lunes, 15 de octubre de 2012

Hay tanto chicos como chicas que controlan... Pero ellas no lo saben.

Cuando hablo de amor libre, no dañino, sin control, sin maltrato..., lo hago siempre dirigiéndome a varones y mujeres indistintamente. Ahora bien, entiendo perfectamente que haya otras tantas personas que tiendan más a dirigirse a las mujeres que a los hombres, pues, aunque es igual de importante enviarle el mensaje tanto a la gente de un sexo como del otro, no podemos negar que tiene más urgencia hacérselo ver a ellas por una simple razón:

Por lo general, cuando un hombre es controlado, sabe que lo está siendo. Sin embargo, por lo general, cuando una mujer es controlada, ¡lo confunde con el amor!

Hay muchos hombres, cuando se habla del control que ciertos varones ejercen sobre las mujeres, que dicen: "¡Pero también hay mujeres que controlan!". ¡Muy bien! Estos hombres se dan cuenta de ello. Si una mujer les controla... lo ven. Pero... ¿Qué pasa cuándo esto le sucede a una mujer? ¿Sale huyendo de su pareja controladora? Muy raramente... Como he dicho atrás, las mujeres, por lo general, tienden a confundir el control con el amor.

Algunas frases piensan muchas mujeres:

- Está celoso porque me ama.

Según un estudio de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP), un 80% de los y las jóvenes considera que los celos son normales en las relaciones de pareja, y un 60% piensa que las mujeres necesitan el amor de un hombre para realizarse.

- Es normal que me diga cómo tengo que vestir... ¡Soy su novia y debo gustarle!

Según el mismo estudio, el 80% de los y las adolescentes de ambos sexos entre 12 y 18 años están de acuerdo en mayor o menor medida con que es deber de las chicas ''complacer a su pareja''.

- Ooohh, chica, ¡no veas qué mono es mi corazoncín! Ayer se enfadó conmigo porque estuve hablando con un amigo y se pensaba que le estaba poniendo los cuernos. Pobrecito él... Tuvo que pasarlo mal.

No, no es broma. He escuchado frases de este tipo en más de una ocasión...

Y, claro está, para alimentar su confusión, no faltan las frases de muchos chicos:

- Ay, cariño mío, te amo tanto que me gustaría sentirte de verdad cuando hagamos el amor. Por favor, deja que esta vez no me ponga el preservativo, que eso nos quita sensaciones y entonces ya no es tan romántico.

Disfrazar una controladora y peligrosa intención con el romanticismo es un buen truco que usa mucha gente  para obtener lo que quiere. 

Al fin y al cabo es la combinación perfecta que siempre se ha usado: Primero se inculca a las mujeres que no deben hacerlo más que con su pareja porque el sexo "es la muestra de amor más grande que una mujer puede ofrecer a un hombre", y luego se dicta que una chica que tiene novio no ha de negarse a tener relaciones porque con ello está demostrando "que no le ama".
 
- Perdona que me haya puesto tan furioso porque llevases el pelo tan suelto. Es que eres tan bella que a veces pienso que no eres para mí, que te merece más un hombre más guapo que yo, y tengo miedo de que otros chicos se fijen en ti. El amor que siento me ciega y por eso me pongo tan tonto. 

Este tipo de frases a mí siempre me dejan alucinando. Y es que es muy habitual que una persona celosa, controladora y/o maltratadora intente dar pena tras su agresión, tratando de parecer o bien el ser más bueno del mundo (si hace falta argumenta que lo que ha hecho ha sido por tu bien o porque no le quedaba más remedio), o bien el ser más desdichado del planeta para hablandarnos.

- ¿Cómo no voy a vigilar lo que haces? ¿Es que no ves que me haces daño cada vez que te juntas con otro tipo? ¿Cómo puedes ser tan insensible?

Es decir, lo típico que se promueve en la sociedad: "Estoy celoso/a, es cierto, pero eso es porque tú me das motivos. Es culpa tuya si me haces sentir mal y me obligas a espiarte". 

Otras veces, después de descubrir que leían tu correo, que vigilaban tus conversaciones, y de pretender dejar a sea persona por golpearte, controlarte o dañarte, pueden soltar la frase que más me hace reír por no llorar, pues es un truco que hace resaltar el sentimiento por encima de la razón para ponernos en un apuro:

No puedes dejarme. Me amas; me amas mucho y lo sabes. Tú y yo estamos hechos para mantener una relación para toda la vida. Si me dejas te dolerá, lo pasarás fatal y sufrirás más. Porque dices que no puedes estar conmigo, pero en realidad no puedes estar sin mí. Acéptalo. Sin mí no eres nadie.

Y en efecto, muchas chicas, como decía el estudio, piensan que necesitan a un varón para poder realizarse; que si no están en pareja no son nada ni nadie; que están mejor mal acompañadas que solas.

Por este motivo, aunque hay tanto chicos como chicas que controlan, dado que ellas son más propensas a no verlo o a no reconocerlo ni aceptarlo, opino que es normal que haya personas que tiendan a dirigirse más a mujeres que a hombres. Por supuesto, no voy a negar que visibilizar esto a los chicos es importante, pero urge más en las chicas, y por este motivo no me quejo de que así se haga muchas veces.

No obstante, no olvidemos que en esta sociedad los varones tienen un mayor dominio y que si ellos no ven las cosas, las palabras de las mujeres no les parecerán más que meros berridos y no las escucharán.

Por ello en este blog tiendo a hablar más sobre la problemática de las mujeres en general, pero siempre sin olvidarme de que en este mundo, aunque en menor medida y de un modo diferente, los hombres también padecen sus cosas. De ahí que también escriba para los chicos, pues, al fin y al cabo, la igualdad entre varones y mujeres aún no se ha alcanzado, y esto trae consecuencias negativas, a pesar de los privilegios masculinos, para ambos sexos. Y es que si no conseguimos que quien está arriba quiera dejar de dominar, la gente de abajo tendrá el camino más difícil. Es decir, que no sólo hemos de enseñar a las niñas a reconocer el maltrato y el control para que no se dejen pisotear, sino que también hay que enseñar a los niños de tal manera que no crezcan con prejuicios y estereotipos que les lleven a creerse dueños de sus parejas.

Y bueno, para terminar dejo una frase de Simone de Beauvoir:

"El día en que sea posible para la mujer amar, no por debilidad sino por fortaleza, no para escapar de sí misma sino encontrarse a sí misma, no para humillarse sino reafirmarse, ese día el amor será para ella, como lo es para el hombre, una fuente de vida y no de mortal peligro".

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Por una temporada salí con un chico celosísimo que se enojaba conmigo si me subía a un carro con amigos o si salía de la clase hablando con un compañero.

En una ocasión me hizo sentir mal porque no le dejé leer mis mensajes privados del face. Dijo que si no lo dejaba leer era porque ocultaba algo, que no era digna de confiansa, que las parejas buenas se muestran todo.

Tan boba lo creí!! Me dejé arratrar pensando que, bueh, el pibe no era malo, que solo celaba y controlaba por su amor. Que yo era culpable por ocultar! Me humilló, me insultó, me hizo sentir pésimo por querer estar con amigos....

Acabé en blogs que me abrieron los ojos. Lo dejé al fin

Espero no volverlo a ver más y encontrar uno mejor!!

Un besazo fuerte, amigo mío!
Saray

Marisa dijo...

Hola,

mis mas sinceras enhorabuenas por el blog. Me parece muy recomendable.

Un saludo.

Enrique dijo...

Muchas gracias Marisa. ¡Y bienvenida al blog!

Saludos.

mamisepa dijo...

Muy buena entrada.

Muy triste esta frase "un 60% piensa que las mujeres necesitan el amor de un hombre para realizarse", aunque compruebo por desgracia que es verdad, ya lo expliqué en mi entrada "Te mereces un hombre que te quiera". Hoy en día no se concibe que una mujer quiera estar sola, aunque ya no se usen los términos "solterona" o "para vestir santos", en la realidad así es como nos hacen sentir. De un modo más oculto, pero sigue habiendo gente que considera que una mujer sola es una fracasada. No pocas veces he visto que, ante una mujer que ha triunfado profesionalmente, se dice que "bueno, sí, pero a cambio de esto está sola, ha tenido que RENUNCIAR al amor". ¿Y nadie se pregunta si no renunció sino que eligió ser feliz así? Se ve como un "precio alto" a pagar por tener la osadía de pensar por ella misma y decidir sobre su vida ("castigada" sin hombre!!!).

- Ooohh, chica, ¡no veas qué mono es mi corazonzín! Ayer se enfadó conmigo porque estuve hablando con un amigo y se pensaba que le estaba poniendo los cuernos. Pobrecito él... Tuvo que pasarlo mal.

No, no es broma. He escuchado frases de este tipo en más de una ocasión...

Esto me horroriza. Sólo de pensar que es verdad que lo oyes... se me ponen los pelos de punta.

"- Ay, cariño mío, te amo tanto que me gustaría sentirte de verdad cuando hagamos el amor. Por favor, deja que esta vez no me ponga el preservativo, que eso nos quita sensaciones y entonces ya no es tan romántico." Esta es horrible!!

"No puedes dejarme. Me amas; me amas mucho y lo sabes. Tú y yo estamos hechos para mantener una relación para toda la vida. Si me dejas te dolerá, lo pasarás fatal y sufrirás más. Porque dices que no puedes estar conmigo, pero en realidad no puedes estar sin mí. Acéptalo. Sin mí no eres nadie. " Esta es la peor. De verdad, me quedo sin palabras porque ya lo has dicho todo.

(sigo)

mamisepa dijo...

Otra cosa que me llama la atención es la MOTIVACIÓN para controlar al otro. EN efecto, como has dicho, también hay mujeres controladoras. En mi opinión, que bien puede ser equivocada:

- La razón de que los chicos controlen a las chicas es por la sensación de dominarlas, de poder, de control, de dejar claro quién manda aquí, vamos.

- La razón de que las chicas (o las mujers más mayorcitas) controlen a sus chicos/maridos, es más bien por la supervivencia. En un mundo donde la única fuente de ingresos de muchas mujeres es su marido, pues normal que quieran retenerlo a su lado, no sea cosa que venga otra y se lo lleve, y ellas se queden con una mano delante y otra detrás.

De hecho, por complementar esto, una frase que se repite mucho cuando una mujer ve el divorcio cerca, es: "¿Qué será de mí?" Y otra aún peor "¿Qué será de mí si él se queda con los niños?", señal de lo mucho que ama a esos niños, vamos, que eran su medio de subsistencia. En fin, no me enredo más, pues yo misma quería hacer hace tiempo una entrada con esto que estoy diciendo ahora, pero nunca me decido.

Saludos

Enrique dijo...

Mamisepa:

Un día en un comentario (no recuerdo si en tu blog o en el mío) dijiste que no entendías cómo puede haber chicas que estén con ciertos tipos durante mucho tiempo. Por eso he hecho esta entrada (que se complementa con la otra que hice hace ya tiempo sobre "El otro lado oscuro del maltrato", y que completaré con una futura entrada sobre los motivos para permanecer junto a la gente maltratada).

El caso es que, tal y como dice el estudio, aún hoy día muchas chicas y chicos piensan que el control es sinónimo de amor.

Tengo una estrecha relación con estos temas y he conocido a gente y casos.

Al comienzo de la relación muchas chicas incluso se sienten felices de ser controladas y se enfadan con toda persona que se atreva a intentar hacerle ver algo, hasta que al final acaban agotándose porque las cosas van a más.

Piensan que eso es amor, y que si tu chico no va a recogerte todos los días a la salida del instituto o no se enfada porque vayas sola con chicos, es que no te quiere.

Recuerdo que en un grupo que estuve, cuando se me ocurrió decir por lo bajo que si no se daban cuenta de que el novio de una chica la estaba controlando, me contestó una: "Ay, pero eso es porque está enamorado, Kike. Es que él es así". Es decir, no sólo había una situación de control y maltrato por parte de uno de los chicos del grupo a su novia, sino que además el propio grupo lo veía como lo normal y lo correcto. De hecho, aunque aquella pareja cortó porque la chica acabó dándose cuenta de la situación, días después que me senté a hablar con ella, me dijo: "Me duele, pero es que aún le quiero y tengo la esperanza de que cambie". Él, por su parte, trató, como suele ocurrir, de acercarse más y jugar con sus sentimientos para que volviese con él, llegando a hacer cosas como la de intentar besarla.

¿Y cuál fue el final? Que mi novia y yo tuvimos que irnos del grupo, mientras que aquel chico siguió dentro, y aquella chica continuó siendo tan amiga de él como si nunca hubiese pasado nada.

Y bueno, para finalizar el comentario, estoy de acuerdo con los motivos que expones, y pienso que lo peor viene cuando te aíslan y te alejan de tus amigos/as y familiares. Porque eso funciona como un bucle: el aislamiento lleva a una dependencia hacia la pareja, y la dependencia lleva al aislamiento, lo que produce más dependencia, hasta que llega un punto en el que te pueden manejar como quieren e incluso maltratar.

Por si te interesa, te recomiendo un blog muy pero que muy bueno, y que lo guardes para que en un futuro lo lean tus hijas:

http://minoviomecontrola.blogspot.com.es/

De este tema, de opiniones, de frases y experiencias podría hacer un blog entero. Pero por el momento lo dejo aquí, jeje.

Saludos.

mamisepa dijo...

Enrique, ya había visto ese blog porque lo tienes puesto en la columna de la derecha. Es muy interesante. Pero tienes razón: Habrá que guardarse todos estos textos, yo desde luego no quiero que mis hijas sean dependientes ni controladas ni maltratadas.

Lo demás... poco a poco lo voy entendiendo. El problema es que los maltratadores no te pegan el primer día. Al principio son encantadores, y luego poco a poco, van teniendo "detallitos" que dejamos pasar por alto, porque un desliz lo tiene cualquiera, y así poco a poco, acabas en una espiral de la que no hay quien salga. Jo, pues estamos apañados. Yo hace unos años esperaba que estaríamos en una sociedad más feminista y más igualitaria, y lo que hay es un resurgimiento del machismo increíble. Habrá que resistir.

Saludos

Fernan dijo...

mamisepa, Dice usted que no quiere que sus hijas sean maltratadas, controladas o dependientes, pero no dice que no quisiera que sus hijas maltrataran o controlaran. Si tuviera hijos, ¿diría también que no quisiera que dependan, sean maltratados o controlados, o diría que no quisiera que sean controladores y maltratadores? ¿Por qué será que ustedes las madres toman a sus jodidas hijitas como angelicas que no rompen un plato? ¿Por qué será que se centran en que no las controlen pero no en que no metan cuernos o se roben la pasta del marido en el divorcio?

Enrique dijo...

Fernan:

Por favor, modera tu lenguaje y tu tono o no te publicaré los comentarios. De hecho, el otro que has mandado lo he borrado por su agresividad.

Éste te lo paso, pero quedas avisado.

Saludos.

mamisepa dijo...

Fernan, mis palabras las digo yo, no usted. No ponga en mi boca palabras que yo no he dicho, que aunque a muchos les moleste, las mujeres ya no somos propiedad de los hombres, y por tanto ellos no deciden por nosotras, eso lo primero. Por supuesto no quisiera que mis hijitas acaben con un tipo como usted, esto está más claro que el agua. Ni controladas por usted ni para controlarle a usted, ya que controlar a alguien me parece patético y de poca autoestima.

¿Por qué será que ustedes las madres toman a sus jodidas hijitas como angelicas que no rompen un plato? Jodido lo será usted y me paro porque sé que Enrique no quiere insultos en su blog. ¿Y usted, qué les enseñará a sus hijitas? ¿A lavar los calzoncillos del marido sin rechistar? Venga, ilústrenos, por favor... Quiero saber lo que habrá en el futuro.

pero no en que no metan cuernos o se roben la pasta del marido en el divorcio?

Los cuernos, señor mío, los mete todo el mundo. Si tanto le duele, enseñe a sus hij@s el valor de la fidelidad y la lealtad a la pareja. ¿Robar la pasta del marido en el divorcio? ¿Y qué me dice de robar la energía de la mujer en el matrimonio? ¿O acaso no hay que pagar un sueldo y dar días libres a quien barre, friega, y lava la ropa? Sí si, me encantaría que toda la sociedad hiciera cuentas, más de uno se sorprendería de lo barata que le salió tener chacha 24 horas al día.

Fernan dijo...

¿Todo el mundo mete los cuernos? Los cuernos los meterá usted, ****, que lee a un ****** que habla del poliamor. Ya entiendo, sus hijitas son de otro... ¿Cómo presentarán respeto sus hijitas su la mamá no lo tiene con su esposo?

Enrique dijo...

Mamisepa:

No ha utilizado insultos explícitos, pero para mí desde luego no me cabe duda de que te está faltando al respeto de forma indirecta. Así que si te molesta, dímelo y lo censuro.

Besos.

mamisepa dijo...

No no lo censures por mí. Eso sí, ahora ya paso de contestar, sobretodo porque yo también estoy cayendo en el insulto. de hecho, ahora quería comentar para pedirte perdón por ello. EN el momento me enciendo y digo lo primero que se me viene a la cabeza, pero no está bien. Casi mejor lo dejo aquí, pues con su último comentario se ha retratado él solito. Saludos

Enrique dijo...

Mamisepa:

No tienes que pedir perdón. No has dicho nada malo en ningún momento.

Fernan:

Vuelvo a censurarte, por motivos más que obvios. No obstante, responderé a la pregunta que haces al final del comentario con una entrada un día que me apetezca hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...