¿Por qué este blog?

Tal y como decía el filósofo griego Aristóteles, el ser humano es un animal político

Al nacer, somos totalmente dependientes de unas manos que se preocupen por nuestra existencia y nos protejan, proporcionándonos no solo alimento, sino que también atención, cuidados y mucho cariño. Y a medida que crecemos, no nos desarrollamos de forma aislada, sino que más bien lo hacemos manteniendo contacto con una sociedad que tiene una serie de pilares ya construidos.

Así pues, nacemos siendo Homo sapiens, cierto, pero son la educación y la cultura que nos rodea las bases que ponen los cimientos necesarios para que, poco a poco, nos vayamos transformando en personas que en un futuro tendrán la autonomía y la capacidad suficiente como para ser capaces de cuidar, criar, enseñar y educar a quienes vienen detrás.

Con esto descubrimos que nuestra forma de ser, actuar, pensar, hablar, movernos... no es ni casual, ni el mero producto de una biología que, por medio de los instintos, nos otorga una personalidad pre-establecida e inmutable. Tenemos una sociedad ya constituida en la cual se transmite un conjunto de valores y formas de ser, generación tras generación.

Por lo tanto, los genes entran en juego en nuestra constitución, pero no determinan nada, de tal manera que, sin olvidarnos del factor biológico, podríamos afirmar, como decía el pedagogo Immanuel Kant, aunque planteando su expresión con un lenguaje no sexista, que solo por la educación las personas pueden llegar a ser personas; esto es, el ser humano no es más que lo que la educación hace de él.

Es por ello que las formas de ser y de pensar, que los modales, que los estereotipos, que las creencias, que los valores, etcétera, que ha mantenido la gente a lo largo de la historia, han sido y son tan variados dependiendo del pueblo y de la época.

Hoy día, por ejemplo, se considera extraño e incluso inapropiado que un varón nacido en la España actual use una falda corta, se maquille, lleve tacones, ponga a hombres y mujeres a morir frente a un león y se implique a la par con una mujer en el cuidado de sus hijos e hijas; y sin embargo, observamos que este patrón no es universal ni fijo en el tiempo, si pensamos en la falda escocesa (kilt), en los coliseos de la Roma Imperial, en el pueblo de los Pigmeos aká, quienes se implican en el cuidado de las criaturas por igual que las mujeres (¡hasta el punto de ser ellos quienes se levantan por la noche cuando el o la bebé llora!), o en la corte del rey francés Luis XIV, en donde los varones usaban tacones y se pintaban.

De este modo, si el ser humano se cría y se forma en una sociedad con una cultura establecida que le va a amoldar de un modo u otro, no nos queda más remedio que analizar dicha cultura y, si nos parece inadecuada, buscar transformarla realizando un cambio en el modo de educar.

¿Y cómo es nuestra cultura?

- Es clasista, lo que quiere decir que divide a la gente en clases sociales, favoreciendo a unas pocas personas en detrimento de otras muchas.

- Es opresiva, dado que se impone a la ciudadanía el poder de alguien que lo gobierna a su antojo, limitando su capacidad de decisión, movimiento y actuación.

- Es sexista, lo cual implica que segrega a las personas en función de su sexo biológico, pre-fijando una serie de roles, funciones, productos, conductas, modos de pensar... para chicos y otra serie de roles, funciones, productos, conductas, formas de pensar... para chicas.

- Es machista, y eso significa que las chicas son consideradas inferiores a los chicos, de tal forma que  a ellos se les otorga una posición privilegiada que, aunque también conlleva sus riesgos y limitaciones, establece una jerarquía en la cual las mujeres quedan por debajo de los varones.

- Es androcentrista, es decir, todo cuanto es considerado como masculino adquiere un mayor valor y el centro de atención.

- Es adultista (o adultocentrista), de tal forma que las personas adultas quedan por encima de la gente joven, de los y las adolescentes, de los niños y las niñas, y de los y las bebés.

- Es confesional, o dicho de otro modo, se busca adoctrinar a la población bajo una serie de doctrinas y creencias religiosas, en lugar de permitirse que prevalezca el principio de laicidad, a fin de que a cada cual se le eduque de forma que pueda seguir o no seguir la religión que le plazca.

- Es racista; lo que conlleva que aquellas personas cuyo color de piel es blanca o que residen en su país natal, se encuentran por encima de las que se han visto obligadas a emigrar y de  aquellas que no tienen el mencionado color de piel.

- Es homófoba (aunque opino que habría que inventar el concepto de elegetebofobia, por la comunidad LGTB), lo que implica odio, repulsión y miedo a quien no tiene una orientación o conducta heterosexual.

Y en resumidas cuentas, para aglutinarlo todo, la sociedad es hetero-patriarcal, consumista, adoctrinadora y capitalista.

Habrá a quienes esto les parece genial. Pero yo opino que es un sistema atroz. Es por ello que, buscando contribuir al cambio de todas esas características de esta sociedad, he diseñado este blog; un blog con carácter:

- Anti-clasista y anti-capitalista: En tanto que abogo por la eliminación de clases y el empoderamiento del proletariado.

- Anti-consumista: No se fomentarán en sus entradas ni se aceptará entre sus comentarios la difusión del consumo o uso de cualquier producto de cualquier marca. Por consiguiente: ¡aquí no entran ni el spam ni la publicidad!

- Anarquista: Creo en una sociedad sin gobernantes, en donde el pueblo sea capaz de llevar a cabo una autogestión política, social, familiar y económica. El poder del pueblo tan solo le pertenece al pueblo.

- Feminista, y, con ello, anti-patriarcal: Lucho por la igualdad de derechos y deberes entre varones y mujeres.

- Anti-sexista: Opino que para alcanzar la igualdad entre mujeres y varones es imprescindible co-educar, de tal manera que la segregación por sexos desaparezca.

- Apátrida: No promuevo la exaltación de una nación en detrimento del resto. Asimismo, éste es un blog sin fronteras. Está dirigido a cualquier persona, sea de donde sea y tenga los rasgos que tenga. Asimismo, en este blog se promueve la lucha contra la discriminación étnica y racial. Al fin y al cabo, en mi opinión, no hay mejor forma de mirar por el propio país que aparcar las fronteras a un lado y dejar de competir con otros países. Así ningún pueblo sale perjudicado a causa de una lucha que podría no tener que existir.

- Paidocentrista: Persigo transformar la pedagogía clásica, tradicional, conductista y opresiva, en una nueva más humilde que sea capaz de llevar a las personas adultas a agacharse hasta mirar a los más pequeños y las más pequeñas desde su misma altura,  pudiendo así ponerse en su lugar, tratarles con respeto, centrarse en su proceso de aprendizaje, etc.

- Anti-homofóbico: Aquí se respeta a todo ser humano independientemente de su condición, incluida su orientación sexual.

- Laico: Soy totalmente ateo y promuevo el principio de laicidad; lo cual implica que cada cual puede creer o no creer en lo que le dé la gana, sin buscar imponer su fe al resto. 

- Libertario e igualitarista: En este blog se busca la libertad y la equidad social; lo cual implica, a su vez, 1-) que todo el mundo es libre de expresar libremente lo que quiera y de coger las entradas que le plazca, siempre y cuando sea capaz de diferenciar la libertad del libertinaje (por lo tanto, no vale tratar a la gente de forma despectiva, enviar insultos, amenazar, etc); y 2-) todo el mundo será tratado por igual, sin censurarse los comentarios a menos que trasgredan los derechos humanos, y deberá tratar al resto de forma equitativa, tirándose también a la basura, por lo tanto, todos aquellos comentarios en los que, habiendo sido dirigidos a dos participantes, menosprecien y discriminen a una parte mientras a la otra no.

El ser humano, como dije al inicio de la presente página, es un animal social y político. La política y el contacto humano se encuentran en todas partes. Por lo tanto, allá donde hay dos personas, se hace posible la educación y, con ello, la transformación de sus mentes y de la cultura que transmiten.

Los cambios a mejor surgen poco a poco, así que no espero cambiar nada con las entradas incluidas en este blog de la noche a la mañana. Pero sí espero convencer a quienes las leen, y que esas personas, ejerciendo el uso de su derecho a la libre expresión, sean capaces de tener las herramientas apropiadas para debatir, transformar a otras personas y mejorar la educación que proporcionan a las generaciones venideras.

Puede parecer cosa tonta, pero no lo es: hablar de pedagogía, es hablar de bienestar propio y social.

2 comentarios:

marco Vinicio. dijo...

Por primera vez leo un artículo sobre la situación actual de nuestra forma dé educarnos felicidades. Soy el profesor Marco Vinicio Cajas Duarte. Y actualmente me dedico a impartir solamente clases de ajedrezado y fue para mi una ayuda muy importante en la demostración de las ventajas que ofrece el ajedrez.

Hilda María dijo...

Estas pàginas son las que el mundo necesita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...