Dices: "Lo que no me gusta de tus planteamientos es el victimismo del que haces gala. Todavía no eres padre y sufres porque hay sexismo en los temas de crianza. Ese sexismo, te lo aseguro, lo han creado los hombres que no han querido involucrarse. Tú lo pintas como si las mujeres nos guardáramos para nosotras ese tesoro, y no es así".

Vayamos despacio: Victimismo, haberlo lo hay. A causa de hombres que a lo largo de la historia no han querido ser padres; pero lo hay. No me importa el origen; me importa el hecho. Yo no soy aquellos hombres. Yo soy un individuo totalmente independiente de aquellas personas, y no tengo por qué cargar con la culpa de gente ajena a mi vida y mi contexto histórico.

5- Es cierto, todavía no soy padre. Pero si todo va bien, es posible que en un futuro lo sea. Y desde luego no voy a quedarme de brazos cruzados esperando a que llegue el momento, y luego por allá entonces comienzo a moverme. No. Pienso que para ser madre/padre hay que estar concienciado establecer unas metas y objetivos, y tener la mente bien clara y abierta. Teniendo el chip de padre o madre solamente cuando la mujer ha dado al luz, o cuando se ha adoptado, opino que eso es lo que llena de estrés a muchas familias, que se hallan en una nueva situación, y desinformadas.

Porque, por esa regla de tres, como aún no soy padre y por ende no debería preocuparme, entonces, como aún no ha llegado junio, no me preocuparé por los exámenes, y sólo entonces cuando llegue el momento estudiaré... con lo cual, sin dudarlo, suspenderé, por retrasar mis estudios hasta el último momento.

6- Yo no he dicho en ningún momento algo que viniese a significar "que las mujeres os guardéis ese tesoro". Si así lo he dicho, por favor, me gustaría que me indicases dónde. Creo que es una interpretación tuya. Pero mi queja es ante la sociedad, ante un modelo establecido socialmente. No es una queja hacia las mujeres ni hacia los hombres, ni hacia personas en concreto: es una queja ante el sistema.

Enrique dijo...

7- Dices: "Ya me gustaría a mí que se fuera más raticos con su padre, pero si está mamá, mi hijo quiere estar con mamá".

Nuevamente repito que esa es vuestra situación; pero no es un contexto generalizable a todas las familias. Hay familias en las cuales el niño o la niña elige al padre; en otras, como es tu caso, a la madre; e incluso en otras, como ocurrió en mi familia, con mi hermano, es que éste me eligió a mí. ¿Por qué? Porque no hay una pauta (pre)establecida ni natural. Hay un contexto determinado, que variará en función de cada familia y cada bebé. Cada ser humano es un mundo.

8- Asimismo, también comentas: "Si te fijas en los post de Armandilio, de Bebésymás, él es un padre muy volcado en la crianza, y al mismo tiempo reconoce el papel fundamental de la madre.

Yo en ningún momento he tratado de desprestigiar a la mujer ni quitarle importancia. Simplemente otorgo a otras personas el mismo valor que a la madre.

Lo que trato de hacer es algo así como lo siguiente:

Supongamos que en un pueblo constituido por 100 habitantes, sólo una persona es buena; y las otras 99, malas.

No es lo mismo decir que a la persona buena hay que convertirla en mala (que es lo que entiendes de mí), que convertir a las 99 personas en buenas, al igual que la persona número 100 que era la única buena.

Espero que el ejemplo sea bueno y me explique bien. No se trata de reducir a la madre, sino de elevar al padre y a otros/as cuidadores/as.

9- Por último, dices: "Sigue su ejemplo y sufrirás menos".

Quizá es simplemente una interpretación mía, pero me parece una frase con un tono arrogante y prepotente. Discúlpame si la interpretación es errónea.

Pero sí voy a decir una cosa: No me importa. Me da igual "sufrir". Tan solo soy, por hacer la comparativa, un ateo en medio de una sociedad religiosa, que en buena parte, además, es radical, y no acepta que sigas otro modelo u otra ideología, aunque eso no influya en su vida; aunque seas abierto y tu modelo también permita el suyo, porque lo que ellos/as dicen, es lo único bueno, bonito y verdadero, y lo único que cabe en el mundo. Pero pienso como pienso, y aunque me fastidie más que amoldarme "a la religión donde todo es bello hasta que te encuentras con que a ti no te ocurre lo que te contaron que debía suceder", yo lo tengo claro: prefiero morir de pie, que vivir arrodillado.

Besos.

Anónimo dijo...

Cristina , no creo que la culpa sea de padres ni de madres , la culpa , como todo es el sistema el conjunto.

Kxll

misteriosa dijo...

Enrique, creo que estás cayendo en varias contradicciones:

Aquí dices textualmente:

"Yo en ningún momento he tratado de desprestigiar a la mujer ni quitarle importancia."

Sin embargo, en el blog de Ana, por ejemplo dices:

"no considero la figura de la madre como necesaria. Cuando algo se necesita es porque sin eso no puedes sobrevivir. Un bebé puede sobrevivir sin madre.

Por eso para mí no es necesaria."

O sea, no quieres quitarle importancia pero dices que no es necesaria. ¿En qué quedamos, es importante o no lo es?

Aquí dices:

"Quizá es simplemente una interpretación mía, pero me parece una frase con un tono arrogante y prepotente."

En mi blog dices:

"Si las respuestas son sí, he de informarte que todo ello es artificial. "

¿Esto no es también un poquito prepotente? ¿De verdad crees que tienes que venir tú a decirme lo que es natural y lo que es artificial? Si no quieres prepotencia, no la uses tú tampoco ,porque francamente, creo que en algunos mensajes tuyos también la usas. Rebaja un poquito el nivel, si no, no me parece justo que pidas para ti lo que no aplicas a los demás.

(sigue)

misteriosa dijo...

También quería comentarte algunas cosas más:

Te quejas de las "radicales crianza natural", pero son actitudes como la tuya las que hacen que la gente se radicalice. Creo que te ocurre como a mucha gente, que ha oído campanas y mete todo en el mismo saco (es curioso, justamente hace unos días en varios blogs se debatió si existía el pack completo teta-colecho-porteo-no vacunas-vegetariano-y algo más), y creo que tú oyes que alguien hace una de esas cosas y ya le adjudicas el pack entero y la tachas de "radical". ¿Por qué digo que tu actitud hace que la gente se radicalice? Te pongo un ejemplo: Imagina que alguien viene a tu blog y te suelta: "Los colegios no son necesarios, los niños pueden vivir perfectamente sin ellos". ¿Acaso no te sentirás tentado de defender el colegio con uñas y dientes? Fíjate, que simplemente puse un mini-post en apoyo al homeschooling y ya viniste a decir que hay que ir al cole. Te metes en el blog de una madre y lo primero que dices es que el bebé no necesita a su madre. Y por supuesto, luego las radicales son ellas ¿no? Pues perdona, pero tu actitud también es algo radical, desde mi punto de vista, claro. (Y el caso es que, igual que se puede sobrevivir sin madre, tambien se puede sobrevivir sin ir al cole, tan cierta es una cosa como la otra).

Una pregunta: Dijiste que puede ser que una madre no quiera dar el pecho pero que no le importe extraerse la leche para dársela en biberón. Me encantaría que tú o alguien me explicase qué motivos puede tener alguien para no QUERER dar el pecho, pero que al mismo tiempono le importe estar todo el día (y la noche) enganchada al sacaleches. De verdad, es curiosidad, ya que todas las motivaciones que conozco para no querer dar el pecho también son incompatibles con extraerse suficiente leche.

Y por último, otra cosa más: Ya sé que yo no soy nadie para decirte (ni mucho menos exigirte) lo que debes decir y lo que no. Pero veo que muchas veces dices que alguien podría "cederte" leche materna si por ejemplo, a tu mujer no le apetece extraérsela. Me ha quedado claro que tú quieres algo y que el resto del mundo puede esforzarse mucho para complacerte. La cuestión es ¿hasta dónde estás dispuesto a esforzarte tú? Es que, y perdona la palabra, me parece un pelín caradura eso de "a mí no me apetece, y entonces que lo hagan los demás". Si lo trasladáramos a dinero, es como si alguien me dice: "Me apetece mucho comprarme tal cosa, pero no me apetece trabajar, podrías tú darme el dinero necesario". Y ¿qué quieres que te diga? Yo no te lo daría... No quiero decir que no encuentes a alguien que te lo de, y si es así, fantástico, yo no me interpondré, pero digo que me extrañaría mucho que encuentres a alguien dispuesto. Creo que te haces demasiadas ilusiones, te imaginas demasiado en color de rosa lo de "la tribu que ayuda", y mira, en realidad a mí esta idea me tiene muy hartita, porque muchas veces lo que ocurre es que siempre son los mismos los que dan y los mismos los que reciben, y tú te pasas el día dando dando dando, y luego para un día que necesitas algo estás más solo que la una, así que ya me he cansado de tanto dar porque sí. No me importa dar a gente que de verdad lo necesita, pero "porque no me apetece?" pues a mí tampoco.

Un saludo!

misteriosa dijo...

Se me olvidaba una contradicción:

Por un lado te quejas de que hay quien te dice que, como padre, sobras. Pero por otro lado tú vas a una madre y le dices que su bebé no la necesita. Pues si la madre sobra, el padre también, ¿no?

Es que, chico, de verdad, para integrar al padre, no hace falta usar unos argumentos tan brutos y tan excluyentes como los tuyos. Eso me suena más a "quítate tú para ponerme yo".

Y esto te lo digo de corazón: Aunque comparto el fondo de tu lucha, con estos argumentos, dudo mucho que llegues muy lejos.

Un saludo!

Enrique dijo...

Misteriosa, creo que no caigo en ninguna contradicción.
Según el diccionario, necesario significa:
1. Que inevitablemente ha de ser o suceder.
2. Que es indispensable, o hace falta para un fin.
Sin embargo, tentemos otra palabra que es “útil”, la cual significa:
1. Que produce provecho, comodidad o interés.
2. Que puede servir y aprovechar en algún orden de cosas.
Y la palabra que tú empleas en la pregunta es “importante”, para lo que hay que analizar “importancia”, cuyo significado es:
Cualidad de lo que es muy conveniente o interesante, o de mucha entidad o consecuencia.
En la vida hay muchas cosas innecesarias, pero importantes y útiles, como un coche, por ejemplo. Un coche, para vivir, es innecesario, pero es muy útil para tener desplazamientos más cómodos.
Por eso yo digo que la madre (y el padre) es innecesaria, en tanto que para el fin de sobrevivir no es precisa, pero eso no significa que no sea importante, y que es mucho mejor tener madre y que esté con el bebé. Por eso no quito importancia, quito la concepción ideológica de que es la única persona que puede hacer algo, y que es indispensable para la vida y supervivencia del bebé; porque, efectivamente, si un bebé sobrevive con su madre, y otros tantos viven mejor si no está su madre (por ejemplo, los bebés cuyas madres les maltratan), entonces es que no es necesaria, pero eso no significa que no sea útil e importante. E ídem digo del padre: es innecesario, pero, al igual que la madre, es mejor si está que si no está.
En cuanto a lo de la prepotencia… Quizá en esa frase me excedí. En serio no la indiqué con prepotencia, simplemente quería dar mi opinión. La escribí de un modo inadecuado, pensando que no la podrías interpretar como si fuese con arrogancia. Ése es uno de los problemas del lenguaje escrito. Por ese motivo yo no le he indicado a Cristina que “lo interpreto” con arrogancia y prepotencia, no que sea arrogante y prepotente. Y si en algún momento sueno así, por mi parte no hay problema en que me lo hagas saber, y me fijaré un poco mejor en el modo en que escribo las frases, para que no den lugar a confusiones. No obstante, al decirme esto, acabas por ser tú quien se contradices, porque, expresamente, dijiste en tu blog: “Enrique, del blog Mejoremos la educación. Mejoremos nuestro futuro, se ha lanzado a hacer unas preguntas y comentarios muy interesantes, que creo que están dando lugar a un debate, ante todo, educado, razonable, y en el que quien quiera ha podido dar su opinión sin faltar al respeto a nadie, introduciendo distintos puntos de vista,...”. Es decir, según tú, primero dices que el debate es “educado, razonable […] y sin faltar al respeto”, pero ahora resulta que sí fui arrogante y prepotente…

Enrique dijo...

Sigo:


No creo que meta todo en un saco. De hecho, yo no ha hablado de nadie en particular. Simplemente he hablado de “radicales”. Y al decir radicales, no he hablado de ninguna otra característica más; simplemente he dicho radicales. ¿Y, de qué radales hablo? Pues, como ya comenté en otras entradas, de esas personas que tratan de impedir que otras personas puedan seguir su camino. Es decir, no entiendo por radicales quienes hacen algo en particular de lo que promueven (como no vacunar, por ejemplo, con lo cual no estaría de acuerdo), sino que insultan y se lanzan contra quienes no siguen su modelo. Es decir, no se trata de una serie de características que siguen y que va todo en un saco; sino de gente que “desgarra” los sacos de otras personas cuando esa gente no se ha metido en su vida, ni les afecta lo más mínimo, ni afecta a sus hijos/as, sino que le dan lo mejor que pueden. ¿A ti te afecta que otra familia, por necesidad, utilice leche de fórmula? Supongo que no. Pues bien, a esos/as radicales de quienes hablo, parece sí molestarles, y no entiendo por qué. Es contra esos/as radicales de quienes me quejo; no de quien sigue la crianza natural, o la crianza con apego, y otras cosas. De hecho, te recuerdo, que estoy a favor de ello.

Sinceramente, si me dijesen que la escuela es innecesaria porque se puede sobrevivir, respondería con afirmación: sí, la escuela es innecesaria. De hecho, nunca he dicho que sea necesaria, ni que sea el único método y el homeschooling deba eliminarse. Si relees mi comentario en tu entrada, podrás ver que en ningún momento he dicho que los niños deban o tengan que ir a la escuela, sino que considero que es mejor. Pues lo mismo opino de la madre y el padre: que, simplemente, es mejor; no que sea una obligación, ni lo único que pueda haber.

¿Qué motivo puede haber para no querer dar el pecho, pero utilizar el biberón? Con eso me refiero a, entre otras posibilidades, por ejemplo, a si el bebé pone nerviosa a la madre por cualquier motivo; o a si la madre quiere trabajar, pero tiene que dar el pecho, y ve que es mejor utilizar la leche natural (con la cual estoy más a favor). Así que decide dar el pecho cuando está en casa, pero en lugar de quedarse en el hogar, va a trabajar y deja al bebé con alguien, y para esta tercera persona pueda dar al bebé leche natural, se saca la leche. Quizá tengo mucha imaginación, pero puede ser una posibilidad, ¿no?

Enrique dijo...

(Olvidaba decirte: Es decir, no me quejo de las radicales crianza natural, como tú dices; sino de las radicales anti otro sistema que no sea el natural, y que con ello sólo destrozan familias que necesitan recurrir a lo no natural).

En cuanto a lo "ceder algo de leche", la verdad es que a veces lo pienso y me parece quizá un simple capricho absurdo. Desde luego, Misteriosa, yo nunca he dicho que sea algo que las demás personas deban hacer por mí. No obligo a nadie.

Pero imagínate (sí, ya sé que las posibilidades son pequeñas, pero poder puede ocurrir); imagínate una familia en la que la madre coge síndrome post-parto, y es mucho mejor que el bebé tome leche natural, y la madre, a causa de dicho síndrome, odia al bebé y no quiere dar el pecho (y no es un "no me apetece", sino que la pobre mujer, contra su voluntad, ha caído en un síndrome que ella no ha elegido, y por lo que no tiene culpa). ¿No puede pedir, entonces, el padre por ejemplo un poco de leche natural para alimentar al bebé con algo mejor que la leche artificial?

Sé que puedes decir que me pongo demasiado "fatalista", pero es que las fatalidades existen. Como ves, no me pongo en un "mundo de color de rosa", sino en un mundo en el que existen casos en los que todo es de color de rosa, y casos en los que hay unos problemas que no te puedes imaginar (y créeme que casos fatalistas existen miles; no es que me los invente).

Por último, cuando me quejo de que se dice que el padre sobra, me refiero a que la sociedad tacha al hombre no sólo como innecesario, sino que también como inútil y nada importante.

Como ya te he dicho, que diga que la madre no es necesaria, no quiere decir que sobre. Yo trato de sumar a la gente; no de quitar a unos para poner a otros, que es lo que realmente hace el sistema: poner a la madre e impedir que se acerque alguien más.

Besos.

misteriosa dijo...

Una cosa está clara y creo que nadie lo negará: la madre no es imprescindible, ni el padre, ni los abuelos, ni los tíos, eso está claro. Pero me ha parecido un poco fuera de lugar ir a soltarlo a bocajarro al blog de una madre. Es como si yo me meto en un blog de forofos del Real Madrid y les digo "Se puede vivir sin fútbol", jolín, ya lo saben, y me parece fuera de lugar ir yo a decirles eso. Me pareció un poco mal tus formas, la verdad.

Tienes razón en que entonces no te dije lo de la prepotencia y ahora sí. Entonces dí más importancia al mensaje completo. Ahora, me pareció leer una cosa en el blog de Ana y aunque lo he buscado no lo he encontrado, por eso no lo he citado, porque podía equivocarme, y he encontrado esto otro, que sí me parece un pelín pasado de rosca. Es decir, si lo dices una vez, se te puede pasar. Pero al verlo otra vez, ya me ha parecido excesivo. Pero como ya he dicho, no sé si es que ahora no lo encuentro o lo leí mal, era algo así como "El bebé no necesita a la madre. Sí, habéis leido bien: el bebé no necesita a la madre". Creí leer eso, pero no lo doy como prueba pq no lo he vuelto a ver.

Contestas a ¿Qué motivo puede haber para no querer dar el pecho, pero utilizar el biberón? Entonces entiendo que me hablas de lo que ya hacen muchas: Que dan el pecho, pero dejan algo de leche para unas horas en que ellas están fuera (y si esas horas fuera son muchas se llevan el sacaleches y la neverita, entre otrsa cosas para mantener la produccion, que si no, se reduce), no te refieres a todas las tomas; es que es lo que me pareció entender, disculpa si fue un malentendido, entendí que no quería dar el pecho ni una sola vez pero al mismo tiempo no le importaba extraerse la leche todo el rato, y no lo entendía (ni lo entiendo).

Y por último, respecto a la depresion post-parto, veo bien lo que dices, siempre y cuando también se incluyan medidas urgentes de apoyo a la madre: en la que te recuerdo, acaba de ser madre, seguramente quería mucho tener ese bebé, y por tanto debería ser prioritario tratar de "reconciliarla" con su bebé, no separarlo muy lejos de ella mientras ella, en sus ratos buenos, pone la lavadora (que es lo unico que insinúan muchas veces, abuelas y demás). Y aunque este caso lo entiendo, sí te he leído decir que tal vez, a la madre "no le apetece" extraerse leche, y en ese caso, el banco de leche, podría cederle leche al padre; y de verdad, que si alguien quiere cederla, seré la primera en aplaudir, pero si nadie quiere hacerlo, también lo entiendo perfectamente, y espero que nadie las tache de egoístas ni nada parecido.

saludos

misteriosa dijo...

Enrique, antes he contestado muy deprisa y creo que me he olvidado algunas cosas. Además, quería decirte que espero entiendas la inicial agresividad de mis mensajes, pero es que estuve varios días casi sin mirar internet,y vi todo el sarao que se había montado en el blog de Ana, y me sentó un poco mal, porque a ella también le pasa que hay gente que la malinterpreta, se pasa el día explicándose y pidiendo disculpas, y me sabe mal que luego la gente le entre tan a saco. Yo no comparto todo lo que ella dice (bueno, no comparto todo lo que dice ningún blog que sigo, por eso cada persona es un mundo), pero me sabe mal muchas veces lo que veo que le dicen así que me he sentido en la necesidad de decir algo.

A la pregunta de si me molesta que haya gente que use leche de fórmula: No, no me molesta. Y creo que en Occidente somos muy afortunados de tenerla, ya que si no fuera así, en los casos en que no se puede dar, ¿qué haríamos? (En el caso de que no existiera, sería difícil que alguien se planteara "no quiero darla", por eso me refiero a cuando no se puede).

Y una cosa más que he pensado esta tarde: Sobre lo de la depresión post-parto. Pues no sé cómo funcionan los bancos de leche exactamente, no sé quién pide la leche, quién la recomienda, ni quién la autoriza, pero no me sorprendería que en un caso como el que has descrito, el banco de leche de la leche. Es que están para eso, para los casos de auténtica necesidad. (Pero no lo sé).

saludos!

Enrique dijo...

Misteriosa:

Antes de nada, sé que me he pasado un poco. No es excusa, pero entre los nervios que he tenido esta semana, entre que hace casi nada que he terminado los exámenes, y entre que alguna que otra comenzó pasándose (sí, ya sé que es infantil lo de "ha empeñado ella; pero es verdad xD), pues la conversación subió de tono.

Y sí, puede que me pasase un poquito también en tu blog aquella vez. Por aquel entonces pensé, sin haberte leído, que serías de esas radicales, y ciego por prejuicios, me tiré a saco... Discúlpame. Te pido perdón. Hasta Kxll ha acabado diciéndomelo esta tarde, que me estaba pasando. Lo siento mucho, de veras.

En cuanto a lo de "El bebé no necesita a la madre. Sí, habéis leido bien: el bebé no necesita a la madre"... no recuerdo haber dicho eso. En serio, no lo recuerdo. Vamos, esa frase sí que me parece muy pero que muy subida de tono, y vamos, no creo haber llegado a decir eso. Buscaré entre los comentarios. Espero no haberlo hecho, porque vamos, es que no me lo creo...

El malentendido queda disculpado. Muchas veces ocurre eso, que escribimos deprisa o pensando que se entienden con poco que hayamos escrito, o leemos los comentarios deprisa, y se llegan a confusiones. Es totalmente normal y comprensible.

Lo de las medidas de apoyo a la madre, yo también las veo perfectas. De hecho, incluso he estado estudiando un poco estos días sobre educación prenatal, la cual, según los estudios, reduce el número de depresiones post-parto, genera una mayor autoestima en la familia, hay mejor comunicación con el bebé y con la pareja, las madres deciden prolongar más la lactancia, los bebés salen mejor desarrollados, y también estaría bien ese tipo de programas, pienso yo.

No, no voy a tachar de egoísta a nadie por no querer ceder leche. Es algo que está relacionado con el cuerpo de la mujer, y hay que respetarlo.

Saludos.

Bastadesexismo dijo...

Uf, pobre Enrique... no sé muy bien en qué te has metido, no he leído el blog de Ana en cuestión ni sé lo que ha pasado, pero me suena a que te metiste con las feministas de la diferencia, y es muy difícil el diálogo, porque creo que hablamos idiomas muy distintos.
Según lo que tengo entendido, el feminismo de la diferencia sostiene que las mujeres somos diferentes por esencia, en nuestra biología, nuestras hormonas, etc., y que esa diferencia pasa por la maternidad (embarazo, parto, lactancia, etc.). Y reivindican esa supuesta diferencia fundamental con los varones como algo que nos caracteriza.

Si les sacás esa exclusividad de la maternidad, sacás lo que supuestamente nos diferencia de los varones, sacás ese "plus" que nos da, supuestamente, el tener un útero y hormonas "femeninas". Y sacás lo que, para muchas mujeres, representa el centro de su vida, y le da valor y sentido. Si les decís que su papel lo puede asumir otra persona, se sienten frustradas porque quieren creerse dueñas exclusivas de un poder y una sabiduría sobre sus bebés. Lo cual no resiste al menor análisis si hablamos de bebés adoptadxs, por ejemplo. ¿En qué la madre adoptiva cumple una función distinta a la del padre adoptivo? Si sacamos lo "natural" del embarazo, el parto y la lactancia, ¿qué rol exclusivo queda para la madre adoptiva?

En fin, entiendo tu frustración y tu enojo, porque es el que yo siento, pero al revés: me excede que me consideren a priori como mejor preparada para ocuparme de un bebé, solamente porque tengo útero y tetas. Y sé que gran parte de mi rechazo de la maternidad viene precisamente de esa imagen de exclusividad, sacrificio y abnegación que se le da.

Te recomiendo el último libro de Elisabeth Badinter sobre la maternidad, no sé si ya hay traducción al español, pero valdría la pena.

Enrique dijo...

Basta:

¿Te refieres al de "L´Amour en plus", cuyo título en español es "¿Existe el instinto maternal?", o ha salido uno nuevo?

El que te menciono ya lo he leído, y si, merece la penal. Pero si ha salido otro nuevo, no conozco el título.

Tal vez te refieras al de "Le conflit, la femme et la mère". ("El conflicto, la mujer y la madre").

Baisers.

Cristina dijo...

En fin. No quiero dedicar mucho más tiempo a esta polémica. Además creo que Misteriosa ya ha contestado muy bien.
Enrique, tal vez he pecado de prepotente. Pero te aseguro que me he tenido que contener para no darte más "lecciones". Y viendo ahora tus comentarios y los del blog de Ana pienso que arrogancia es lo que a ti te sobra a raudales. Así que me permito un poquito más de prepotencia, para compensar: me parece que eres muy joven, y ya te consideras experto en un tema sólo porque te has leído muchos libros. Yo, personalmente, no te considero experto en nada. De hecho, me parece que tienes un interés desmesurado por los temas de crianza, como si hicieran falta 4 másteres para ser padre y tu quisieras la Matrícula de Honor.
No estoy en absoluto de acuerdo contigo ni con Bastadesexismo ni con Elisabeth Badinter, por supuesto. Yo creo en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero biológicamente somos distintos. Y sí, creo que tener útero y tetas (y prolactina y oxitocina a raudales) me da cierta ventaja evolutiva frente al padre de la criatura. Pero no es el único factor. Hay madres que maltratan y madres adoptivas (como la mía) y padres solteros y muchas familias más. El amor es otra cosa y es patrimonio de todos. Pero una mujer "normal", con su útero y sus tetas y su programación genética, es el mejor entorno a priori para la crianza de un niño. Si eso falla, hay alternativas. Claro que sí. Pero no tiréis por la borda toda la teoría de la Evolución, por favor. Que todo no es cultura.

Enrique dijo...

Cristina:

Dado que el tema se ha alargado más de lo suficiente (empezando por el blog de Ana y pasando por aquí), y con tu anterior comentario, aunque no es nada ofensivo, lo único que hace es alargarlo más y calentar más el asunto, considero más apropiado no publicarlo y dejarlo todo como está.

No obstante, en caso de que prefieras que lo publique y que esto se alargue, lo mantengo guardado durante unos días. Si deseas que lo pubolique y seguir con el tema, lo hago; si, por el contrario, como opino yo, consideras también que es mejor dejarlo como está, entonces los dos de acuerdo, y asunto finalizado.

Saludos.

misteriosa dijo...

Hola Enrique:

Por mi parte, disputa zanjada. Tenía mis dudas sobre si decir algo más o no, pero como veo que dices que se alarga, pues también me apunto al No.

saludos

Enrique dijo...

Gracias. Por mí se alargaría, de verdad que no me importa. Pero tengo que hacer trabajos y estudiar, y no puedo quitarme el tiempo en acabar escribiendo otra vez lo mismo.

Porque sé que al final los comentarios van a ser cíclicos.

Besos, y gracias a todos/as por participar.

Cristina dijo...

Hola Enrique. Entiendo que no quieras alargar más la polémica. Pero me parece contrario a la libertad de expresión, además de poco serio por tu parte, censurar un comentario que tal vez no te deje en buen lugar. Sobre todo, cuando sí has publicado que yo había sido arrogante. Publicar no quiere decir que tengas que responder, ¿no? Pero en el fondo es mejor que no sigamos con esta historia. Hubiera preferido que no me censurases de primeras, pero ahora ya me da lo mismo.

Bastadesexismo dijo...

Hola Enrique,
Sí, hablo del último, "Le conflit, la femme et la mère". No creo que haya salido en castellano todavía. Muy recomendable.
Saludos!

Enrique dijo...

Bastadesexismo:

Gracias.

Enrique dijo...

Cristina:

1- Arrogancia es lo que le sobra a toda persona que no piensa igual que uno/a mismo/a. Al fin y al cabo, tú lo has dicho: soy demasiado joven. Para otros/as, seré demasiado mayor para ver series de anime japonés. Para otros/as, seré demasiado estúpido, porque si pienso como pienso, se debe a que, según ellos/as, "estoy desinformado". Para otros/as, seré "un marica" por gustarme los niños y las niñas. Para otros/as, seré un subnormal por defender los derechos del hombre y la mujer. Todo depende de como se mire. Pero el caso es siempre que alguien no piensa igual que tú (y sobretodo que se defiende ante los ataques de otras personas; porque, Cristina, no fui yo quien empezó con la arrogancia; yo sólo seguí el juego -sí, como un chicote pequeño-, pero al fin y al cabo lo único que hice al principio fue defenderme de un ataque hacia mí, y no hacia mi idea -lo que se denomina, si mal no recuerdo, falacia ad hominem-). El caso es que siempre eres demasiado algo para hacer lo que haces; pero uno/a mismo/a es lo más guay del Paraguay.

No, no me considero un experto. Y creo que lo he dicho en más de una ocasión. Para empezar, este blog es más bien para mí, y no para quienes lo siguen. Me sirve para estudiar, para repasar cosas de cursos pasados y para obligarme a buscar información. Y, ¿sabes una cosa? Me va de maravilla. He conseguido hacer que mi media suba del 8. Así que seguiré con esto.

3- No, no hacen 4 Másteres para ser padre o madre. Por desgracia, lo único que hace falta es ser fértil y pasar un buen rato; porque hay gente que tiene menos conciencia que un infante, y no debería ser padre/madre. Ahora bien, te aseguro que si no hiciese falta saber cosas, no habrían padres y madres que acuden a libros, blogs, o gabinetes psicopedagógicos.
Sí, tengo un interés desmesurado por la crianza; principalmente porque en ese área quiero especializarme.Pero, ¿y? ¿Te molesta que me guste? Al fin y al cabo todos/as tenemos un interés desmesurado por algo. Pero tranquila, lo mío no es solo crianza. También tengo un gran interés por el kárate, el ajedrez, la lectura...

Ahora, no sé quién eres tú para reprocharme eso, cuando tú también tienes un blog y visitas otros blogs de padres y madres...

4- No todo es cultura. Pero no creo que la evolución haya hecho al hombre y la mujer más capaces para unas materias y no para otras. Eso me parece un cuento chino de la sociedad sexista y patriarcal. Una forma más de tenernos enfrentados y en evitar que pensemos en igualdad de derechos.

Pero bueno, lo que ocurre es que no interesa sacarlo a la luz. Al fin y al cabo, la gravedad no existía hasta que lo dijo Newton; y la Tierra era plana y se había creado en 7 días porque lo decía la Iglesia.

5- ¿Contrario a la libertad de expresión? En absoluto. Si así fuese lo habría borrado; pero, como ya te dije, lo he guardado, por si querías seguir. Veo que quieres, así que lo publico.

Para mí publicar sí es responder. Y bueno, eso he hecho.

Saludos.

Cristina dijo...

Bien, Enrique. Veo que no somos tan diferentes. A los dos nos encanta entrar al trapo...
Prefiero zanjar el tema fumando la pipa de la paz, porque creo que en persona nos llevaríamos bien.
Mea culpa por la arrogancia, es que me había picado. Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno.
Yo también tengo un interés desmesurado por ciertos temas. Eso no es un problema, espero. Lo que tenemos que evitar (tanto tú como yo) es creernos por encima de otros por haber leído mucho. No sé si me explico. De verdad que te lo digo porque es un defecto que compartimos. Sin querer, al sentar cátedra, dejamos a los demás por debajo. Yo intento evitarlo, por lo menos.
También respeto tu visión de la igualdad de sexos. Pero respeta tú la mía: igualdad de derechos, sí; igualdad biológica, no gracias. Eso no tiene por qué ser malo, creo yo. Al nuevo machismo también le interesa que la mujer se masculinice, que ya no tenga nada propio. Porque la crianza y la maternidad suponen un poder, al fin y al cabo. Lo que hay que hacer, bajo mi punto de vista, es feminizar al hombre para acabar los dos en el centro, compartiendo la crianza y asumiendo en cada pareja el rol que más se ajuste a ella.
El papel de la madre sigue siendo fundamental. Ahora hay que conseguir que el del padre también lo sea, sin restarle nada a nadie. Sólo sumar, y ganarán nuestros hijos.
Perdona el rollo, pero es que estos debates me van...
Espero que estemos en paz. Por mi parte, así es.
Un saludo.

Enrique dijo...

Cristina:

Te doy toda la razón cuando dices que "al sentar cátedra, dejamos a los demás por debajo". Lo admito, a veces me gusta hacer notar que leo desmesuradamente.

Y sí, trato de evitarlo, principalmente desde que empecé a estudiar pedagogía, y aprendí que lo mejor no es considerar a los alumnos como gente "vacía a quien hay que llenar", sino personas que también tienen ideas, conocimientos previos y emociones, y que lo mejor es compartir opiniones y experiencias, y construir conocimientos entre todos/as juntos/as.

Comparto tu teoría a medias; porque yo no estoy ni co nel feminismo de la igualdad puro, ni con el feminismo de la diferencia.

Yo no pienso que hombres y mujeres somos iguales. Yo lo que pienso es que todo ser humano que hay sobre la Tierra es diferente (el código genético ya es la primera diferencia; así que no podemos decir que somos iguales). Pero yo no trato de distinguir entre hombres y mujeres, sino entre personas y personas.

Una mujer por ser mujer, pienso, no tendrá unas habilidades específicas; ni si quiera la maternidad, porque existen mujeres infértiles y estériles.

Un hombre, por ser hombre no tendrá también habilidades específicas.

Para mí hombres y mujeres no son iguales; pero tampoco diferentes. Son individuos independientes, diferentes entre hombres y mujeres, entre hombres y hombres, y entre mujeres y mujeres.

Por eso yo opino que no hay que masculinizar a la mujer ni femeneizar al hombre. Bajo mi punto de vista, hay que borrar de la historia los conceptos "masculino" y "femenino", y dar paso a que cada cual siga su propio camino.

Para mí una mujer no es femenina y el hombre masculino; y no existen mujeres que se vuelven masculinas, ni hombres que se vuelven femeninos. Yo pienso que cada cual es como es, y ya está. Su comportamiento, su forma de pensar y sus habilidades no son típicas de un sexo u otro, sino de sí mismo.

Aunque tú y yo podamos aprender inglés, jamás hablaremos el idioma por igual.

A eso me refiero: hombres y mujeres, todas las personas, pueden aspirar a ser iguales, pero a la vez siempre serán diferentes.

Por eso yo no pienso que el papel de la mujer es fundamental, porque para mí no existe un papel específico de LA mujer, ni DEL hombre. Yo creo que existe el papel específico de CADA mujer y CADA hombre.

Y sí, por mí ya está la paz también.

Besos.

Anónimo dijo...

Cristina.

Personalmete , no creo que en estos momentos conozcamos exactamente nuestras bioquímica (y más teniendo en cuenta lo poco imparcial que ha sido la ciencia sobre este tema a lo largo de los años , cuando interesaba que la mujer trabajase era una cosa y cuando no la contraria).

Sabemos que la oxitocina es la hormona del apego pero no sabemos en que medida nos afecta.

Por ejemplo en los hombres también necesitan oxitocina para eyacular , si un hombre está con bebés también produce oxitocina , si un hombre convive con una mujer gestante le aumenta la oxitocina , pudiendo tener síndrome de Couvade ("embarazo masculino").

Los hombres producen prolactina después de eyacular (no se para qué evolutivamente hablando pero es la razón de que les entre sueño).

¿El sexo hace que los hombres se sientan más paternales?


En fin Cristina ; las hormonas no creo que estén completamente estudiadas.Al menos sabemos que nos podemos autoprovocar la creación de hormonas.


Kxll

misteriosa dijo...

Jo, ya que esto ha seguido un poco, dejademe decir algo más, y espero ya sea lo último:

No me cabe duda de que, si falta la madre y/o el padre, puede haber personas que se ocupen magníficamente bien del niño. Hace poco me contaron el caso de una pareja que tenía 2 niños: Trabajaban unos 5 meses al año, y el resto se iban de viajes por el mundo, dejando a los niños a cargo de los abuelos. Estoy convencida de que esos abuelos lo hacían estupendamente bien. Pero la cuestión no es si los abuelos pueden hacerlo bien o mal, la cuestión es que, si los padres están sanos, tienen pasta y han tenido los hijos porque ellos han querido, ¿por qué porras deben encargarse los abuelos? Es que en todo este debate ha faltado otra palabra, que es importantísima: la Responsabilidad. Y es que quien tiene un hijo, adquiere una responsabilidad. Y la adquieren los padres, no los tíos ni los abuelos ni los cuidadores ni la vecina ni el butanero, no, la adquieren los padres. Entonces no se me ocurre ningún motivo (salvo causa mayor, muerte, enfermedades graves, incapacidad) por el que sean otras personas las que se hagan cargo de esa responsabilidad. En mi humilde opinión, deben ejercerla los padres (y si les queda grande, pues entiendo que se equivoquen una vez y tengan UN hijo, pero ¿que repitan?, desde mi punto de vista eso es inaceptable).

saludos

Enrique dijo...

Misteriosa:

Estoy de acuerdo contigo a medias.

Por el momento, siendo la sociedad tal y como es, sí puedo decir que estoy de acuerdo que un/a hijo/a es responsabilidad de sus progenitores. Empero yo sueño con una utopía que se acerca al modelo social de algunos pueblos primitivos: los/as hijos/as pertenecen a la sociedad, y la sociedad al completo es responsable de esos/as niños/as.

Quienes les cuidan principalmente son su padre y su madre, pero cuando el/la niño/a quiere puede ir con los vecinos, con la gente de la casa de enfrente, o incluso conviven tíos/as, primos/as, etc, en una misma casa, y todo el mundo cuida de todo el mundo.

Como ya he dicho antes, es una utopía. Pero creo que es mejor modelo.

Por ejemplo, dos de las múltiples ventajas son que éstos/as aprenden de más gente, si la madre tiene problemas para dar el pecho, siempre está presente su hermana, su cuñada o una amiga para hacer de nodriza; o si el niño o la niña se siente mal con su familia, puede ir con sus vecinos y les acogen sin necesidad de leyes y jueces de por medio.

Besos.

Enrique dijo...

Dado que el tema ha dejado de ser lineal y circular, por mi parte no hay problema de que continúe.

Antes lo dije porque era todo el rato lo mismo, y encima no nos centrábamos en el tema en cuestión, sino en meternos los unos con los otros.

Pero creo que ahora está más interesante y más tranquila la conversación.

misteriosa dijo...

Pues sí, al final todo se ha relajado, supongo que a veces va bien desahogarse y sacar toda la rabia que uno lleva dentro (Os contaré 2 secretos: Sólo tuve broncazos con 2 amigas, desde entonces son con diferencia mis mejores amigas. En el trabajo hubo una vez un problemilla entre un colega - le llamaré G, y yo; una tercera persona escribió un e-mail bastante incendiario, desde entonces cada vez que G y yo hablamos por teléfono todo es "¿Cómo estás?, ¿Estás bien? No quisiera molestar pero...", vamos, un peloteo que no veas- dije que hablamos por teléfono porque él está en Las Palmas y yo en Mallorca).

Me gusta tu exposición, ahora me da pereza escribir porque es un poco tarde, asimismo tenía una entrada pendiente que refleja bastante bien esa situación, algún día la escribiré.

Pero recordaré, una vez más, que si bien suena muy bonito, tampoco conviene que nos hagamos demasiadas ilusiones. Yo, por ejemplo, estoy en el APA del cole, y poco a poco ya me voy dando cuenta que siempre son los mismos los que se esfuerzan y regalan parte de su tiempo para que esto funcione, eso sí, los demás en el bar se quejan que no veas... Si trabajas en un cole supongo que te llegarás a dar cuenta tú también.

saludos

Enrique dijo...

Sí, Misteriosa, es cierto, hay gente con un morro que se lo pisa. Por eso digo que es una utopía en la cual es preciso que primero la gente adquiera conciencia moral y se eduque adecuadamente.

Saludos.

Cristina dijo...

Poco más puedo aportar. Sigo defendiendo la mejor "cualificación" biológica de las madres para ejercer como tales, aunque luego no todas lo sepan hacer.
El cromosoma X está para algo, y nos otorga una serie de ventajas. También el Y tiene las suyas. La evolución de millones de años también nos ha conformado de determinada manera.
Pero dicho esto, después de todo somos libres. Libres de ejercer el papel que queramos. Nuestra biología cuenta, pero no debe ser determinante.

Enrique dijo...

Cristina:

Yo al ser humano lo veo como un ordenador.

Imagínate dos ordenadores, uno con una alta capacidad y otro con poca RAM.

La potencia del ordenador viene a ser la biología, y los programas que instales es la cultura.

Si instalas programas de hace 10 años, por muy bueno que sea tu pc no servirá para nada; mientras que al pc más flojo, si le pones los nuevos programas, que vayan a corde con su capacidad, al final te saldrá más rentable.

Por eso yo pienso que no hay que distinguir entre hombres y mujeres, sino entre personas y personas.

Aunque fuese cierto que el cromosoma X otorga ventaja (cromosoma que, por cierto, también tenemos los hombres), pienso que lo que juega realmente el papel importante es el programa que instales.

Ahora bien, pienso que en realidad no son más que bobadas. ¿Qué te parecería si yo dijese ahora que por ser bajito soy mejor que tú para un bebé? Y tengo pruebas de que las culturas en las cuales los hombres son bajitos y en los primates pequeños (como las titis), es el hombre el que más cuida y cría a la prole. Por ejemplo, puedo contarte a la tribu de los Pigmeos Aká, entre otras. Y yo, siendo bajito, también tengo gusto por los bebés.

¿A que te parecería absurdo el argumento? Sin embargo, sería totalmente lógico a la vez. Pues eso es lo que pienso de la teoría de la evolución. Han conseguido hacer que todo encaje, pero no tiene ningún sentido.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...