lunes, 29 de octubre de 2012

¿Por qué estudian más las mujeres que los hombres?

Hace unos días estuve habando en un blog con un masculinista acerca de que el número de mujeres universitarias ha ascendido, colocándose por encima del de varones.

Este hombre comentaba que el feminismo tiene la culpa. Que la sociedad va en favor de las mujeres y están haciendo las feministas que los hombres se queden atrás.

Yo, ante esto, digo que sí y no.

Sí es cierto que el feminismo tiene "la culpa". Tiene la culpa de hacernos ver que las mujeres siempre han estado en condiciones de inferioridad, que no se las dejaba estudiar, de luchar por su autonomía. Esta "liberación" (lo pongo entre comillas porque aún queda mucho que hacer) ha hecho que hoy día las mujeres estudien más en vez de decantarse a la primera de cambio a depender de un varón.

Por otro lado digo que no, porque no es cierto que la sociedad vaya a favor de las mujeres, y porque el mayor esfuerzo actual realizado por ellas no se debe única y exclusivamente al feminismo.

¿Por qué motivo, en la actualidad, en los países desarrollados, estadísticamente las mujeres tienden a estudiar más que los varones?

La respuesta es muy sencilla: porque en nuestras sociedades, en pleno año 2012, sigue existiendo el machismo.

Sí, sí, por sexismo.

Era por sexismo que las mujeres antes tenían menos estudios que los hombres, y es por sexismo que hoy día las mujeres estudien más.

No es muy difícil ni de explicar ni de entender...

Además de que la educación que se le da a las niñas hace que ellas sean más tranquilas, lo que les permite concentrarse mejor, nos topamos también con que las mujeres lo tienen más difícil a la hora de encontrar trabajo (y en numerosas ocasiones acaban o bien dejándolo, o bien despedidas, a causa de la maternidad; problema contra el cual el feminismo se encarga de luchar). Y como las mujeres saben que teniendo el mismo nivel académico, e incluso superior, al de los varones, tienen a pesar de ello más dificultades para hallar un puesto de trabajo y permanecer en él, tratan de estudiar más para evitar acabar en el hogar. Y no obstante, paradójicamente, por lo general sus esfuerzos no dan resultados por tres motivos:

- A causa del sexismo inculcado a niños y niñas, las chicas tienden más a elegir puestos de trabajo peor remunerados que los chicos.

Por ejemplo, aquí en España, para la carrera de Ingeniería Aeronáutica, según este informe de la Universidad Politécnica de Madrid, el centro actualmente alberga, habiendo un total de 2.044 personas matriculadas, 479 mujeres y 1.565 hombres, y en cuanto al Personal Docente e Investigador, la Escuela tiene 17 profesoras y 152 profesores, entre quienes 3 son catedráticas y 32 catedráticos.

Mientras, las tareas de educación las desempeñan en su suma mayoría mujeres; y a pesar de ello, muy, muy pocas, llegan a ser Ministras, Rectoras o Catedráticas.

 - Como no existe un permiso por paternidad obligatorio, igual e intransferible al de maternidad, las empresas ven a las mujeres como un estorbo que hay que evitar, y a los hombres como carne fácil de explotar.

De hecho, como había más hombres que mujeres trabajando antes de la crisis, ahora ellos, obviamente, han visto aumentado con mayor intensidad el paro, lo que hace que ellos ahora estén casi igualados a ellas en referencia a este punto (sin embargo, con los recortes en el sector público, se prevee un aumento de paro en las mujeres al ser ellas quienes dominan este sector, además de ser ellas quienes dependen del mismo en buena parte para poder acceder al trabajo).

- La idea sexista de que son solamente las mujeres quienes deben dedicarse a la crianza de los niños y las niñas, hace que muchas éstas directamente abandonen sus puestos de trabajo para quedarse en casa al cargo de los/as hijos/as.

También hay que añadir que antes de la crisis económica, con el auge del empleo, especialmente en aquellos relacionados con la construcción, la mayoría de chicos dejaron sus estudios para obtener un sueldo rápido en un puesto laboral que estaba totalmente asegurado para ellos. Muchas chicas también abandonaron sus estudios para pasar a ser cajeras, vendedoras en una tienda de moda, etc, pero en una menor proporción, pues en estos empleos no sólo se carece de formación y de un buen sueldo, sino que además había una menor oferta de trabajo. Esto hace que aquellas chicas que no dejaron a un lado sus estudios hoy día hayan accedido a estudios superiores, mientras que aquellos varones que se pusieron a trabajar, carecen de los mismos (aunque tienen buena experiencia laboral y una cualificación para esos trabajos).

Por todo esto, las mujeres están cursando más estudios que los varones. Y por todo esto, los masculinistas deberían dejar de luchar contra el feminismo y ponerse en piede guerra contra lo que ellos mismos promueven, que es, como podemos divisar, lo que les está afectando negativamente (negativamente en relación a los estudios, porque en cuanto al tema del empleo, por cuestión de género, no).

Sin embargo, conviene aclarar que aunque a nivel de cantidad de estudios superiores las mujeres están por encima, en relación al número de personas que estudian, la situación es completamente diferente, dado que en el mundo hay muchas más mujeres analfabetas que hombres; incluso en España, en donde hay un 70 % de mujeres analfabetas y un 30 % de analfabetos.

Pero claro, esto los masculinistas no lo tendrán en cuenta nunca...

lunes, 22 de octubre de 2012

La Sección Femenina.


En el año 1934, durante la Guerra Civil española (1936-1939), se organizó la Sección Femenina, la cual formó una de las instituciones del Régimen franquista. Fue la rama femenina de la Falange Española (que pasó a llamarse, durante el Franquismo, la FET de las JONS –Falange Española Tradicionalista de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista-, el partido único durante esta etapa de la historia de España).

Siguiendo los ideales de su hermano José Antonio Primo de Rivera (fundador de la Falange), como por ejemplo la segregación por sexos y la prohibición del voto femenino, Pilar Primo de Rivera estuvo al frente del mencionado movimiento femenino.

Su sede central y escuela principal se encontraba en el Castillo de la Mota, en Medina del Campo (Valladolid).

La Sección Femenina fue una de las vías utilizadas por el régimen franquista para crear un esquema de género acorde con sus católicos y tradicionales ideales, en donde se promovía la división por sexos y se promulgaba la exaltación de la dominación masculina frente a las mujeres. 

Para ello el Franquismo contó con la plena colaboración de la Iglesia Católica, constituyendo ésta un componente esencial del discurso anti-feminista.

La labor esencial que debía cumplir la Sección Femenina al finalizar la Guerra Civil eran:

- Preparar a las mujeres para regir y llevar el hogar, el cual era el lugar que debía ocupar (además de por convicción ideológica, el Régimen persiguió este objetivo con otra finalidad: la de aumentar la población, la cual, tras la guerra, se vio fuertemente mermada).

- Inculcar en las mujeres unos férreos principios religiosos que hiciesen de ellas un ejemplo de virtud, amor y entrega a las demás personas (la Sección Femenina tomó como modelos de mujer a seguir a la reina Isabel I de Castilla –también conocida como Isabel la Católica-, y a Santa Teresa de Jesús).

- Conseguir inculcar en las mujeres los puntos básicos del ideario doctrinal nacional que regiría el Nuevo Estado.

La Sección Femenina movió hilos en educación, ya que pretendía llegar a las jóvenes estudiantes. Algunas de las enseñanzas que impartía eran: Hogar y Enseñanza Política, o Ciencias Domésticas, donde, entre otras cosas, se intentaba formar a las mujeres a ser buenas madres y amantísimas esposas.

La propaganda franquista ensalzó a las mujeres como seres en cierta medida superiores a los varones en cuanto a “virtudes físicas” como la maternidad, y en cuanto a atributos morales como la dulzura, la feminidad, la fragilidad y la protección.

Fiel a la Iglesia Católica, al tradicionalismo y a los ideales de Primo de Rivera, la Sección Femenina mantenía una postura a favor de que el Estado franquista adoptase unas medidas legales que supusiesen el apartamiento de las mujeres de la esfera pública.

Así pues, las mujeres vieron reprimida su sexualidad, suprimiéndose cualquier atisbo de libertad en su cuerpo, y se fomentó su diferencia biológica, psicológica y afectiva con los varones, haciéndose hincapié en la maternidad para justificar así su discriminación en el ámbito laboral, social, económico e incluso jurídico (no obstante, posteriormente Pilar Primo de Rivera presentó una ley a las Cortes que servía para otorgar derechos a las mujeres con respecto al ámbito laboral, presentando a la Sección Femenina como la única organización femenina sensibilizada por los problemas de las mujeres, capaz de defenderlas y de regular por ley su acceso a aquellas profesiones y taras públicas y privadas “para las que se hallaba perfectamente capacitada”, pero eso sí, siempre partiendo de la base de que hay limitaciones que la propia condición femenina impone a las mujeres y que la coartan en la realización de determinadas actividades que siempre serán consideradas como propias del ámbito masculino).

Algunos ejemplos de las ideas inculcadas a las mujeres a través de la Sección Femenina son:

- La mujer es un complemento necesario:

“A través de toda la vida, la misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo el primer hombre, pensó: No es bueno que el hombre esté solo. Y formó a la mujer para su ayuda y compañía, y para que sirviera de madre. La primera idea de Dios fue el hombre. Pensó en la mujer después, como un complemento necesario, esto es, como algo útil” (Formación Político-Social del primer curso de Bachillerato, 1963).

- El mejor lugar para hacer deporte es el hogar:

“Una mujer que tenga que atender a las faenas domésticas con toda regularidad, tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no lo hará nunca, verdaderamente, si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo muy eficaz, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, o limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta que se realizan tantos movimientos de cultura física que, aun cuando no tiene como finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficaces precisamente para este fin” (Economía doméstica para Bachillerato, Comercio y Magisterio, 1968).

- Has de tener voluntad para la dependencia:

“La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular –o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes –vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor”.

- Eres una mujer, y, por consiguiente, careces de ingenio:

“Las mujeres nunca descubren nada; les falta, desde luego, el talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer más que interpretar, mejor o peor, lo que los hombres nos dan hecho” (Pilar Primo de Rivera, 1942).

- No muestres sensibilidad:

“La mujer sensual tiene los ojos hundidos, las mejillas descoloridas, transparentes las orejas, apuntada la barbilla, seca la boca, sudorosas las manos, quebrado el talle, inseguro el paso y triste todo su ser. Espiritualmente, el entendimiento se oscurece, se hace tardo a la reflexión: la voluntad pierde el dominio de sus actos y es como una barquilla a merced de las olas: la memoria se entumece. Sólo la imaginación permanece activa, para su daño, con la representación de imágenes lascivas, que la llenan totalmente. De la mujer sensual no se ha de esperar trabajo serio, idea grave, labor fecunda, sentimiento limpio, ternura acogedora” (Revista de la Sección Femenina, 1945).

- Sé obediente, no te quejes y muestra felicidad, aunque sea falsa:

“En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiera la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es siempre más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes”.

- No seas libre:

“No hay que tomar el deporte como pretexto para llevar trajes escandalosos. Podemos lucir nuestra habilidad deportiva, pero no que estas habilidades sirvan para que hagamos exhibiciones indecentes. Tampoco tenemos que tomar el deporte como pretexto para independizarnos de la familia, ni para ninguna libertad, contraria a las buenas costumbres” (Economía doméstica para Bachillerato, Comercio y Magisterio, 1968).

- Eres “Señora de…”:

“Cuando estéis casadas, pondréis en la tarjeta vuestro nombre propio, vuestro primer apellido y después la partícula “de”, seguida del apellido de vuestro marido. Así: Carmen García de Martín. En España se dice de Durán o de Peláez. Esta fórmula es agradable, puesto que no perdemos la personalidad, sino que somos Carmen García, que pertenece al señor Martín, o sea, Carmen García de Martín”.

La Sección Femenina fue dividida en: formación personal, formación cultural, formación física, formación y asistencia sanitario-social, Hermandad de la Ciudad y el Campo, Servicio Social, prensa y propaganda, formación en asesoría jurídica, y Servicio de Formación.

En los centros de la Sección Femenina se estudiaban las siguientes materias:

- Formación religiosa (Dogma, Moral y Liturgia).

- Formación Política (Historia de la Falange, Doctrina Política y Económica de la Falange, Moral y Estilo de la Falange).

- Formación Doméstica (Pedagogía Familiar, Economía Doméstica, Cocina, Corte y Confección, Trabajos manuales, Puericultura).

- Música (Coris y Danzas).

- Gimnasia.

En cuanto a las leyes educativas, cabe destacar:

- En el 1 de mayo de 1936 se creó una Orden Ministerial que prohibía el sistema pedagógico de coeducación en las escuelas primarias. En el 23 de septiembre se suprimió en los Institutos de Grado Superior.

- Sólo hasta el año 1945 se permitieron las escuelas mixtas en las aulas que no tuviesen un número de alumnado superior a 30.

- Se empezó a permitir a partir de esta época la entrada de maestras en las escuelas, a excepción religiosa, que estaba a cargo de un sacerdote.

- La educación estaba diferenciada por sexos también por la ley.

- El Decreto del 28 de diciembre de 1939 hizo asignatura obligatoria para todas las mujeres españolas la de Ciencia Doméstica.

- A partir del 31 de mayo de 1940, la Sección Femenina tenía como objetivo la de preparar a las mujeres como futuras madres de familia.

- La Orden del 16 de octubre de 1941 unificó las asignaturas domésticas bajo el título general de Hogar, que era obligatorio en todas las escuelas primarias y secundarias, tanto oficiales como privadas.

- La Orden del 11 de agosto de 1944 hizo obligatorio el examen del Hogar para aquellas jóvenes que quisieran obtener un título universitario, el permiso de conducir y pasaporte.

- Con la Orden del 7 de agosto de 1950 se hizo extensivas estas disposiciones a las Escuelas de Magisterio para la formación de Maestras.

Tal y como podemos observar, el modelo educativo para las mujeres llevado a cabo durante la etapa mencionada, sigue un esquema sencillo: se formula una división de sexos (machos y hembras), a los cuales se les atribuye un género con unas cualidades psicobiológicas determinadas (varón: fuerte, dominante, superior…; y mujer: débil, delicada, tierna…), y se produce una segregación de roles en función del género (varón: provee, trabaja fuera del hogar, se dedica a cosas importantes…; mujer: su misión principal radica en la maternidad, ha de trabajar en el hogar, servir al marido…).

A este modelo, de carácter machista y patriarcal, en donde las mujeres quedan relegadas a un puesto de clara inferioridad con respecto a los varones, se le puede considerar tanto de esclavista para ambos sexos, como de alienante y desigualitario para las mujeres.

Esclavista, en tanto que promueve un modelo social y personal que es pre-establecido, fijo y no elegido por derecho por los sujetos, sino dado como obligación.

Este modelo establece unas pautas fijas de comportamiento y temperamento. Los varones, por un lado, deben ser todos fuertes, dominantes, no llorar, dedicarse al trabajo fuera del hogar… Mientras tanto, las mujeres, por el otro lado, han de ser sumisas, tiernas, cariñosas, frágiles, sensibles, estar disponibles las 24 horas para el cuidado de la casa, de su marido y de sus hijos… Por tanto, es esclavista, en tanto que toda persona que no encaje en tales patrones no será aceptada. ¿Y si los hombres quieren cuidar de sus hijos e hijas y las mujeres tener también la posibilidad de trabajar fuera de casa?

Es alienante y desigualitario para las mujeres porque las trata como simples úteros con patas, que han de tener la obligación de gestar hijos e hijas para el Régimen, además de atascarlas en una posición social claramente desfavorecida.

Así pues, como podemos observar, este modelo está claramente alejado de la ideología feminista, dado que este movimiento, por el contrario al sexismo promovido por el Franquismo, dicta que:

- Se nace macho o hembra (aunque también se reconoce el intersexo), pero varón y mujer se hace. Por lo tanto no hay unas características naturales y esenciales pertenecientes a los hombres por un lado y a las mujeres por otro, sino que son inculcadas mediante la cultura y la educación. 

- Cada cual, independientemente de su sexo o género, ha de tener el derecho de a ser educado en igualdad y a elegir lo que le place hacer con su propia vida. 

- Las mujeres no son inferiores a los varones y por lo tanto tienen derecho a trabajar, a ser o no ser madres, a estudiar, a no ser maltratadas…

- Ser madre o no, no define a una mujer como mujer.

- Ni las mujeres son el sexo bello ni los varones son el sexo fuerte. Cada cual es como es, y ha de ser tenida en cuenta la individualidad de cada ser humano.  Todos somos distintos e iguales.

- La coeducación es la base fundamental para lograr una soicedad justa e igualitaria.

Y ahora, sabiendo esto, yo me pregunto: ¿Por qué motivo las mujeres que promueven estas mismísimas ideas de diferenciación entre sexos y de maternidad inculcadas por la Sección Femenina, a través del feminismo de la diferencia actual, se hacen llamar progresistas y anti-patriarcales? ¿Será que no conocen la historia, o quizá será que opinan que el Régimen estaba dirigido por entes modernísimos e igualitaristas?

lunes, 15 de octubre de 2012

Hay tanto chicos como chicas que controlan... Pero ellas no lo saben.

Cuando hablo de amor libre, no dañino, sin control, sin maltrato..., lo hago siempre dirigiéndome a varones y mujeres indistintamente. Ahora bien, entiendo perfectamente que haya otras tantas personas que tiendan más a dirigirse a las mujeres que a los hombres, pues, aunque es igual de importante enviarle el mensaje tanto a la gente de un sexo como del otro, no podemos negar que tiene más urgencia hacérselo ver a ellas por una simple razón:

Por lo general, cuando un hombre es controlado, sabe que lo está siendo. Sin embargo, por lo general, cuando una mujer es controlada, ¡lo confunde con el amor!

Hay muchos hombres, cuando se habla del control que ciertos varones ejercen sobre las mujeres, que dicen: "¡Pero también hay mujeres que controlan!". ¡Muy bien! Estos hombres se dan cuenta de ello. Si una mujer les controla... lo ven. Pero... ¿Qué pasa cuándo esto le sucede a una mujer? ¿Sale huyendo de su pareja controladora? Muy raramente... Como he dicho atrás, las mujeres, por lo general, tienden a confundir el control con el amor.

Algunas frases piensan muchas mujeres:

- Está celoso porque me ama.

Según un estudio de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP), un 80% de los y las jóvenes considera que los celos son normales en las relaciones de pareja, y un 60% piensa que las mujeres necesitan el amor de un hombre para realizarse.

- Es normal que me diga cómo tengo que vestir... ¡Soy su novia y debo gustarle!

Según el mismo estudio, el 80% de los y las adolescentes de ambos sexos entre 12 y 18 años están de acuerdo en mayor o menor medida con que es deber de las chicas ''complacer a su pareja''.

- Ooohh, chica, ¡no veas qué mono es mi corazoncín! Ayer se enfadó conmigo porque estuve hablando con un amigo y se pensaba que le estaba poniendo los cuernos. Pobrecito él... Tuvo que pasarlo mal.

No, no es broma. He escuchado frases de este tipo en más de una ocasión...

Y, claro está, para alimentar su confusión, no faltan las frases de muchos chicos:

- Ay, cariño mío, te amo tanto que me gustaría sentirte de verdad cuando hagamos el amor. Por favor, deja que esta vez no me ponga el preservativo, que eso nos quita sensaciones y entonces ya no es tan romántico.

Disfrazar una controladora y peligrosa intención con el romanticismo es un buen truco que usa mucha gente  para obtener lo que quiere. 

Al fin y al cabo es la combinación perfecta que siempre se ha usado: Primero se inculca a las mujeres que no deben hacerlo más que con su pareja porque el sexo "es la muestra de amor más grande que una mujer puede ofrecer a un hombre", y luego se dicta que una chica que tiene novio no ha de negarse a tener relaciones porque con ello está demostrando "que no le ama".
 
- Perdona que me haya puesto tan furioso porque llevases el pelo tan suelto. Es que eres tan bella que a veces pienso que no eres para mí, que te merece más un hombre más guapo que yo, y tengo miedo de que otros chicos se fijen en ti. El amor que siento me ciega y por eso me pongo tan tonto. 

Este tipo de frases a mí siempre me dejan alucinando. Y es que es muy habitual que una persona celosa, controladora y/o maltratadora intente dar pena tras su agresión, tratando de parecer o bien el ser más bueno del mundo (si hace falta argumenta que lo que ha hecho ha sido por tu bien o porque no le quedaba más remedio), o bien el ser más desdichado del planeta para hablandarnos.

- ¿Cómo no voy a vigilar lo que haces? ¿Es que no ves que me haces daño cada vez que te juntas con otro tipo? ¿Cómo puedes ser tan insensible?

Es decir, lo típico que se promueve en la sociedad: "Estoy celoso/a, es cierto, pero eso es porque tú me das motivos. Es culpa tuya si me haces sentir mal y me obligas a espiarte". 

Otras veces, después de descubrir que leían tu correo, que vigilaban tus conversaciones, y de pretender dejar a sea persona por golpearte, controlarte o dañarte, pueden soltar la frase que más me hace reír por no llorar, pues es un truco que hace resaltar el sentimiento por encima de la razón para ponernos en un apuro:

No puedes dejarme. Me amas; me amas mucho y lo sabes. Tú y yo estamos hechos para mantener una relación para toda la vida. Si me dejas te dolerá, lo pasarás fatal y sufrirás más. Porque dices que no puedes estar conmigo, pero en realidad no puedes estar sin mí. Acéptalo. Sin mí no eres nadie.

Y en efecto, muchas chicas, como decía el estudio, piensan que necesitan a un varón para poder realizarse; que si no están en pareja no son nada ni nadie; que están mejor mal acompañadas que solas.

Por este motivo, aunque hay tanto chicos como chicas que controlan, dado que ellas son más propensas a no verlo o a no reconocerlo ni aceptarlo, opino que es normal que haya personas que tiendan a dirigirse más a mujeres que a hombres. Por supuesto, no voy a negar que visibilizar esto a los chicos es importante, pero urge más en las chicas, y por este motivo no me quejo de que así se haga muchas veces.

No obstante, no olvidemos que en esta sociedad los varones tienen un mayor dominio y que si ellos no ven las cosas, las palabras de las mujeres no les parecerán más que meros berridos y no las escucharán.

Por ello en este blog tiendo a hablar más sobre la problemática de las mujeres en general, pero siempre sin olvidarme de que en este mundo, aunque en menor medida y de un modo diferente, los hombres también padecen sus cosas. De ahí que también escriba para los chicos, pues, al fin y al cabo, la igualdad entre varones y mujeres aún no se ha alcanzado, y esto trae consecuencias negativas, a pesar de los privilegios masculinos, para ambos sexos. Y es que si no conseguimos que quien está arriba quiera dejar de dominar, la gente de abajo tendrá el camino más difícil. Es decir, que no sólo hemos de enseñar a las niñas a reconocer el maltrato y el control para que no se dejen pisotear, sino que también hay que enseñar a los niños de tal manera que no crezcan con prejuicios y estereotipos que les lleven a creerse dueños de sus parejas.

Y bueno, para terminar dejo una frase de Simone de Beauvoir:

"El día en que sea posible para la mujer amar, no por debilidad sino por fortaleza, no para escapar de sí misma sino encontrarse a sí misma, no para humillarse sino reafirmarse, ese día el amor será para ella, como lo es para el hombre, una fuente de vida y no de mortal peligro".

miércoles, 10 de octubre de 2012

Diferencia entre exclusión, segregación, integración e inclusión.

Exclusión:

Habíase una vez un país habitado por Figuras Geométricas llamado Circulandia. Este país se había llamado así poque la mayoría de sus habitantes eran Círculos. Y digo la mayoría porque no todo el mundo lo era, ya que también había Triángulos, Cuadrados, Rectángulos, Rombos, y demás Figuras.

Los Círculos, que se consideraban seres hermosos por ser mayoría, por ser "normales", rechazaban y se alejaban del resto de figuras por su "anormalidad". 

- Los cuadrados son raros -decían entre ellos-. Tienen picos y líneas rectas. No son tan bellos como nosotros, que somos Figuras Perfectas. Nosotros podemos rodar y rodar, y somos totalmente simétricos por todas partes. Nadie puede compararse a nosotros los Círculos.

- Y que nadie se acerque a esos raritos -decían otros-. Seguro que tienen una enfermedad contagiosa. ¿Y si acabamos como ellos? Ya no seríamos seres normales, no podríamos rodar tan bien. Ellos son incapaces para cualquier cosa, sobre todo para rodar. 

Y así, bajo estas ideas, los Círculos no permitieron la entrada de las otras Figuras en los colegios, ni en los restaurantes, ni en el gimnasio de kárate, ni en el equipo de ajedrez, ni en ningún lado.

Consideraban mejor tenerlos apartados y no acercarse mucho a ellos, pues, según decían, "seguro que no traen nada bueno".

Y su mundo quedó así:


Segregación:

Habíase una vez un país habitado por Figuras Geométricas llamado Circulandia. Este país se había llamado así poque la mayoría de sus habitantes eran Círculos. Y digo la mayoría porque no todo el mundo lo era, ya que también había Triángulos, Cuadrados, Rectángulos, Rombos, y demás Figuras.

Y los círculos, que se consideraban "normales", sentían lástima de las demás Figuras, así que decidieron que no era bueno excluirles de la sociedad, por lo que comenzaron a construir escuelas especiales para Cuadrados, y escuelas para Triángulos, y lugares habilitados para Hexágonos, salas aparte para que pudiesen estar los Rombos...

- ¡Así está bien! -exclamaban los Círculos-. De este modo las demás Figuras tienen un lugar en el mundo.

- Sí -respondían otros-. Así está bien. Los Cuadrados, los Triángulos y demás Figuras no son como nosotros. No tienen nuestras capacidades. Son diferentes y no les haríamos ningún bien teniéndolos junto a nosotros. No es bueno excluirles, pero tampoco mezclarlos con nosotros.

Y su mundo quedó así:

 

Integración:

Habíase una vez un país habitado por Figuras Geométricas llamado Circulandia. Este país se había llamado así poque la mayoría de sus habitantes eran Círculos. Y digo la mayoría porque no todo el mundo lo era, ya que también había Triángulos, Cuadrados, Rectángulos, Rombos, y demás Figuras.

Y los Círculos no querían que el resto de Figuras estuviesen separadas. No querían ni excluirlas ni segregarlas, así que dejaron un espacio junto a ellos.

Pero como al resto las veían diferentes, como desgraciadamente las consideraban minusválidas (que significa "menos válidas"), o enfermas, o problemáticas, decidieron hacer un hueco aparte dentro de su mundo. Así estarían con ellos, pero en un rincón apartado para que pudiesen, según comentaban, desarrollarse con normalidad o no causar problemas.

- No podemos excluirlas de la sociedad -argüían- porque son Figuras Gométricas al igual que nosotros; tienen derecho a ser respetados y tratados con dignidad.

- Es cierto -decían también-. Pero en las escuelas no deberían estar junto a los Círculos, pues entorpecerían el ritmo "normal" de las aulas y ellos tampoco saldrían beneficiados. Hay que crear aulas a parte dentro del mismo centro.

Por ello construyeron escuelas en las que podían entrar Triángulos, Cuadrados, Rombos, Rectángulos... pero las dejaron en clases separadas.

Y de este modo el mundo y las aulas quedaron así:


Inclusión:

Habíase una vez un país habitado por Figuras Geométricas llamado Figurlandia. Este país se había llamado así poque sus habitantes eran Triángulos, Cuadrados, Rectángulos, Rombos, y demás Figuras Geométricas.

La mayoría eran Círculos, pero estos no veían Círculos en el mundo, sino Figuras Geométricas, cada una con su forma, su fortaleza, su debilidad, su forma de ser, pensar y sentir.

No se consideraban normales, ni las Figuras Perfectas. Y querían un mundo en el que todo el mundo estuviese unido, una gran comunidad.


- ¿Y cómo hacemos para incluirles en nuestra sociedad? -preguntó uno.

- Es sencillo -respondió alguien-: Cogeremos unas tijeras y les cortaremos los picos hasta que sean Círculos.

- ¿Pero eso no les hará daño? -cuestionó otro-. Eso debe de doler... ¡No me parece bien obligarles a ser Círculos a toda costa!

- Lo mejor sería -concluyeron al final- aceptarles tal y como son. Que estén dentro de nuestra sociedad sin obligarles a cambiar.

- ¡Nadie es una Figura Perfecta en este mundo! -afirmaron finalmente-. Cada cual tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y en unión podemos aprender todos de todos. Nosotros podemos hacer uso de nuestra constitución para formar ruedas que sirven para llevar grandes cargas, los Cuadrados unidos pueden hacer pilares y paredes que sostengan y formen edificios, los Triángulos y los Rectángulos unidos pueden  flechas que nos guíen el camino, con los Pentágonos y Hexágonos se construyen balones que sirven para jugar al fútbol, y ¡fijaos!, los balones son esferas, mucho más redondas y hermosas que los Círculos.

Así pues, dejaron de hablar de discapacidades y minusvalías, para dar paso a la diversidad funcional, pues cada cual, según como es, tiene sus capacidades y puede valer para diferentes cosas.

De este modo el mundo quedó así:


Y todas las Figuras Geométricas vivieron felices en unión, paz y armonía.

lunes, 8 de octubre de 2012

¿Es nuestra escuela pública, gratuita, laica y democrática?

Les dejo un texto elaborado por la CEAPA (Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos), en donde se analiza la escuela española, atendiéndose a las características de "pública", "gratuita", "laica" y "democrática". 

En una primera pare se analiza el significado de dichos conceptos; y en una segunda parte se pone en duda la existencia de tales características en nuestras escuelas.

Son seis hojas con letra y espacios grandes; así que es rápido de leer, además de que está bien explicado, es fácil de entender. Espero que les guste:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...