martes, 13 de mayo de 2014

Mitos sobre la sexualidad masculina.

Existen muchos mitos sobre la sexualidad masculina. Voy a exponerlos punto por punto:

1- Cuando un varón se calienta, ya no puede parar. 

Falso. Un varón no es un robot sexual sin neuronas. Puede parar incluso antes de la eyaculación, consiguiendo un orgasmo seco.

2- Los hombres solo piensan en sexo, y siempre con penetración.

Perfectamente, un hombre puede pensar en más cosas que solo en sexo, y también puede apetecerle tener contacto físico sin penetración y disfrutar con ello.

3- Solo existe un orgasmo masculino, el cual va acompañado de la expulsión del esperma y que trae consigo el final de la relación sexual. Por el contrario, las mujeres son multiorgásmicas.

Incierto. A parte del común, que va acompañado de la eyaculación y es corto e intenso, también existen:

- El corto, que se produce durante la estimulación del pene y es similar al clitorial.

- El seco, que es idéntico al común pero no va acompañado de la eyaculación. Se produce cuando en el momento de alcanzar el orgasmo se retiene la salida del semen (lo cual se puede hacer parando y apretando suavemente el perineo, que es la zona que se encuentra entre los testículos y el ano).

- El explosivo, mucho más largo e intenso que el común, se produce cuando el varón está totalmente excitado y se le estimula un mayor tiempo (para lo cual hay que ir reteniendo la eyaculación y teniendo varios orgasmos cortos).

- El de próstata. Dentro del ano, a la altura de la próstata, se encuentra la Zona G masculina. Puede estimularse de dos formas: externamente, presionando, acariciando, lamiendo... el perineo; e internamente, introduciendo un dedo o un objeto por el recto. En ocasiones, o para algunos varones, es necesario que se estimule al mismo tiempo el pene para poder tener este tipo de orgasmos.

4- Los hombres solamente se excitan por la vista:

Para nada. Leer historias, imaginarse cosas, escuchar gemidos, una velada romántica... son cosas que también pueden provocar la excitación masculina.

5- Los chicos siempre disocian el sexo del amor. 

Falso. Los hombres también pueden amar y hacerlo por amor.

6- El placer masculino se focaliza en el pene.

Incierto. El placer de un chico puede extenderse por todo el cuerpo. La dificultad está a veces en que la piel de los varones es estadísticamente más gruesa y hay que hacer más trabajo para hacer correr la sangre y estimular otras zonas. A pesar de ello, también a un chico le puede gustar que le laman la oreja, que le besen el cuello, que le estimulen el pecho, que le acaricien a la altura de la cintura, que le laman el perineo, etc.

También depende mucho del día. A mí me ocurre que hay veces en las que no siento apenas nada y necesito varios minutos de estimulación para empezar a sentir algo por el cuerpo. En otras ocasiones, con pocos minutos me basta. Y hay veces en que mi libido está por las nubes y siento por la espalda, los pezones y la cintura más que en los testículos.

7- El orgasmo masculino es menos intenso y duradero que el femenino.

No tiene por qué. En cada masturbación o encuentro sexual, se sienten orgasmos diferentes. Unas veces puede ser más intenso, menos, acompañado de otros o no... y no tienen por qué ser ni peores ni mejores que los que tienen las mujeres. Lo importante no es cuántos orgasmos se han tenido, o de qué intensidad, sino que cada cual se encuentre a gusto.

8- Si el hombre no eyacula, no disfruta.

Erróneo. A veces puede apetecerte solo acariciarte o incluso puedes llegar al orgasmo tradicional con eyaculación y sentirte insatisfecho. Este mito trata a los varones como meras vacas a quienes hay que ordeñar.

9- Un chico necesita masturbarse varias veces al día para sentirse bien sexualmente.

Para nada. Hay días que te apetece masturbarte dos veces, otras veces una, otras veces no te tocarías ni el pezón, a veces puede que solo quieras eyacular lo antes posible y listo, otras ocasiones te apetece estimularte por todo el cuerpo menos en el pene y los testículos, en otros casos quieres retener y estar veinte minutos masturbándote por todo el cuerpo...

10- A los chicos solo les importa meterla dentro de cualquier vagina. Les da igual cómo sea la mujer, si la conocen o no, etc.

Hay mujeres que les gustan y otras que no; y hay chicos que primero necesitan conocer a esa persona para querer acostarse con ella. No es un "culo veo, culo quiero". Un varón puede estar interesado también en otras cosas de una mujer a parte de sexo y para poder acostarse con ella.

Cosa a parte es la presión social de que si dices "no", te vayan a llamar homosexual y finjas que te gusta tal o cual chica delante de tus amigos solo porque no estén acosándote todo el rato por haber dicho que no te atrae.

11- Los chicos solamente quieren 10 minutos de sexo y san se acabó.

Hay días en que no te apetece nada, días en que te apetece masturbarte rápidamente y ya, días en que te pasarías un buen largo tiempo teniendo relaciones, etc.

Eso de que los chicos solo quieren amasar a las chicas 10 minutos y ya, es falso. A un hombre también le puede gustar que le digan cosas bonitas, que le abracen, que le besen, que le acaricien... y pasar más de los 10 famosos minutos de jugueteo. Puede querer masturbar y que le masturben, retener la eyaculación y tener más orgasmos además de darlos, etc.

12- Los varones tienen más necesidades sexuales que las mujeres.

Falso. La necesidad sexual depende de cada cual. No se puede generalizar.

13- Mientras que las mujeres son cíclicas, los varones son lineales.

Pues no. Al parecer, los chicos también son cíclicos, y estos ciclos se dividen en:

- Ciclo anual: Los niveles de testosterona son más elevados en otoño que en primavera (al contrario de lo que se suele pensar); concretamente en los meses de septiembre y octubre. Teóricamente, esto es así, por evolución, para que las criaturas nazcan en primavera-verano, etapa en la que se puede conseguir más alimento y que la madre pueda dar el pecho, además de que el o la bebé no coja tantas enfermedades.

- Ciclo mensual: Según el periódico Vanguardia, una de las fuentes en las que he leído el tema de los ciclos masculinos:

"De todos los ciclos masculinos, éste es el que tiene la mayor oportunidad de alcanzar niveles psicológicos. En efecto, a través del mes hay una variación medible en los niveles de testosterona, cuyo declive se refleja en el desempeño físico y mental del varón. Y ese desempeño puede mezclarse con el estrés, que a su vez es un potente depresor de la testosterona, ya se trate de estrés físico (por ejemplo demasiado ejercicio), o de estrés psicológico".

- Ciclo diario: Existe también un ciclo de testosterona que dura 24 horas, encontrándose el punto más alto por la mañana, y el más bajo, al caer la noche. 

- Ciclo extracorto: Se trata de un ciclo que ocurre cada 15 ó 20 minutos.

14- La paternidad no afecta a la sexualidad masculina. Él seguirá siendo igual y teniendo las mismas ganas de tener sexo que siempre.

Muy al contrario: se sabe que la paternidad responsable produce un aumento de la oxitocina en los varones, además de que, como ya se ha comprobado en titis machos, puede surgir una reorganización cerebral en ellos cuando son padres.

15- El hombre está totalmente excitado cuando tiene el pene erecto.

El pene erecto es signo de excitación y puede estar preparado para penetrar / ser absorbido por la vagina. Pero no es un signo de excitación plena. Para que un varón esté totalmente excitado, necesita mucha estimulación. Entonces, siente más por todo el cuerpo, su pene se vuelve más duro y puede llegar a sentir su próstata.

16- No es bueno que el hombre esté más de 15 minutos con el pene en erección, porque entonces le duelen los huevos.

No sé de dónde ha salido esto, pero no es cierto en absoluto. Un varón puede mantener relaciones sexuales durante muchísimo más tiempo y no sufrir dolor en los testículos durante las mismas.

17- Cuando el varón eyacula, se siente satisfecho, deja de estar excitado y ya no tiene más ganas.

A mí me ocurre que a veces esto es así, porque no tenía tantas, tantas ganas; pero en otras ocasiones me ha llegado a pasar que después de llegar al orgasmo común y eyacular, he sentido a los 5 minutos aún más ganas todavía.

18- A los chicos no les gustan las mujeres que están gestando. Olvídate de que tu chico quiera hacer el amor contigo durante esta etapa.

Pues qué queréis que os diga: si veo una gestante que está buena... pues me gusta igual. Si está buena, está buena. Qué más da si tiene unos centímetros más de tripa o menos. Una mujer gestante no es una enferma con un cuerpo deforme. Así que yo me acostaría sin ningún problema con mi pareja aunque estuviese de 7 meses si a ella le apetece y a mí también.

19- Si a un chico le gusta que le introduzcan un dedo por el ano, entonces es gay.

¿Y si a una mujer le gusta que le practiquen un cunilungus entonces es lesbiana? ¿De dónde han sacado semejante estupidez? Cada cual que disfrute como quiera y por donde quiera. Esa zona es erógena y a uno le puede gustar sin ser por ello homosexual ni tener un problema. 

Y de todos modos, ya que estamos, ¿qué hay de malo en que un varón sea homosexual o bisexual?

20- Todo cuanto he escrito no es más que un invento "feminazi" para dominar a los hombres.

Si eres un machirulo que está a punto de ponerse a golpear el teclado como loco para soltar el cuento de que todo esto es mentira, que retener la eyaculación solo sirve para dar más placer a las mujeres, que esto es un nuevo cuento feminista para destruir la sana sexualidad masculina, que lo de que la Zona G masculina se halla en la próstata es un invento para colocar al varón en una posición sumisa ante las mujeres, que realmente somos idiotas con una única neurona situada en el pene, etc, abstente de hacerlo y ponte a leer, por ejemplo, El hombre multiorgásmico, de Matak Chia o Sexo y tantra, de Alica Gallotti, y descubrirás que todo esto no es nuevo, ni un invento feminista, sino que forma parte de la naturaleza masculina y ha estado enterrado por culpa de una cultura que ha fomentado la aberración del sexo y el uso del mismo como un arma más que como un medio para conectar con nuestro interior, con la gente y disfrutar de la vida.

No olvides que la sexualidad humana no puede considerarse ni coitocentrista ni orgasmocentrista, y que es de una esencia muy diversa, extendiéndose desde los abrazos, los besos y las caricias, hasta la paternidad / maternidad; y que puede darse de muy diferentes formas, en un mayor o menor periodo de tiempo; con mayor o menor intensidad; entre personas del mismo o de diferente sexo; con uno/ mismo/a o con más personas; por el cuello, el pecho, la espalda, la boca, el miembro, el perineo...

Desculturízate; deja los tabúes que en nombre de "lo situado arriba y lo derecho" se han extendido. Aprende que el cuerpo humano no está enfermo y que lo único que da problemas en cuanto al sexo son el capitalismo y el sexismo. 

La sexualidad es amplia. Abre tu mente y tu cuerpo, y atrévete a adentrarte en el bello mundo de lo terrenal más allá de lo que se dicta en este mundo patriarcal.

5 comentarios:

mamisepa dijo...

Hola.

Me alegro que hayas ido por puntos, así podré comentar los puntos que me interesan:

6- Con mi ex, al parecer había una zona que le gustaba mucho, y era por el tobillo. Estando yo encima pero mirando hacia sus pies en lugar de hacia su cara, si le acariciaba fuerte justo debajo del hueso del tobillo, parecía que le gustaba mucho (no quiero afirmarlo categóricamente porque eso sólo podría hacerlo él, así que o es verdad o me engañaba con eso ;) )

11- Ya "en las últimas" de nuestra relación, cuando era yo quien buscaba un "aquí te pillo aquí te mato" (porque las mujeres también los buscamos :D), él se quejaba de que después yo ya no quería nada más, un rato de estar abrazados o caricias... Vamos, que no hay nada como que una mujer se comporte como se supone que "sólo" se comportan "todos" los hombres, para encontrar en el hombre las reacciones que supuestamente "sólo" deberíamos tener "todas" las mujeres.

14- Además de los motivos que mencionas, si el padre realmente se implica, hace trabajo en casa y cuida al bebé, te digo yo que acabará tan cansado que no tendrá ganas ni de pensar en si tiene o no tiene ganas de sexo. Apenas empezará a pensarlo y ya se habrá dormido.

18- Hacerlo durante el embarazo es ¡sencillamente genial!!! Si es pareja estable y no hay enfermedades, imagina, lo hacéis sin usar ningún método anticonceptivo (ni condones "que cortan el rollo" ni pastillas "que me duermen la libido" ni ná de ná), ¡ a pelo y sin temor de un embarazo no deseado!!! :DDDD ¿Se puede pedir más? Es el paraíso terrenal de las relaciones sexuales!!!!! Además, a las mujeres nos suele apetecer mucho, sobretodo después del primer trimestre. El segundo trimestre puede ser muy muy activo, y la recta final del embarazo también.

Por cierto, ya que estamos, no sé si lo sabías: el semen tiene unas sustancias (creo que se escribe prostaglandinas) que son las mismas que se usan para inducir partos, y que justamente hacen eso, ayudar a provocar el parto cuando este está próximo. NO lo provoca al tercer ni al cuarto mes, pero cuando ya empieza a haber contracciones, puede ayudar a acelerarlo. Así que, el sexo al final del embarazo, no sólo es sanísimo, sino ¡totalmente recomendable! En los cursos pre-parto nos contaban que algunas hiper-mega-radicales pro-parto-natural en Inglaterra sugerían a las parturientas que se acostasen con sus maridos cuando el parto iba muy lento :D

saludos

Mejoremos la educación dijo...

No sé si son prostaglandinas o qué, pero sí recuerdo que hace ya bastante tiempo Kuxille me habló de esas sustancias que inducen al parto.

Es curioso, ¿verdad? Es como si la naturaleza nos indicase que lo que culturalmente se promueve como irracional, en realidad puede ser lo correcto. :)

¡Un saludo!

Madi dijo...

Genial, :). De hecho yo creo que hay tanto mito en hombres como en mujeres, pero eso es cosa de esta nuestra sociedad. Yo en mi primer embarazo engordé 20 kilos...y a pesar de querer tener sexo, me encontraba tan gorda que no lo hacía por vergüenza,men el segundo engordé ocho kilos y medio y me sentí süper sexy desde el principio hasta horas antes del parto y marido también, alucinaba de lo que le ponía así. Eso es cuestión de conexión y de como te veas.

Y también me pasa que hay días que te apetecen polvacos de dos horas y otros que ni preliminares ni leches, un kiki salvaje y rápido y a sobar (cuando eres padre...la noche es tu única posibilidad).

Y depende de la persona, no sé. Yo he tenido parejas extremadamente activas y otras que mucho menos. Ninguno igual. Generalizar es un poco absurdo. Pero está bien lo de desmitificar.

MrCohen dijo...

Será casualidad, pero conozco muchísimos más casos de el hombre que se queda después con ganas de abrazos y mimos que de la mujer que es la que suele pirarse al momento con la frase "esto fue un error estaba borracha"

Anónimo dijo...

Exacto todo lo que has diho es cierto y mas el punto 4 que es lo referente que supuestamente "al hombre solo le entra por la vista", dando lugar a diversos mitos y estereotipos que incluso han tenido aval de estudios seudocientificos, cuando la realidad es otra; a las mujeres tambien nos entra por la vista, lo negamos porque sino nos tildarian de "enfermas", "sadicas", "superficiales",etc; cuando nada tiene de malo en disfrutar de nuestra sexualidad. En mi caso no me entra para nada por el sentido auditivo, como nos hacen creer a nosotras, mas bien a mi me entra por los ojos, yo pocas veces veo hombres guapos o como se dicen si estan buenos, y si los veo me pongo nerviosa hasta incluso me excitan, simplemente son gustos y todos no somo iguales, cada uno es libre de vivir como quiera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...