jueves, 24 de marzo de 2011

Ellos y ellas en la escuela.

La siguiente nota pertenece a Gabriel Brener, un director de escuela argentino, Licenciado en Educación y especialista en gestión y conducción del sistema educativo; y forma una fantástica síntesis de todo cuanto he publicado en este blog sobre el sexismo:


"Manuel tiene 5 años, es domingo y va para la cancha con su papá, se detienen en un kiosco por una gaseosa y lo tienta una atractiva muñeca con los colores de su equipo. El kiosquero interrumpe su deseo y con su mejor sonrisa pedagógica señala que es para una nena. Ya en la cancha de su equipo del alma, subiendo con prisa los escalones de la popular, Manuel tropieza y se golpea una rodilla. Un testigo de su llanto lo palmea en la espalda y lo arenga: “¡Vamos, nene, que los hombres no lloran!”. Luego de un rato la impaciencia del empate se apodera de la hinchada y entonces el cantito de siempre crece como una ola... “A estos putos les tenemos que ganar.” (1)

Al día siguiente, Manuel llega a preescolar con su bolsita celeste, igual que sus amigos. Las cuelgan en percheros diseñados por sus maestras, con leones para ellos y flores para ellas (2). Lo masculino y lo femenino no es algo que venga dado, aunque algunas situaciones parezcan tan naturales como la puesta del sol. Se trata de una construcción que tiene mucha historia y que siempre está condicionada por el contexto en que se vive. Que un pibe vaya a la cancha con su papá, que la muñeca sea para una nena, que haya colores o animales para ellos y para ellas, que llorar no es cosa de nenes son patrones culturales que se van aprendiendo.


En las escuelas existe lo que se conoce como currículum formal u oficial. Pero también existe lo que se conoce como currículum oculto (3) que los adultos transmiten cotidianamente sin ser absolutamente conscientes de dicho pasaje. Allí se ponderan las desiguales relaciones de poder entre varones y mujeres, padres y madres, pobres y ricos como una cosa natural.


A lo largo de la historia, la Iglesia, la familia, la escuela, los medios de comunicación, entre otros, han contribuido en la construcción de estereotipos de género a través de creencias, modos de nombrar, configuración de las relaciones sociales y de las formas de ejercicio del poder, estableciendo jerarquías a varones y a mujeres desde muy pequeños. Estas jerarquías han cobrado mayor o menor institucionalidad, pero han sido igualmente eficaces para quebrantar deseos, interrumpir proyectos, secuestrar oportunidades, en especial, al grupo de las mujeres.


En mi experiencia como director de una escuela secundaria en la provincia de Buenos Aires recuerdo a más de un profesor que consideraba a las alumnas en inferioridad de condiciones, naturalizando así las calificaciones diferenciadas (4). Por eso, la perspectiva de género, la historia de lucha de tantas mujeres y su notable protagonismo social y político, así como la ambición por construir una sociedad cada vez más igualitaria y más justa, quizá nos permita también explorar otras formas de construcción de masculinidades que rompa con los estereotipos de modelos “exitosos” del mercado o de la más rancia tradición machista.

Hay que pelear para que puedan multiplicarse los hombres comunes y corrientes que se animan a jugar de igual a igual, con quien sea, ofreciendo a los más pequeños una masculinidad que pueda negociarse a gusto de cada quien, leyendo cuentos y diciendo te quiero".


martes, 22 de marzo de 2011

Ventajas pedagógicas del ajedrez.

El ajedrez es un deporte que pedagógicamente puede contribuir a la mejora de cuatro aspectos:

1- Intelectual.
2- De personalidad.
3- Social.
4- De salud.

1- Ámbito intelectual:

-Aumenta la capacidad intelectual.
-Mejora la memorización, al tener que retener jugadas y movimientos a corto y largo plazo.
-Eleva la capacidad de atención y concentración.
-Mejora la capacidad planificación, de análisis y de síntesis.
-Mejora la agilidad mental.
-Flexibiliza la fantasía y la creatividad, al tratarse de un juego en el que existe una amplia gama de movimientos y jugadas.
-Desarrolla el razonamiento lógico-matemático, al tener que emplear una secuencia adecuada de movimientos, y la capacidad de pensamiento reflexivo, crítico y auto-crítico, cuando se analizan las jugadas y los errores cometidos.
-Desarrolla la intuición, puesto que en este juego hay que preveer los movimientos de nuestro/a contrincante.
-Fomenta la observación y la meditación.
-Desarrolla la temporalidad y el espacio.

2- Ámbito de la personalidad:

-Enseña a tomar la iniciativa.
-Mejora la toma de decisiones y la aceptación de errores. Lo primero se entrena ya que en el ajedrez, cada jugador/a está solo/a, y debe tomar decisiones de forma autónoma. La aceptación de errores se desarrolla ya que, una vez tomada una decisión y haber actuado, no hay vuelta atrás.
-Incrementa la paciencia.
-Desarrolla el autocontrol.
-Aumenta la capacidad de ser constante y precavido/a.
-Mejora la capacidad de discriminación, ya que se debe discriminar entre varias posibilidades a la hora de llevar a cabo una jugara, para poder elegir la más adecuada.

3- Ámbito social:

-Promueve la integración de personas con discapacidades, de diferentes sexos o razas, etc.
-Enseña a saber ganar o perder, y a respetar a los/as rivales.
-Enseña a respetar las normas.
-Proporciona una visión más objetiva de las propias capacidades y del prójimo.
-Promueve el fijarse en los aspectos intelectuales antes que en los físicos.
-Es un método económico y a la vez pedagógico de utilizar el tiempo libre.

4- Ámbito de salud:

-Promueve la actividad mental y la potenciación de las aptitudes intelectuaes.
-Ayuda a generar un desarrollo ético y un equilibrio interior.

lunes, 21 de marzo de 2011

Echando un vistazo a Japón y los problemas que asolan el mundo.

No me gusta nada la hipocresía de los/as artistas, los medios comunicación y de algunas organizaciones que dicen pretender ayudar a erradicar muchos de los problemas que hay en el mundo a diario.

Leo el periódico. Ya llevan varios días anunciando el problema por el que está pasando Japón. Es una gran desgracia, lo sé; y me preocupa. Pongo fe en que esto pueda servir para aprender y contribuir a que ciertas naciones hagan unos de razón y adquieran conciencia contra los problemas que nuestra especie está causando sobre la Tierra.

Pero me da rabia que la gente sólo se acuerde de los problemas que desolan a ciertas gentes... solo para sacar dinero. Sí, para sacar dinero a costa de las desgracias agenas. Porque eso es lo que pretenden muchas supuestas ONGs y otras organizaciones. Y lo que pretenden muchas compañías periodísticas, que sólo ven aquello que les puede hacer mejorar sus estadísticas; y muchos/as artistas, que lo único que desean es poder salir en los medios de comunicación para hacer publicidad de sí mismos/as.

Porque claro, Japón es una gran potencia cuya amistad nos proporciona recursos económicos y herramientas tecnológicas, y por ende urge proteger su ciudadanía a toda prisa. No quiero decir que haya que mirar a un lado y no ayudar. Pero... ¿qué ocurre con todas las personas de África, latinoamérica y el resto del mundo que pasan hambre y miseria durante todos los días del año? ¿Por qué nadie se acuerda de ellas? ¿Dónde está toda esa cantidad de periodistas que partieron a Haití para anunciar lo que ocurren en otros países a diario? ¿Por qué no hacen noticia de estos problemas todos los días, al igual que se están acordando de Japón todos los días mientras permanezca la catástrofe de las centrales nucleares? ¿Y qué ocurre con la violencia y la discriminación por la que constantemente pasan mujeres, inmigrantes y personas con una determinada ideología o creencia?  

Recuerdo una imagen de periódico, en la que salían dos niños de África conversando, y uno le decía al otro: "Tenemos que cambiar de compañía publicitaria. Nos vendría bien la que han utilizado las gentes de Haití".

Pues eso digo yo: ¿Dónde están los/as del "no a la guerra"; los/as del "Prestige" y el "Nunca Mais"; los/as del "Salvemos Haití", etc, cuando se trata de gente que muere de hambre y enfermedades durante todos los días del año? ¿Por qué nuestras naciones atacan a Gadafi, pero no hacen nada contra las dictaduras de Corea del Norte y de otros países?

La verdad, no lo entiendo. Parece que solamente somos educados/as en el valor de ayudar a quien nos beneficia o cuando nos interesa. Me parece muy cínico decir "yo soy solidario/a, y siento una gran pena por..." sólo cuando eso nos reporta dinero o fama, y me produce náuseas pensar que muchas personas quieren que se comparta y que se ayude... pero eso sí: que lo hagan los/as demás.

Dejo seguidamente unas pocas palabras escritas por el grupo Mago de oz, en su canción "Atlantia", para hacer conciencia sobre la miseria, el hambre, la contaminación... ¡Y la estupidez que poseemos todos y cada uno de los seres humanos! Porque de esto no nos libramos nadie. Ya lo dijo Albert Einstein: "Solo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y no estoy tan seguro de la primera".


Durante miles de años, los seres humanos
hemos podido disfrutar del mejor regalo
que los dioses dieran jamás a ningún ser vivo:

La brisa, el viento, el hermano sol y la hermana luna;
campos y praderas donde ver crecer a nuestros hijos;
amaneceres bañados con el perfume que estornudan
las flores en primavera; puestas de sol decoradas
por los sueños aun por concebir.

Y aunque parezca mentira… inteligencia.

Pero el hombre blanco despreció aquel tesoro,
y a medida que la vida le sonreía,
él le contestaba dando patadas al destino.

Si alguien lee esta carta, no olvide que el fin de esta civilización
se debió al egoismo, codicia e incultura de la raza humana.

Los hombres ya no somos mamíferos,
el ser humano no se convirtió en depredador;
la raza humana somos, simplemente, un virus:
matamos, crecemos y nos multiplicamos.

Por eso nos extinguimos;
por eso las aguas se tragaron nuestra civilización.
La verdadera Atlántida éramos nosotros.

Y por eso hemos escrito esta nota
para formas de vida inteligente venideras.

Cuando los hombres escupen al suelo...
se escupen a si mismos.

viernes, 18 de marzo de 2011

Que no te importe lo que piensen de ti.

Éste es un cuento que me contó mi padre hace ya tiempo:

Habíase una vez un hombre que vivía, junto a su hija, en una casa a las afueras del pueblo. Para comprar el pan, el hombre subía en caballo con su hija, hasta que un día el caballo se hizo viejo, y decidió subir andando.

-¡Pero qué tonto es este hombre! -comentaba la gente del pueblo-. Tendiendo un caballo y sube andando con la niña...

Al percatarse de esto, al día siguiente el hombre subió con el caballo, pero montó solo a su hija para que el animal no se cansase demasiado. Al ver esta situación, la gente del pueblo dijo:

-¡Será tonto este hombre, que, con lo mayor que es, sube andando hasta aquí...!

Asqueado, a la mañana siguiente montó él sobre el caballo, y dijo a su niña que fuese ella andando:

-¡Pero qué hombre más horroroso! -exclamaron las personas del pueblo al verlo-. Mira que dejar a la pobre criatura subir andando, con lo pequeña que es...

Así pues, harto, al siguiente día subieron sobre el caballo tanto él como su hija, y, al llegar al pueblo, la gente murmuró:

-Pobre animal... Este hombre es una desgracia.

Moraleja: Que no te importe lo que opinen las demás personas sobre ti, porque pienses lo que pienses, hagas lo que hagas, digas lo que digas... ¡pensarán!

lunes, 14 de marzo de 2011

El sexismo en los exámenes y en el rendimiento académico.

Son diversas las formas en las que puede generarse sexismo a través de los exámenes. Es común por parte de ciertos profesores (desconozco si acontece también con profesoras, pero lo dudo), que opten por calificar con una mano más estricta a las mujeres, sucediendo que ciertas chicas precisan cambiar de profesor para poder sacar adelante una asignatura.

Sé por experiencia propia que existen profesores que muestran en clase abiertamente su opinión sobre que "las mujeres no deberían estudiar en la Universidad"; y profesores que mandan salir a las alumnas a resolver un ejercicio en la pizarra para mirarles el culo.

Solamente recuerdo una frase en contra de los hombres en boca de una profesora, quien afirmaba que "los chicos, por no porder dar a luz, jamás llegarían a ser tan buenos pedagogos como las mujeres". Por lo demás, las aberraciones escuchadas a lo largo de mi vida estudiantil han provenido de varones (aunque es posible que además de aquella profesora existan más mujeres poco lúcidas, esa es mi experiencia).

Otra forma de sexismo con relación a los exámenes es la creación de dos modelos de exámenes diferentes, uno de los cuales es más difícil que el otro, el cual se entrega a las mujeres.

Asimismo, podemos hallar la inculcación de estereotipos ligados al sexo durante la enseñanza de los temarios, y que pueden ser reflejados a través de modelos de examen como el que expongo seguidamente:

Sexismo en libros de texto

Como pueden observar, no basta con que se enseñe que las chicas deben cocinar, lavar los platos y hacer la compra, mientras los hombres han de jugar al tenis, al golf o arreglar el coche, sino que esto se expone en los exámenes, y más le vale al alumnado responder acorde con lo enseñado, a menos que desee suspender. De este modo, fácil sería encontrar a profesores/as que, al ver una respuesta en un examen de tipo "Manuel hizo una deliciosa sopa", no dudasen un solo segundo en suspender al alumno o la alumna.

Y lo peor de todo viene después, una vez finalizados los estudios. Hombres y mujeres buscan un empleo, y, por un lado, ciertas mujeres se encuentran que, debido al sexismo transmitido en la escuela, sienten que hacen mal al trabajar, o simplemente no son seleccionadas y, frustradas, se aferran a lo primero que ven, como por ejemplo un matrimonio basado en el modelo tradicional (no pongo en duda que existan parejas que elijan esta opción por su propio gusto y su propia decisión; mas también hay que ser conscientes de que muchas mujeres se aferran a este sistema porque no son capaces de luchar contra él, y es lo único que puede motivarlas y hacerles sentir que sirven para algo).

Me parece curioso (aunque más bien deprimente) que, sabiendo que el sistema se lo pone más difícil a las mujeres, la mayoría de ellas decide acceder a estudios de máster o doctorados, o incluso a obtener más de una carrera universitaria, y sin embargo son los hombres quienes acceden a los puestos más altos.

Quizá no habría que hacer saltar la alarma en ciertos sectores en los que son los hombres quienes asisten en mayor proporción; pero en sectores como "Educación", me parece alarmante que, habiendo aproximadamente un 80 % de mujeres que se diploman y licencian en este ámbito, la mayor parte de los altos cargos en servicios públicos educativos estén en manos de hombres.

Pero no solamente es negativo para las mujeres, pues también lo es para los hombres. En un sistema donde el listón es más bajo para los hombres, y en el que ellos pueden acceder a cualquier empleo sin esforzarse, estos se aferran también a lo fácil, y por este motivo, pienso, encontramos a hombres que toman la opción de no estudiar, o de estudiar menos. <<Si, al fin y al cabo, sin siquiera tener el título de la Educación Secundaria Obligatoria, un hombre puede trabajar como peón de obra o mozo de almacén, ¿para qué esforzarse?>>, deben pensar muchos.

De este modo, vemos cómo poco a poco el número de estudiantes en España va disminuyendo en ambos sexos (cayendo con mayor velocidad en los hombres, lo que conlleva a que el porcentaje de alumnas universitarias sea mayor, llegando al 55 %). Disminuye en hombres porque pueden acceder a otras labores sin dificultad; y disminuye el número de mujeres que estudian, porque la barrera a alcanzar se encuentra tan alta que de poco sirve esforzarse. Si a esto le sumanmos las pocas becas otorgadas a causa de la crisis económica, la disminución de puestos ofrecidos en materia de educación, la supresión de centros de Educación Infantil (que dificulta la posibilidad de las mujeres de ejercer labores fuera del hogar, pues con la mentalidad sexista pocos hombres decidirán quedarse en casa) y el caos ocasionado por el Plan Bolonia, sin duda no tardaremos mucho tiempo en volver a una sociedad en la que el conocimiento estaba en manos de unos/as pocos/as, en la que el tradicionalismo esté fuertemente arraigado, y en la que la movilidad en la escala social sea prácticamente nula.

sábado, 12 de marzo de 2011

Algunas estrategias para desarrollar la memoria.

Antes de dar paso a explicar algunas pautas que pueden ayudar a retener la información durante el estudio, quisiera decir que, para mí, memorizar no es aprender. Cuando realmente aprendemos algo, es cuando se comprende. De nada sirve recitar, por ejemplo, el abecedario en inglés, y después, cuando te preguntan las letras de forma saltada, no saber cómo se dice cada letra en dicho idioma.

Así pues, opino que el Sistema Educativo debería cambiar a un sistema que fomente el aprendizaje crítico y comprensivo, y el interés por aprender y saber, en vez de hacer que los/as estudiantes se preocupen exclusivamente por las calificaciones y por memorizar contenidos a diestro y siniestro; contenidos que no tardarán mucho tiempo en olvidarse una vez finalizados los exámenes.

Algunas pautas para desarrollar la memoria y para favorecer el aprendizaje:

1- En primer lugar, una de las mejores estrategias para aprender, es hacer uso del denominado aprendizaje significativo (término acuñado por el pedagogo y psicólogo David Ausubel). El aprendizaje significativo consiste en ligar la información que ya se posee con la nueva información que se adquiere. Supongamos que un/a niño/a conoce animales mamíferos (león, vaca, perro, gato...); y queremos enseñarle qué significa "animales mamíferos". Utilizamos para ello la información que ya conoce (león, vaca, perro, gato...), para mostrarle que todos esos animales poseen unas características en común, y que, a los animales que tienen esas características, se les da el nombre de "animales mamíferos". Así aprende el significado de "mamíferos", asociándolo con los animales de esta categoría.

La mayoría de las mnemotécnicas se basan en esto. Por ejemplo, imaginemos que deseamos recordar el nombre en latín del azor, que es Acipiter gentilis. Para ello podemos asociar los fonemas latinos a nuestro idioma, que ya conocemos. Así pues, podemos dividir "Acipiter gentilis" en "Aci", que suena como "Así", pero pronunciado por una persona que cecea; en Peter, que es el nombre de Peter Pan; y en "gentil". De este modo nos queda "Así, Peter, gentil"; y luego solamente tenemos que hacer el cambio.

2- Es muy importante, sobretodo, que lo que se aprende guste a la persona que quiere aprender; que motive, y que el educador o la educadora lo enseñe generando una serie de emociones. La mayor parte de las cosas que nunca olvidamos o que aprendemos con  mayor facilidad son cosas que van asociadas a las emociones. Por ejemplo, los acontecimientos importantes de nuestra vida, comentarios que nos fascinan o disgustan mucho, o las canciones, son cosas que generan en nosotros/as grandes emociones, y por eso somos capaces de recordarlas tan fácilmente.

3- Método de Loci: Consiste en asignar palabras o ideas a lugares. Por ejemplo, si estamos memorizando la lista de la compra, al mismo tiempo podemos pensar en la imagen del elemento de la lista y en el lugar donde está ubicado en la tienda.

4- Realizar resúmenes, esquemas, organizar los apuntes, subrayar... Realizar esquemas permite relacionar la información. Esto último contribuye a que el cerebro funcione como una biblioteca: es más fácil acudir a un libro de enfermería si está en las estanterías de ciencia, en la sección de medicina y en la letra "E". Es más fácil acceder a la información si está bien estructurada.


5- Sobreaprendizaje: Consiste en repasar un material más allá de su manejo.

6- Emplear múltiples colores: Los apuntes con colores aumentan en un 75-80 % lo que se retiene.

7- Cuando leemos algo, retenemos un 18 % de la información. Si además hablamos sobre lo que leemos (por ejemplo, si se lee un texto de Platón en clase y después se mantiene un debate sobre sus ideas), la retención de la información aumenta a un 60 %. Y si también se escribe sobre ello, el porcentaje se eleva a un 90 %.

8- Consumir alimentos que contengan azúcar, que es el alimento del cerebro (sin excederse) y no fumar, dado fumar conlleva a que llegue una menor cantidad de oxígeno al cerebro, son pautas que contribuyen a una mejor memoria.

9- Recrear historias: Si nos dan la siguiente lista de palabras: sol, gato, día, mesa, rayo, gallo, plato, mano, mono, dado, reloj, cromo, once; podemos construir la siguiente historia con ellas: "En un día con sol, mientras buscaba un cromo y un dado, mi gato se subió a la mesa, el mono comió de mi mano y el gallo, a las once, según marcaba el reloj, comió del plato tras caer un rayo". 

miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Por qué no todo se puede explicar con hormonas?

Tras la lectura de varias entradas en algunos blogs, y tras la lectura de algunos textos, teóricamente científicos, de posiciones extremadamente genetistas y biológicas, he comenzado a preocuparme, pues, por lo visto, tratan de explicar todo comportamiento humano a través de las hormonas, y en otros casos, a través de la constitución cerebral que ha dado lugar en nuestra especie a causa de la evolución.

Pero, ¿es el ser humano puramente hormonas en esencia? Bajo mi punto de vista, indudablemente no. No voy a negar la influencia de dichas hormonas, ni de un código genético que nos predispone a ciertas cosas. Por ejemplo, los seres humanos estamos predispuestos para poder hablar, y después la cultura se encarga de introducir en nosotros/as una u otra lengua, o, a causa de ciertas circunstancias, como la falta de estimulación, nos lleva a la privación de la facultad del lenguaje.

No obstante, me atrevería a decir que la influencia biológica no pasa del 20% (no tiene por qué ser así; se trata de una opinión personal). Y, por ende, para mí la influencia cultural, las experiencias vividas, la educación, conforman el 80% restante.

Cuando me paro a pensar en el conjunto de alumnos/as, pienso: ciertamente, unos/as tienen una predisposición que les permite comprender un determinado temario, mientras que otros/as, como por ejemplo aquellos/as que padecen retraso mental, no. Empero, saliendo de esta simpleza, podemos hallar decenas de variables, muchas de las cuales se nos escapan.

Imaginémonos por un momento que somos profesores/as y tenemos un grupo de alumnos/as delante. ¿Qué puede influir en su aprendizaje, en su educación, en sus emociones y en su forma de pensar. Veamos:

Nuestro tono de voz, el ritmo, si se sienta en la zona trasera o delantera del aula, si se sienta junto a un/a compañero/a u otro/a, si ha tenido un buen o mal día en su casa, si la asignatura que impartimos es de su agrado o no, si ha visto una serie de televisión y está pensando en ella, si está bien o mal alimentado/a, los conocimientos previos con los que entra en el aula, si desea o no aprender... La lista podría ser interminable, si nos paramos a pensar.

Me imagino a ustedes, estimados/as lectores/as, y pienso en la cantidad de estímulos que les pueden estar llegando:

Este mensaje; la luz de la pantalla del ordenador; la sensación de su trasero sobre la silla si se encuentra sentado/a; la luz del sol entrando por la ventana o la luz de la bombilla; si está vestido/a, debe de estar sintiendo la ropa sobre su cuerpo; el ruido que genera el ventilador del ordenador; el sonido de la música que puede estar escuchando...

Todos y cada uno de estos estímulos conforman nuestras emociones diariamente, nuestro pensamiento, nuestra forma de ser y de actuar. Y esto, a su vez, influye en nuestras hormonas.

Piensen por un momento en algo triste. Al hacer esto están produciendo en su organismo la segregación de neurotransmisores u hormonas que les llevan a tener el sentimiento de tristeza. Por el contrario, si piensan en algo alegre, producirán la segregación de neurotransmisores que le lleven a la felicidad.

Entonces, si nuestras vivencias y nuestro pensamiento producen que nuestro organismo genere unas sustancias químicas u otras, ¿cómo pensar, siendo la cultura lo que más influencia tiene en nosotros/as, que son más bien las hormonas quienes nos controlan, y no que seamos nosotros/as quienes podemos controlar a éstas?

No voy a negar que son las hormonas quienes ejercen la influencia primero. Son éstas quienes nos llevan al proceso de pubertad, a la lívido, al cambio corporal en las gestantes, a las depresiones si se descontrolan, etc.

Pero ante este potencial ocasionado por nuestro organismo, nosotros/as, gracias a una buena educación y un buen aprendizaje, podemos colocar una barrera y luchar contra ello. De hecho, la educación y la asistencia a gabinetes de psicología y psiquiatría, son medios que nos permiten aprender a controlar esa influencia natural, haciendo que quede achicada.

Les pongo en situaciones: 

1- Nuestro organismo, cuando sube la lívido, nos indica que tenemos ganas de mantener relaciones sexuales; empero podemos pensar "aquí y ahora no se puede, así que voy a estar quieto/a". 
2- "Fulanito y Menganito me caen fatal, y me gustaría propinarles una paliza; pero como no me parece correcto, no voy a hacerlo". 
3- "Tener un perro delante hace saltar mi adrenalina; tengo un pánico impresionante. Pero voy a respirar profundamente y voy a serenarme, con lo cual conseguiré no salir huyendo".
4- "Tengo un examen; estoy muy nervioso/a. Pero he aprendido a usar técnicas de relajación. Las emplearé y me tranquilizaré. ¡Voy a aprobar!".
5- Antes a las mujeres les llegaba la primera menstruación con mínimo 15 años. Y esto a causa de una cultura que llevaba a una carencia de recursos alimenticios. Sin embargo, hoy día las niñas toman un exceso de grasas, y esto conlleva a que muchas tengan la regla incluso con 10 años, cuando el cuerpo no está preparado para procrear.
6- Son ustedes niños/as pequeños/as, y están teniendo un día fantástico. Se sienten felices. Sin embargo, a la hora de la comida descubren que su padre o su madre han preparado el plato de comida que más detestan y ya no se sienten tan felices.

Con estos casos, seleccionando el último para poner el ejemplo, me pregunto: si son más bien las hormonas quienes nos controlan a nosotros/as, ¿por qué ese/a niño/a con un día maravilloso, con lo cual tendrá oxitocina circulando por su cuerpo, de repente, al ver el plato de comida, se siente mal, en el caso de que sea verdad que es la hormona quien nos puede y la que determina cómo nos sentimos ante todo contexto?

Como pueden observar, la cantidad de variables que influyen en nosotros/as es tan grande que no puede explicarse todo con hormonas. 

Pero, ¿por qué tratan de reducirlo a hormonas, pues?

Opino que el ser humano tiene la necesidad de sentir que conoce y puede controlar cuanto se encuentra a su alrededor; y es a causa de esta necesidad por lo cual siempre reducimos todas las variables a algo que más o menos creemos poder conocer, predecir o controlar a nuestra voluntad.

Fijémonos en cómo antaño se creaban dioses/as para poder explicar los fenómenos naturales; cómo se inventó "el destino", para explicar todo cuanto nos acontece; cómo se inventaron los rituales mágicos para pensar que podíamos conseguir que la vida girase a nuestro favor; cómo se inventó "la suerte" para obtener la tranquilidad de que, con unos pocos utensilios que la atrajesen, nos iría la vida mejor; y, por último, cómo se reduce todo actualmente a hormonas, que suena más científico, para explicar cosas que jamás llegaremos a conocer y predecir.

Por eso pienso que es todo un error generalizar la actitud y aptitud humana, y considero más conveniente centrarnos en la individualidad que despliega cada persona en concreto. Porque todos/as somos seres únicos e irrepetibles, con nuestras emociones, nuestra cultura, con nuestra propia experiencia, con nuestra propia predisposición genética, con nuestra diferente educación. 

Por todo esto, centrarnos solamente en la bioquímica y argüir que un hombre o una mujer son como son simplemente a causa de sus hormonas, me parece un auténtico error. Y por este conjunto de motivos, pienso que es más importante invertir en educación.

Es por ello que opino que la respuesta más acertada a la cuestión "¿quién soy yo?", es la que dio José Ortega y Gasset:

"Yo soy yo y mis circunstancias".

lunes, 7 de marzo de 2011

La importancia de la educación de la mujer. ¡Feliz día de la mujer!

Una sociedad en la cual buena parte de sus integrantes son personas marginadas y que no pueden acceder a la educación, no puede progresar. En el mundo hay alrededor de 870 millones de personas analfabetas y, entre ellas, unas dos terceras partes son mujeres, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Según leí en un artículo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace tiempo se implementaron programas de enseñanza de la lectura a mujeres amas de casa, con lo cual disminuyó la mortalidad infantil. Y esto se debe a que, al saber leer, estas mujeres podían administrar bien los medicamentos, crear ambientes más seguros e incluso contribuir a una mejora del nivel lingüístico y del aprendizaje en sus hijo/as.

Una sociedad tiene elementos importantes que le permiten un mejor desarrollo y alcanzar el bienestar de la población; sin embargo, existen países donde aprender a leer se considera algo sin importancia, y que solamente tiene valor a nivel académico. 

Se comprobó en un estudio que en los países cuyas estadísticas analfabetismo son más altas, tienen pocas expectativas de avance. Tampoco es cosa del azar que la escasa formación en los países en vías de desarrollo se dé entre las mujeres, lo cual conlleva a la marginación tanto en el área doméstico, como en  los puestos de trabajo y en el acceso a la educación.

Conforme los países progresan, la desigualdad entre ambos sexos se acorta. Desde esa perspectiva, la lectura contribuye a una mejora en las áreas económica, social, cultural, formativa e, incluso, en cuestiones como la igualdad de género.

Por este motivo, y por otros, como la posibilidad de otorgar a la mujer la libertad de elegir su propio camino (bien sea el de trabajar fuera del hogar, el de trabajar dentro, o el de hacer ambas cosas) y su independencia, también es importante la educación le las mujeres.

En este día 8 de marzo quiero felicitar a todas las mujeres de mi familia, a mi pareja, a mis amigas, a las mujeres que estén leyendo esta entrada, a aquellas que fueron asesinadas por ser lo que eran o por luchar por la libertad, a aquellas que actualmente son masacradas y relegadas a una posición inferior solo por ser mujeres, y a todas ellas en general, dado que ustedes, más que mujeres, son seres humanos, y deben ser tratadas y respetadas como tal.

Les dejo a continuación un vídeo de mujeres que han pasado a la historia gracias a sus méritos y su lucha por la igualdad de derechos.

Que pasen un feliz día.

sábado, 5 de marzo de 2011

Normas para la mujer española de antaño.


1- La mujer es "un complemento necesario":
"A través de toda la vida, la misión de la mujer es servir. Cuando Dios hizo el primer hombre, pensó: No es bueno que el hombre esté solo. Y formó la mujer, para su ayuda y compañía, y para que sirviera de madre. La primera idea de Dios fue el hombre. Pensó en la mujer después, como un complemento necesario, esto es, como algo útil". (Formación Político-Social del primer curso de Bachillerato, 1963).

2- El mejor lugar para hacer depore es el hogar:

"Una mujer que tenga que atender a las faenas domésticas con toda regularidad, tiene ocasión de hacer tanta gimnasia como no lo hará nunca, verdaderamente, si trabajase fuera de su casa. Solamente la limpieza y abrillantado de los pavimentos constituye un ejemplo muy eficaz, y si se piensa en los movimientos que son necesarios para quitar el polvo de los sitios altos, limpiar los cristales, sacudir los trajes, se darán cuenta que se realizan tantos movimientos de cultura física que, aun cuando no tiene como finalidad la estética del cuerpo, son igualmente eficaces precisamente para este fin" (Economía doméstica para Bachillerato, Comercio y Magisterio, 1968).

3- Has de tener voluntad para la dependencia:


"La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular -o disimular- no es más que un eterno deseo de encontrar a quien someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes -vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor".

4- Eres una mujer, y, por consiguiente, careces de ingenio:

"Las mujeres nunca descubren nada; les falta, desde luego, el talento creador, reservado por Dios para inteligencias varoniles; nosotras no podemos hacer más que interpretar, mejor o peor, lo que los hombres nos dan hecho" (Pilar Primo de Rivera, 1942).

5- No muestres sensualidad:

"La mujer sensual tiene los ojos hundidos, las mejillas descoloridas, transparentes las orejas, apuntada la barbilla, seca la boca, sudorosas las manos, quebrado el talle, inseguro el paso y triste todo su ser. Espiritualmente, el entendimiento se oscurece, se hace tardo a la reflexión: la voluntad pierde el dominio de sus actos y es como una barquilla a merced de las olas: la memoria se entumece. Sólo la imaginación permanece activa, para du daño, con la representación de imágenes lascivas, que la llenan totalmente. De la mujer sensual no se ha de esperar trabajo serio, idea grave, labor fecunda, sentimiento limpio, ternura acogedora" (Revista de la Sección Femenina, 1945).

6- Sé obediente, no te quejes y muestra felicidad, aunque sea falsa:

"En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiera la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es siempre más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes".

7- No seas libre:

"No hay que tomar el deporte como pretexto para llevar trajes escandalosos. Podemos lucir nuestra habilidad deportiva, pero no que estas habilidades sirvan para que hagamos exhibiciones indecentes. Tampoco tenemos que tomar el deporte como pretexto para independizarnos de la familia, ni para ninguna libertad, contraria a las buenas costumbres" (Economía doméstica para Bachillerato, Comercio y Magisterio, 1968).

8- Eres "Señora de...":

"Cuando estéis casadas, pondréis en la tarjeta vuestro nombre propio, vuestro primer apellido y después la partícula "de", seguida del apellido de vuestro marido. Así: Carmen García de Marín. En España se dice de Durán o de Peláez. Esta fórmula es agradable, puesto que no perdemos la personalidad, sino que somos Carmen García, que pertenece al señor Marín, o sea, Carmen García de Marín".

Fuente: Manual de Sociología de la Educación. VV.AA.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Los/as niños/as hacen lo que ven. El buen ejemplo empieza en casa.

Hasta al rededor de los siete años, uno de los principales procesos a través del cual aprendemos es la imitación, gracias a nuestras neuronas espejo.

Dejo a continuación un vídeo sobre un spot publicitario que refleja perfectamente cómo buena parte de lo que los/as niños/as hacen, es fiel reflejo de lo que nosotros/as, como educadores/as, como madres y padres, hacemos.

Así pues, tratemos de tomar conciencia de nuestras propias acciones, pues está claro que si queremos educar bien a los/as niños/as del futuro, primero tenemos que empezar por transformarnos nosotros/as mismos/as.




"Educad a los niños y no será preciso castigar a los hombres" (Protágoras de Samos).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...