lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Está controlada la educación española por la izquierda?

Desde los sectores más conservadores de España, no deja de repetirse, cuando se debate sobre materia de educación, que el Sistema Educativo del Estado español está controlado por la izquierda.

Se basan, fundamentalmente, para realizar esta afirmación, en argumentos de este tipo:

A- Predomina la Educación pública ante la privada; y si estuviese la educación controlada por la derecha, sería al revés.

B- El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), teóricamente de izquierdas, ha gobernado más años que el Partido Popular (PP), claramente de derechas, por lo que el PSOE ha hurgado más en la educación que el PP.

C- En las Universidades tan solo hay conferencias de "ideología anti-sistema", y todo el profesorado es "rojo", hasta el punto de que solo se le instruye al alumnado con contenidos de izquierdas.

D- En que, por ejemplo, actualmente el Rector de la Universidad Complutense de Madrid es José Carrillo, hijo de Santiago Carrillo, una de las figuras más representativas del comunismo en España durante la II República y combatiente en el bando republicano durante la Guerra Civil española.

Por supuesto, esto no tiene ni pies ni cabeza. Para que el Sistema Educativo en España fuese izquierdista, tendrían que seguirse como mínimo y fielmente estos puntos:

- La escuela debería ser tan solamente pública y gratuita.

- Debería regirse por principios democráticos.

- Perseguiría la igualdad de oportunidades.

- Sería laica.

- No dejaría poner barreras al alumnado ni lo seleccionaría en función de su nacionalidad o clase social.

- Sería inclusiva, o por lo menos integradora.

- No se toleraría en los centros educativos, tanto de enseñanzas universitarias como no universitarias, un discurso sexista, racista, homófobo, etc.

Sin embargo, esto no sucede así ni de lejos.

En primer lugar, por parte de una izquierda real, y no lo que promueve el PSOE actualmente, no habría centros educativos privados; ni tan siquiera concertados. Para empezar, porque desde la izquierda es impensable una educación en manos de entidades a quienes en lugar de la población, solo les interesa lucrarse a costa de los derechos de las personas; y para finalizar, porque el dinero destinado a labores públicas, esto es, para la ciudadanía, no puede ir a parar a fines lucrativos. Me parece aborrecible que el dinero que es de todas y todos y que debería ser utilizado con el fin de asegurar una gratuidad real y efectiva de los medios públicos, vaya a parar a entidades privadas que buscan llenarse los bolsillos a costa del esfuerzo de la ciudadanía (por no contar que, como tienen que llevar su negocio a buen puerto, tienden a elegir al alumnado a dedo, evitando y tratando cual deshecho al alumnado inmigrante o procedente de barrios conflictivos) .

De hecho, tanto es así que desde la izquierda es impensable la escuela privada, que en los tiempos de la Transición española, el PSOE defendía que la escuela debía ser gratuita y laica, lo cual traía consigo la total, aunque paulatina, desaparición de la escuela privada (1).

Por tanto, el hecho de que predomine la escuela pública en España, no significa nada. Además de que en este pequeño texto de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, se nos muestra cómo es falso que la educación sea pública y gratuita.

Asimismo, aquí ya todo el mundo sabe que aunque el PSOE se dice socialista, en realidad no es más que una extensión del PP que juega a ser el amo bueno. Por ello el PSOE nos ha traído magníficas cosas como son la merma de la segregación por sexo en las aulas; la no obligatoriedad de la asignatura de religión; el derecho a la interrupción libre, segura y gratuita de la gestación; el impulso de la inclusión educativa; el fomento de la igualdad entre varones y mujeres; etc. Ahora bien, también sabemos que sus medidas económicas se ha basado desde siempre en una ideología derechista, fomentando la competitividad, aplicando recortes, manteniendo los conciertos, dejando a la Iglesia Católica sin pagar el IBI y con parte del control de la educación de las niñas y los niños, etc.

Así que no, el PSOE de ningún modo es de izquierdas. Que no nos vengan con el cuento. A este país no lo ha arruinado la izquierda, sino la derecha; la cual unas veces se modera en forma de partido teóricamente socialista y otras veces de partido aún más retrógrado todavía. Pero desde luego es la derecha la única que ha gobernado en el Estado español y la única que ha traído cada vez más miseria al aumentar la desigualdad económica entre gente rica y gente pobre.

Por otro lado, lo que se suele comentar por ahí acerca de que en las Universidades españolas no se permite nada de ideología derechista y conservadora, es de lo más falso que puede decirse sobre educación.

Para empezar, recordar a los y las fascistas, falangistas, carlistas, derechistas... que no solo en las escuelas y en los institutos se puede estudiar la religión Católica, sino que también en las Facultades hay capillas. Sí, señoras y señores, capillas. Dentro de las Facultades de las diferentes Universidades se puede rezar al dios de la religión Católica y recibir misa.

Misa en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid

Si la izquierda en verdad controlase la educación, ni habría religión como asignatura optativa, ni habría capillas en las Universidades.

Sin embargo, ¡oh casualidad!, tenemos esas dos cosas, por no contar también que el profesorado de religión es seleccionado a dedo por la Iglesia.

A parte, en las Facultades españolas se dan conferencias en contra del aborto. Y no solo, aquí en la Comunidad Autónoma de Madrid, en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Madrid, donde el tema puede tener relación con algunas carreras estudiadas, como Medicina o Filosofía, sino que además se llegan a dar en Escuelas de la Universidad Politécnica de Madrid, en donde se estudian Ingenierías. ¿Qué pinta el tema del aborto en Escuelas Técnicas de Ingenierías? Absolutamente nada. Pero como detrás de nuestra educación andan la Conferencia Episcopal Española y aquellos y aquellas que descienden del Franquismo... Así nos va.

Esto hasta el punto de que la UAM ha llegado a conceder créditos a estudiantes que asistiesen a seminarios antiabortistas, como se explica en este artículo del periódico Público.

Por otro lado, recuerdo que muchos centros educativos son católicos; llegando a estar en manos del Opus Dei y de otras entidades religiosas.

Y para quien diga que no tenemos más que un rectorado y una Universidad formada por comunistas, le recomiendo visitar la página de la Universidad CEU San Pablo, la cual es obra de la Asociación Católica de Propagandistas.

Para terminar, anunciar que el grupo neo-nazi Respuesta Estudiantil, está legalizado por el Ministerio de Interior. Es un grupo que, como Liga Joven o Círculo Atenea, pasa desapercibido al manifestar un discurso anti-capitalista, pero que de izquierdista no tiene nada.


En resumen, y como balance de lo expuesto, en España tenemos un Sistema Educativo al servicio de las empresas (escuela concertada, mala enseñanza de idiomas como el inglés a fin de que el alumnado se vea obligado a cursar la lengua en cursos privados), apropiado por la Iglesia Católica, sexista, tolerante al racismo y a la exclusión, en el que no se proporciona una igualdad de oportunidades, rígido y adoctrinador, movido cual marioneta por la derecha y excesivamente abierta al cambio cada vez que se turnan los partidos políticos en el poder.

Que no nos vengan con el cuento de que la izquierda controla la educación en el Estado español y que es la izquierda la que nos lleva al desastre en materia educativa.

Si nuestro país se pareciese al menos un poquito a aquello que se pretendía montar en la España de los tiempos de la II República, me creería el cuento de un Sistema Educativo con ideología de izquierdas. Pero la verdad es que aquellos tiempos, de momento no son más que un buen recuerdo.


Está lejos un Sistema Educativo español de izquierdas; y más aún, como personalmente me gustaría que fuese, una educación libertaria que sea para todos y todas, sin el control de un Estado que trate de condicionar a la población para sus intereses.

Tristemente, aún queda mucho fascismo por eliminar en este país, incluyendo al que sutilmente promueven dirigentes de izquierdas, que bajo un discurso progresista, esconden su verdadero interés: mandar y estar en el poder.


Fuente:

(1)- http://www.tiempodeeducar.org/0506/docu/notas_juridico.htm

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...