lunes, 23 de septiembre de 2013

Mito masculinista 1: Las mujeres no protegen a los hombres.

Inauguro en el blog una nueva sección titulada "mitos masculinistas", que me va a dar mucho para hablar.

El motivo de la misma es que el feminismo, en su lucha por alcanzar la igualdad entre varones y mujeres, trata de visibilizar el sexismo y los estereotipos sociales para liberar a las personas de ellos, de tal modo que puedan elegir, sin que nadie las juzgue, entre cosas como poder maquillarse o no, ser más o menos sensibles, o no tener que ir a la guerra para demostrar que se es quien más vale. Sin embargo, el masculinismo (o neo-machismo) lejos está de lograr esto, en tanto que tal movimiento, más que atacar al sexismo, lo refuerza y lo utiliza.

Mientras que un o una feminista hablará sobre que las mujeres han tenido dificultades a la hora de acceder a la educación y que por ello no hay tantas mujeres brillantes en la historia como hombres brillantes (dando a entender que todos y todas, sin importar el sexo, podemos ser brillantes y que el problema reside en el patriarcado, que ha llevado a las mujeres por un camino y a los varones por otro), un o una masculinista se centrará en argüir que el problema está en que las mujeres se han dedicado, por puro interés personal y por su propia cuenta, a atender a sus hijos e hijas y a cuidar el hogar. Es decir, que mientras el feminismo atiende a las características individuales y visibiliza el problema, el neo-machismo generaliza y hace uso del sexismo para justificar las desigualdades.

Y lo que es peor: a través de esta generalización y de este reforzamiento del patriarcado, promueve mitos que incluyen mentiras en su interior.

En esta sección, me dedicaré a desmantelar esos mitos con tres fines:

1- Que podamos coeducar con claridad y exactitud, pues no se puede coeducar, por ejemplo, si en lugar de mostrar el cuidado de niños y niñas como un trabajo igual de valioso que el que desempeña un fontanero o una fontanera, como bien pretende el feminismo, nos dedicamos a comentar que las mujeres son todas unas vagas que no hacen absolutamente ninguna labor y que eso de cuidar hijos e hijas es una estupidez, como hace el masculinismo, para poder victimizar a los hombres y ponerles como los únicos y pobres trabajadores existentes en la Tierra.

2- Contribuir a frenar el avance de un movimiento patriarcal, sexista y machista que perjudica seria y gravemente a la igualdad entre varones y mujeres.

3- Criticar a un movimiento que aunque de boquilla dice defender a los varones, tal y como iré mostrando en esta sección, lo que realmente hace es dejarnos a todos como víctimas idiotas, como brutos y como rastreros. Por ejemplo, cuando un o una masculinista afirma que las mujeres tienen el poder sexual porque ellas hacen el amor cuando quieren y los hombres solo cuando pueden, no solo está siendo sexista, sino que está dejando a los varones como idiotas que exclusivamente piensan con el pene, que no saben decir que no a una relación sexual y que pierden fácilmente la cabeza al ver un tobillo. Una afirmación que, por cierto, no se aleja del discurso tradicional y religioso del típico sacerdote que habla de la mujer como un demonio perverso que enloquece a los hombres y les hace sucumbir ante el pecado a través de sus irresistibles encantos.

Así pues, visto lo visto, vayamos al primer mito, que reza así: "los hombres son protectores mientras que las mujeres no, ya que a ellas, por cultura, únicamente son sensibles".

El feminismo, para que se note la diferencia, indica que tanto varones como mujeres pueden ser sensibles y proteger, pero que a causa de la educación sexista existe una tendencia a presentar a los varones como protectores y a las mujeres como sensibles. El masculinismo lo que viene a decir es que realmente los varones ejercer un rol protector mientras las mujeres son sensibles.

De aquí que este mito sea peligroso, puesto que mientras que el feminismo critica lo que se promueve sin genralizar, el masculinismo está dando algo por hecho, de tal modo que se basa en el esencialismo, pero desde un plano cultural.

Este mito lo fundamentan con una gran verdad, que es la de que a las mujeres se las educa para ser tiernas y a los varones para ser caballerosos y protectores. Una prueba de ello podemos encontrarla en montones de cuentos e historias que muestran al varón como el príncipe azul que se enfrenta a numerosos peligros para salvar a la dulce doncella en apuros.

Ahora bien, el problema radica en que el varón, lo masculino, es la vara que mide todas las cosas. Solo lo suyo se ha considerado importante a lo largo de la historia, y obviamente, los y las masculinistas, en ese afán tradicionalista y patriarcal por mantener al género masculino en la cima de lo grandioso, heroico y valioso, reproducen el sexismo mediante mitos como éste para hacer prevalecer sus acciones y méritos ante lo desempeñado por una mujer. De aquí que oculten tras la expresión "las mujeres se dedican a ser tiernas mientras que los varones las protegen", que en realidad las mujeres también son protectoras y los hombres son sensibles, en tanto que no puede haber sensibilidad sin protección ni protección sin sensibilidad.

No es muy difícil de entender:

Para que un varón proteja a una mujer, necesariamente debe sentir algo. Quizá no por ella, quizá simplemente tiene ganas de sentirse importante, pero algo es algo. Nadie se arriesga a herirse si no es porque siente algo. Esto es algo que desde los diferentes movimientos, tanto sociales y progresistas como conservadores, se ha tenido muy claro: las religiones han promovido y promueven el amor a sus dioses y diosas; quienes pretenden que la gente luche por su patria, fomentan el nacionalismo y el amor a la misma; quienes quieren que el ser humano luche contra las clases sociales, tratan de inculcar el deseo de alcanzar la igualdad; quienes gustan en luchar contra las fuerzas del Estado, promueven la pasión por la libertad; quienes quieren que deje de contaminarse el planeta, fomentan la sensibilidad por la tierra y la vida plural que yace en su interior.

Nadie protege nada por voluntad propia si no es bajo algún sentimiento positivo. Ergo, el feminismo no se equivoca en absoluto al defender que los hobres también han sido, son y pueden ser sensibles. Solo al ser protectores, ya lo están siendo, dado que solo se puede proteger siendo sensible.

Por otro lado, obviamente, al ser las mujeres sensibles, deben mostrar una actitud protectora al mismo tiempo. ¿Puede alguien comentar, desde la verdad, que siente pena, cierta sensibilidad, hacia las personas pobres, si en lugar de ayudar a estas gentes dándoles de comer o a salir de la miseria, se limita a pasar de largo y a poner cara de asco cada vez que ve a un mendigo o una mendiga? ¿Puede alguien argumentar que siente sensibilidad hacia los animales, si en lugar de cuidarles y protegerles, se limita a darles patadas? ¿Puede alguien decir que siente amor por su patria mientras despotrica contra ella, huye de la nación en lugar de defenderla o siente repulsión por ciertos sectores que en ella conviven? ¿Puede alguien sincerarse al comentar que lucha por la igualdad entre mujeres y varones mientras se dedica, sutilmente y revistiéndose con piel de cordero, a promover el sexismo y la misoginia, a fin de mantener su posición privilegiada?

Es imposible. La lógica y la realidad nos indican que si las mujeres son educadas para ser tiernas y cariñosas, necesariamente deben ser protectoras, ya que nadie puede mostrar una actitud indiferente y de no protección ante aquello que se ama y sobre quien se siente un mínimo de ternura.

Lo que ocurre, como dije algo más atrás, es que lo masculino es la medida de todas las cosas y por ello solo las acciones masculinas se han considerado como protectoras, ya que a quien protege se le atribuye una cierta heroicidad, y solo los hombres pueden ser reconocidos como héroes, para así mantener al varón en la cumbre. Y por esto mismo, el masculinismo busca mentir y promulgar una serie de mitos como el descrito en la presente entrada: para que el varón quede victimizado y siga considerándose que lo que él hace es lo que verdaderamente importa; que sus funciones son las únicas realmente heroicas, protectoras e importantes.

No obstante, lo cierto es que las mujeres han sido, son y serán, aún con el sexismo, protectoras; tanto con los hijos y las hijas como con sus maridos. Protectoras:

- Cuando tienen una gestación peligrosa y deciden dar su vida por la del feto, bien por la criatura, bien por contentar a su pareja, a quien, según la sociedad, tienen el deber de darles herencia para hacerles sentir hombres.

- Cuando deciden aparcar sus propios sentimientos y sus gustos, para dar prioridad a los del varón (por ejemplo, cuando fingen orgasmos para no herir el orgullo masculino, mienten sobre su vida sexual pasada o restan importancia a su vida personal y sus opiniones respecto a los de su pareja).

- Cuando protegen a los hombres de sí mismos, proporcionándoles una vida más saludable (por ejemplo, insistiendo en que vayan al médico, vigilando su alimentación, ayudándoles a que no caigan en el abuso de drogas nocivas).

- Cuando ponen en riesgo su integridad física y su vida para atender traumas pasados de sus parejas (un ejemplo lo hallamos en Anastasia, la protagonista de la trilogía 50 sombras de Grey, quien, motivada por el duro pasado de su pareja, se somete a él, a sus caprichos, a sus abusos, y se deja maltratar y controlar).

- Cuando tiran a la basura años y años de estudio, dando más valor a la carrera profesional de sus parejas, quedándose en casa para que ellos puedan disfrutar desarrollándose en lo que querían, y quedándose ellas, por consiguiente, vulnerables y dependientes.

Las mujeres, digan lo que digan los neo-machistas, han hecho, hacen y harán muchas cosas por los varones, por protegerles, por anteponer la vida masculina a la de ellas mismas.

Sí, lo sé, los varones suelen poner el cuerpo en casos como un tiroteo y fallecen para que ellas vivan (eso sí, no olvidemos que ellas también lo han hecho muchas veces: ¿ya nadie recuerda que en la Guerra de las Galias, en el Asedio de Alesia, Vercingetorix expulsó de la ciudadela a las mujeres y los niños y las niñas para ahorrar provisiones para sus hombres, anteponiendo el cuerpo y la vida de todo varón adulto a la del resto de sus gentes?). Sin embargo, ellas mueren en vida, día tras día, para que ellos sigan adelante. Y todo para que al final ellas acaben también en el hoyo.

Por lo tanto, a la hora de coeducar, no caigamos en trampas y mentiras patriarcales. Cada varón y cada mujer es un ser irrepetible en el mundo. No se puede generalizar, ya que tan solo hay tendencias a una conducta u otra a causa del sexismo inculcado. 

Enseñemos a los niños y las niñas que, independientemente de su sexo, pueden jugar a la pelota o con muñecas; que pueden hacer igual de bien matemáticas y literatura; que han sido, son y serán, por igual, sensibles y capaces de proteger.


Nota:

Gracias a Kuxille por su participación en la elaboración de esta entrada.

25 comentarios:

Blackest dijo...

Para hablar de masculinismo/varonismo primero hay que serlo, corrígame si me equivoco pero creo que usted no es masculinista porque cree ser muy entendido y en verdad entiende bastante poco, ni le interesa entender va a lo suyo a vender la moto del feminismo.

Para empezar la educación tal como la conocemos hoy sólo existe desde hace poco más de 100 años hasta entonces la adquisición de conocimientos se obtenía de forma autodidacta y eso lo podían ejercer tanto hombres como mujeres, prácticamente sólo los "millonarios" podían enviar a sus hijos a que les instruyeran.
La mujer no ha sufrido ningún tipo de discriminación o por lo menos no más que el hombre, las mujeres tenían el deber de cuidar a los hijos y la casa etc etc y el hombre en cambo tenía que ir a la guerra y con su trabajo soportar el 100% de la carga fiscal de la familia y la nación.Y no es comparable un rol con otro, no es comparable quedarme en casa cuidando de mis hijos a pudrirme en una trinchera francesa en la 1ªGM.

Sobre el asunto de la sensibilidad-protección yo lo baso en la realidad, si que veo protección y sensibilidad hacia las mujeres por parte de los hombres, hombres que salen a denunciar la violencia contra la mujer, el cáncer de mama si que existe esa protección y sensibilidad, no obstante no hay sensibilidad de las mujeres hacia los hombres no hay mujeres concienciadas en la lucha contra el cáncer testícular o de próstata, no se ven mujeres defendiendo a los hombre que son víctimas del maltrato doméstico, las mujeres no se preocupan por los sentimientos de los hombres, un hombre con miedos dudas inquietudes aspiraciones no despierta más que miradas de desprecio entre las mujeres, esas educadas en el feminismo y que por tanto deberían tratar al hombre bajo preceptos diferentes a los del "hombre duro" de antaño.

Los hombres de hoy están todavía mas deshumanizados que antes, si es que antes lo estaban, están mas obligados socialmente a callar y aguantar que en tiempos de Franco.
Es perceptible en el día a día y en como se trata a los hombres en los mass media, las mujeres son siempre las maltratadas y las que pierden un pecho por el cáncer, sin embargo no hay hombres que sufran violencia deoméstica, tampoco hay hombres que tengan aspiraciones ni metas, ni hombres que quieran afecto.
La poca violencia que se ve en TV hacia los hombres es en las comedias cuando un hombre recibe un golpe en los genitales, es el desprecio más absoluto jamás he visto cosas así hacia las mujeres.

Enrique dijo...

Blackest:

Antes de nada, darte la bienvenida al blog.

Voy a responderte punto por punto, dado que mi comentario será largo, y así es más sencillo:

1- Cualquier persona dedicada a la filosofía, podrá mencionarte a Kant, Nieztsche, Platón, etc, si necesidad de seguir necesariamente a cualquiera de estos autores citados; asimismo, cualquier persona dedicada a la política o a su estudio, podrá mencionarte cualquier corriente sin necesidad de seguirla.

Un ser humano puede leer a Carl Marx sin necesidad de ser comunista y a Milton Friedman sin necesidad de simpatizar con el modelo del libre mercado. Del mismo modo, un o una anarquista podrá hablar y criticar el clasismo cuando queda claro que no es clasista y una persona que es vegana y anti-especista tiene libertad absoluta para despotricar contra la tauromaquia.

Quiero decir, que no es necesario que yo sea masculinista para hablar del masculinismo. Si hace falta, por supuesto, conocer acerca de tal ideología; empero te aseguro que la conozco y que no hablo sin fundamento.

No obstante, para ello existen el diálogo y el debate, para sacar en claro conclusiones, contraponer ideas o sacar errores a la luz.

2- Sé perfectamente que el sistema educativo actual, tal y como lo conocemos, no se remonta al tiempo del inicio del cristianismo. Y aunque no estuviese al tanto de ello, sinceramente no entiendo qué tiene que ver eso con la entrada. Si te refieres a ello por el sistema de valores sexistas que critico en la misma, déjame decirte que aunque bien se ha acentuado a raíz del surgimiento de la escuela como la conocemos hoy en día, eso no quita que el patriarcado se haya transmitido generación tras generación desde su surgimiento.

La adquisición de conocimientos podía hacerse tanto de forma autodidacta como a través de docentes y familiares. No obstante, los conocimientos impartidos a varones y mujeres no han sido siempre iguales.

Es difícil hablar de ello en un solo comentario porque ha variado mucho a lo largo de la historia y cada pueblo; pero, por ejemplo, durante la Edad Media las mujeres tenían un acceso que se quedaba más bien en las primeras letras, tareas consideradas como femeninas y en la moral cristiana, mientras que los varones podían llegar a tener conocimientos más profundos.

Es cierto que las mujeres aristócratas y de la realeza han llegado a recibir una educación propiamente dicha. También mujeres más pobres, dependiendo de la época y el lugar. De hecho, no hay pocos ejemplos. Aunque estadísticamente podría llegar a hablarse de que se trataban de excepciones.

Como se explica en el capítulo 3 de este conjunto de textos sobre diversos temas educativos que te paso en el link entre paréntesis, (http://www.uned.es/educacionXX1/pdfs/13-2%20completo.pdf), las hubo que estudiaron y que además fueron brillantes, pero no se les concedió importancia.

De hecho, los problemas existentes entre la educación y las mujeres, la podemos encontrar 1) desde antes de Hipatia de Alejandría, quien pudo estudiar no por plena libertad, sino gracias a que su padre se lo permitió, ya que era frecuente que fuesen casadas y relegadas al servicio del marido y a quien asesinaron brutalmente por ser mujer y tener la osadía de ejercer la docencia hacia varones (cosa que la Biblia prohíbe); 2) pasando, en España, por la Ley Moyano 1958 que segregaba las materias en función del sexo y dejaba a las niñas las tareas femeninas; y 3) hasta no hace poco, en Latinoamérica, ellas tuvieron dificultades para acceder a la Universidad, teniendo que emplear estrategias como la de hacerse pasar por chicos, por ejemplo.

En esta fuente (http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1669-32482006000200002) puedes hallar lo siguiente:

"En Latinoamérica, el acceso de las mujeres a los estudios universitarios se produjo a partir de la década de 1880 (...). Fueron cinco los países latinoamericanos que incorporaron mujeres a la universidad en el siglo XIX: Brasil, México, Chile, Cuba y Argentina".

Sigo...

Enrique dijo...

3- Dices que "no ha sufrido ningún tipo de discriminación o por lo menos no más que el hombre", y me hablas de que ellas han tenido que cuidar de los hijos y las hijas mientras que los varones han tenido que ir a la guerra y soportar la carga fiscal al 100 %.

No hay nada más equivocado. Te paso una entrada que hice, sobre el segundo mito masculinista, que es justamente el de pensar que las mujeres no han trabajado ni contribuido a la economía doméstica.

http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2013/11/mito-masculinista-2-las-mujeres-ni.html

Como es larga esa entrada, te explico por aquí un poco, aunque la lectura de la misma para profundizar más en mi comentario, es preferible.

Las mujeres, históricamente hablando, sí han trabajado y contribuido en la carga fiscal. Siempre ha habido taberneras, hilanderas, cocineras, damas de corte, espigadoras, campesinas-labradoras, recolectoras, nodrizas, alfareras, trabajadoras de fábrica... Y es que el cuento de que las mujeres no han salido a trabajar fuera del hogar, pasa dentro de la burguesía; pero en hogares pobres, donde el sueldo de una única persona no daba a vasto, el cuento no cuela. Mucho menos observando claramente la historia.

En cuanto a la guerra, de aquí saco tres cosas:

La primera, que no han sido mujeres las que han controlado el sistema político y han mandado a los varones a la misma para esclavizarlos. Los varones iban a la guerra de la mano... de varones.

La segunda, que si las mujeres no han ido no ha sido porque ellas no hayan querido, sino porque se lo han prohibido. Por ejemplo, durante la Guerra Civil española, las comunistas y anarquistas partieron al frente... y no tardó en llegar el momento en el que el Partido Comunista las mandó a las fábricas y las alejó del frente de batalla, así como hubo anarquistas que mandaban a algunas combatientes a cocinar.

La tercera y última de lo que cuentas de la guerra, es que cuando decís eso los y las masculinistas, pretendéis dar la falsa idea de que solo las mujeres sufrían la guerra. Pero te recuerdo que no solo estaban detrás fabricando armas (como las que iban a las industrias durante la II Guerra Mundial); a las órdenes de los varones, quienes podían usarlas a su antojo como estrategia de guerra (como las mujeres que fueron expulsadas del campamento antes del Asedio de Alesia durante la Guerra de las Galias o como aquellas que fueron obligadas a ir con el ejército aliado para ejercer de prostitutas); dependientes del resultado de los varones (si el ejército aliado perdía, ellas pagaban también las consecuencias); o incluso pariendo soldados como conejas (lo cual causaba más muerte que la guerra misma, según se explica, por ejemplo, en el libro "La peste negra", escrito por Ángel Blanco, quien cuenta lo siguiente:

"La fría estadística nos
suministra, de nuevo, datos esclarecedores: la proporción entre hombres y mujeres, que al nacer era del 105 varones por cada 100 mujeres (proporción similar a la actual), se desequilibraba bruscamente entre los 5 y los 40 años, hasta llegar a los 130 hombres por cada 100 mujeres. Tan solo a partir de 40 años, ambos sexos comenzaban a igualarse. [...] EL parto, así como otras enfermedades y los duros trabajos agrícolas y domésticos contribuían a desgastar el cuerpo de la mujer hasta ponerla al borde de la catástrofe".

Sigo...

Enrique dijo...

4- Si consideras que las mujeres no han sufrido ningún tipo de discriminación, tal vez leer la Biblia te dé alguna ligera idea. No obstante, si quieres te puedo enumerar ciertas cosas:

La ablación y el cosido de vulva (no me lo compares con la circuncisión, que lo primero te destroza la sexualidad y lo segundo no); la doble jornada; la Ley Moyano; la ley Sálica; el tener que casarse con varones que las violan; el ser utilizadas como objetos sexuales al servicio de los varones; el hecho de que el Estado las ha mareado siempre, haciendo presión para que vayan más a trabajar o se queden más tiempo en el hogar, según le ha interesado; la falta de respeto durante el parto; el que se vea como una simple incubadora con patas mientras están en periodo de gestación; el que no puedan ejercer la maternidad con libertad y sin presión; la violencia de género, esto es, violencia a las mujeres solo por el simple hecho de ser mujeres; que inicialmente se les denegase el derecho al voto; la quema de brujas; la libre venta de mujeres, aunque no formasen parte del grupo de las esclavas; el gineceo; la minusvaloración de las tareas típicamente femeninas; la invisibilización de que ellas también cazaban y ejercían tareas consideradas supuestamete como masculinas; el hecho de que hoy por hoy en España, en 2º de Bachillerato, se te obligue a estudiar doce autores y ninguna autora; el que antes se enterraban vivas a las mujeres que quedaban viudas en la India (actualmente se las margina); los pies de loto en China; los cuellos de Jirafa; etc.

5- Dices: "si que veo protección y sensibilidad hacia las mujeres por parte de los hombres". Si relees mi entrada, comprobarás que he afirmado esto mismo y que no tiene fundamento que lo comentes como si lo hubiese negado.

6- Comentas: "no hay sensibilidad de las mujeres hacia los hombres".

Lo del cáncer testicular o de próstata, no es un problema de mujeres. Las hay que luchan para que se conciencie en ello, pero existe demasiada poca información al respecto. No es tanto un problema de mujeres, sino que más bien de medios de comunicación. A mí me gustaría más que se hablase de ello y no entiendo por qué no es así.

Ahora bien, lo siguiente que afirmas denota una mala lectura del feminismo y una falta de mirada a la sociedad.

El feminismo siempre ha mostrado que hay varones maltratados, en tanto que no visibilizarlo reforzaría el sexismo.

Por otro lado, el feminismo ha sido el primer movimiento en escribir y hablar sobre nuevas masculinidades, fomentando con ello el hecho de que los varones expresen sus sentimientos, no tengan miedo a llorar y sean escuchados.

Asimismo, justamente es el hecho de que las mujeres se preocupan por los sentimientos masculinos, lleva al aumento de malos tratos hacia las mujeres y dependencia emocional por parte de éstas.

De hecho, las mujeres, por ejemplo, fingen en la cama en una proporción estadísticamente considerable para proteger los sentimientos de los hombres; con lo cual anteponen a sus parejas a sí mismas (al rededor de un 70 %). Una fuente puede ser ésta:

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/02/24/el-68-de-las-mujeres-y-el-33-de-los-hombres-finge-el-orgasmo-115444/

Continúo y finalizo...

Enrique dijo...

Y con respecto a lo de las inquietudes y las aspiraciones, solo te doy la razón a medias, en tanto que depende de qué clase de inquietudes y aspiraciones.

Si éstas son las de estudiar y tener un futuro, los datos muestran justamente lo contrario: son ellas las que sacrifican su vida para que ellos puedan continuar con sus inquietudes y aspiraciones. De hecho, los varones ganan con el matrimonio, tanto en cuestión de experiencia laboral, como en cuanto a estudios, dinero y salud.

Claro, si te refieres a que la inquietud y la aspiración es la de ir al ejército y matar iraquíes o la de montar una multinacional y explotar a centenares de obreros y obreras usando todo el poder que el sistema capitalista le dé, pues mira, chico, como que hasta yo estoy en contra; y no porque sea mujer, sino porque como anarquista, soy anti-racista y anti-clasista y detesto que cualquier persona, varón o mujer, haga tales cosas.

Eso ya no es de mujeres, sino un principio de moral...

7- Por último, escribes:

"La poca violencia que se ve en TV hacia los hombres es en las comedias cuando un hombre recibe un golpe en los genitales, es el desprecio más absoluto jamás he visto cosas así hacia las mujeres".

Dos cosas:

7.1- Estoy de acuerdo contigo y el feminismo también lo critica. No obstante, la comedia no procede de la aversión hacia los varones, sino de la minusvaloración femenina. Cuando una mujer abofetea o golpea a un varón y el público se ríe, no piensa "toma esa, por hombre", sino que más bien por su mente pasa esto "¡qué palurdo!, le puede una chica...".

La risa procede de que las mujeres son consideradas débiles físicamente hablando al lado de los hombres; y si una pega a un varón y éste sufre, se considera que es un gay, un afeminado o... ¡una mujer!

7.2- Si nunca has visto nada contra las mujeres, quizá es que nunca hayas visto decenas de películas con violaciones, raptos, malos tratos, insultos, etc.

Pero bueno, si quieres ver una fantástica película-musical, te recomiendo basada en una novela de Víctor Hugo, titulada "Los miserables" y en la cual observarás una desgracia femenina muy frecuente entre las mujeres y que los masculinistas nunca queréis ver; o que, al menos, si veis, pretendéis ocultar.

Un saludo y disculpa por la longitud de mi respuesta.

Blackest dijo...

-Claro que se puede hablar de masculinismo sin serlo pero eso no puede se excusa para ir contando el primer disparate que se te viene a la mente.
El feminismo es más perverso a la hora de explicar los roles sexuales, apuntando sólo los que afectan a las mujeres y presentando los roles del varón como privilegios, el privilegio de ir a la guerra obligado por ejemplo. Y además habla siempre de "hombres que oprimen a las mujeres" siendo mentira dicha opresión además le echan las culpas al hombre, no al reyezuelo de la época o al poder político, no no a "los hombres" yo, tú tu compañero de clase tu novio tu padre, en resumidas cuentas los hombres son malos, y hay que protegerlas de nosotros.
Los hombres se sienten culpables
Las mujeres sienten odio a nosotros
-A lo que me refería con que la educación no existía desde el principio de los tiempos es que los hombres tenían la misma educación que las mujeres, ninguna y que si los hombres hicieron inventos o planteamientos filosóficos sin haber recibido educación alguna las mujeres también y no puedes decir que la enseñanza que recibían hombres y mujeres era distinta porque NO ERA.
Ciertamente no conozco mucho de Hipatia si bien siento que cualquier persona tanto hombre como mujer tenía que pedir permiso a sus padres para ir a la escuela y la muerte de la misma es muy confusa así que aquí cada uno puede plasmar sus teoría según convenga.
Y no ha existido jamás prohibición hacia las mujeres a la hora de curas una carrera, otra cosa es que exsitiera la segregación son cosas diferentes, eso si actualmente si que hay cupos para mujeres y en los países nórdicos hasta asignaturas sólo para mujeres.
-A ver si te aclaras, que los feministas siempre habéis dicho que la mujer estaba en casa con la pata quebrá, cambiáis el discruso según te convenga.

-Sobre la guerra
Los hombres no han controlado el sistema politico, eso han sido los políticos que tal rey declarara la guerra a tal reino dista mucho de ser "los hombres", los hombres nunca han podido negarse al reclutamiento forzado, el político o los aristócratas de turno no eran "los hombres" eso sería igual de absurdo que decir que "las mujeres" fueron las culpables de que muchos hombres murieran en la guerra de las malvinas cuando fue sólo la decisión de una mujer.
Lo segundo es mentira, las mujeres que han querido han podído ir de hecho hay muchas mujeres en la historia que han luchado pero nunca obligadas, si no han habido mujeres en las guerras es básciamente porque no se les ha obligado y no tienen el "insitinto" cazador de los hombres instinto que se desarolló hace miles de año cuando el hombre cazaba bestias y la mujer recogia fruta.

Lo de dependían del resultado de los varones convendría que lo llamases por su nombre, eran las segundas en morir los primeros los hombres, para que las mujeres empezaran a sufrir las consecuencia de una invasión por otra tribu ante tenían que exterminar a los varones y eso solo sucedió hasta el comienzo de la edad media, desde entonces las mujeres no eran exterminadas como los hombres que eran al fin y al cabo los que morían en la guerra.

Sobre el sitio de Alesia desconozco si lo que afirmas es cierto si lo es me gustaría que me citases la fuente, la verdad me interesa, estaría bien que si los hombres tuvieron la desgracia de ser obligados a luchar por la Galia al menos se les concediera el "privilegio" de tener prioridad, mas que nada porque si morían los guerreros la derrota sería segura.

Continuare más tarde a ser posible no publiques mi comentario hasta que haga el siguiente.

Blackest dijo...

4.La circuncisión femenina es igual que la masculina incluso la masculina es más teniendo en cuenta que el pene tiene una función sexual mas relevante que la del clítoris es peor.
Y en el resto de "discriminaciones" confunden violacion de los derechos humanos con discriminación a la mujer (según parece el hombre nunca se vió sometido por nadie, claro, incluso en el antiguo régimen vivían de puta madre)la opresión se ejercía sobre las personas no de forma inilateral hacia las mujeres.
5.Era una comparación entre el sentimiento de protección y la sensibilidad de estos hacia las mujeres y el nulo sentimiento de protección y sensibilidad de las mujeres hacia los hombres. Partes de la premisa de que los masculinistas niegan el sentimiento de protección y la sensibilidad hacia las mujeres y por ello te equivocas

6.Si hubiera conciencia tanto de las mujeres como de la sociedad hacia los problemas salud específicos de los hombres habrían días de lucha contra el cáncer de próstata anuncios y lo mas importante se invertiría de igual manera en las enfermedades masculinas que femeninas.
A las mujeres sólo les importa la salud de sus tetas.

El feminismo no ha mostrado que haya violencia hacia los hombres sino que los ha silenciado (facilitando así que las maltratadoras puede continuar con su maltrato) antes existía la violencia domestica tanto de hombres hacia mujeres como de mujeres a hombres, han sido las feministas quienes han creado compañas contra la violencia contra las mujeres, campañas en las que no hay ni hombres ni ancianos ni niños, es el reflejo de una sociedad feminazi, solo las mujeres son victimas los demás tipos de maltrato están apartados además con la desigualdad ante la ley lo que han conseguido es que la violencia hacia el varón esté en la práctica legalizada para empezar porque muy pocos le creerían y aunque prosperase a la mujer le impondrían en el mejor de los casos una multa y la mujer en cambio por venganza le denunciará a él porque no hacen falta pruebas por lo que en conclusión el hombre que ha sido maltratado es enviado a prisión.
Las feministas y las mujeres han conseguido que de facto el codigo penal castigue ser maltratado por una mujer.

Estas confundiendo churras con merinas, el hecho de que una mujer pudiera tener sensibilidad hacia su pareja no la convierte en vulnerable a la violencia, una cosa no tiene nada que ver con la otra además de que tratar con empatía y aprecio a su novio hará que este establezca un vinculo emocional mas fuerte.
Tu mismo estás promocionando la falta de afecto de las mujeres hacia los hombres prácticamentes les dices. "si le tratas bien te pegará"

¿por que presupones que sus metas son montar una fábrica de zapatillas en Vietnam y esclavizar a 200 trabajadores?.
Las cachorras del feminismo son las primeras que detestan al hombre que no sigue la norma establecida por la sociedad que tiene aspiraciones propias, a ese se le ve como el rarito de la clase ellas prefieren al que tiene como maxima aspiración la de ciclarse como Rafa Mora y los que van de duros por la vida. Esa actitud de intolerancia al hombre no alfa se ha visto incrementada con el auge del feminismo mientras que antes se las educaba en buscar a alguien decente.

Blackest dijo...

7 falso si el feminismo lo criticara hubiera desparecido de las pantallas, es mas ese tipo de escenas existentes desde hace pocas décadas son cosa del espiritu de "sexo en nueva york" del "yo soy una mujer fuerte y te puedo partir la cara" enaltece la victoria de la mujer y la derrota del hombre, el guerracivilismo entre sexos, en vez de tratarse como personas.
Pero bueno tu sueltas tus patrañas para trasformar la discriminación hacia el hombre en discriminación hacia la mujer, trasforma la violencia de la mujer hacia el hombre en machismo.
Si un hombre pega a una mujer es machismo
Si una mujer pega a un hombre también es machismo
Que bien os lo tenéis montado
Por cierto esa debilidad bien que la usáis como argumento a la hora de pedir que las mujeres se las trate de forma especial.

Los hombres también sufren violencia de hecho la mayoría de personas asesinadas son hombres si eres profesor como pareces sabrás de sobra que sexo sufre mayor violencia en las aula y es precisamente esa paranoica colectiva hacia la violencia contra las mujeres (lo que tu mencionabas, peliculas libros etc) lo que hace que la mujer esté hiperprotegida por la sociedad, los hombres en cambio no tienen a quien acudir, no hay peliculas que hablen del tema ni novelas ni anuncios por TV a nadie le importa nada tiene que tragarse todos sus traumas el sólo.

Enrique dijo...

Blackest:

En tu primer comentario, citándote literalmente, me dijiste esto: "Para hablar de masculinismo/varonismo primero hay que serlo". Ahora, sin embargo, me comentas esto otro: "Claro que se puede hablar de masculinismo sin serlo".

Me parece que vas a necesitar aclararte en esto un poco. A ver, ¿se puede o no se puede hablar de masculinismo sin ser masculinista?

Por otro lado, si lo que he explicado en mi entrada es un disparate o no, mucho me temo que no es argumento alguno. Tú piensas que sí; yo opino que no.

Bueno, vamos a lo que nos concierne:

1- El feminismo no solo habla de los problemas femeninos; también de los masculinos. Como ya te expliqué, el feminismo ha escrito y estudiado mucho sobre masculinidades y problemas que afectan a los varones. No en vano, para empezar, no existe ningún movimiento masculinista que persiga el permiso por paternidad obligatorio, igualado e intransferible al de maternidad; y sin embargo sí hay organizaciones que luchan por este derecho de los varones (como por ejemplo la PPiiNa, es decir, Plataforma por Permisos Iguales e Intrasferibles de Nacimiento y Adopción), que a su vez beneficia a niños, niñas y mujeres.

No obstante, como una simple organización no te va a servir de mucho, te paso algunos textos de feministas que han escrito para contribuir a beneficiar a los varones:

- Artículo en la revista Píkara Magazine, sobre la dificultad de decir “no” de los varones en las relaciones sexuales, por miedo a quedar como bichos raros, ya que el mandato social para los es que siempre tenemos que estar disponibles.

http://www.pikaramagazine.com/2011/06/la-dificultad-de-decir-no-afinando-el-organo/

- Página Voces de hombres por la igualdad, editado por los pro-feministas José Ángel Lozoya y José María Bedoya, y editado por Chema Espada, y en donde podemos encontrar temas como El fracaso escolar tiene cara de chico, Maculinidad y paternidad o La salud de los hombres, entre otros.

http://vocesdehombres.wordpress.com/

- En Basta de Sexismo, podemos encontrar, entre otros muchos, temas, por ejemplo, sobre varones violados:

http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2009/02/hombres-violados.html


- En Los que vamos contra corriente, podemos aprender las obligaciones de los príncipes Disney:

http://losquevamoscontracorriente.blogspot.com.es/2011/02/el-principe.html

Y ahora no estoy en casa, pero te podría citar algún libro sobre feminismo que tengo en mi estantería, en el cual se anuncia que los varones viven menos años, formamos mayoría entre la población encarcelada, etc.

Puedes decir lo que quieras, pero las cosas están ahí: el feminismo lucha y ha luchado por contribuir a la igualdad sin olvidarse de los varones. Puedo pasarte muchas más cosas, si quieres. Pero con lo que te he ofrecido podrías tener una inicial idea de que es incierto que el feminismo se olvide del género masculino.

2- La opresión no solo es ejercida por un rey, un sacerdote o un empresario. Hay muchas variables que contribuyen a oprimir a una persona, a saber, más allá de la clase social, el sexo, si profesa o no tal o cual religión, la nacionalidad, el color de piel, la condición en que se ha nacido, la orientación sexual, la ideología, etc. Es por ello que a pesar de que el filósofo Platón no fuese tirano de Grecia, él tenía esclavos y esclavas, y las leyes griegas le situaban por encima de la gente de la población extranjera y de las mujeres (quienes, te recuerdo, no podían ni votar en la Grecia Antigua).

Hace falta un poco de empatía y de capacidad crítica de los propios privilegios.

Sigo...

Enrique dijo...

Es cierto: no soy gobernante de España, no tengo una multinacional, no he creado las leyes que abundan en el planeta Tierra... Así pues, no soy, por ende, responsable directo de las desgracias de las personas que viven en África. No obstante, soy privilegiado con respecto a ellas. Yo disfruto de la libertad de hablar contigo por este medio; yo tengo educación y sanidad pública; yo puedo tener sexo esta tarde sin correr el riesgo de acabar trayendo al mundo a una criatura que se muera de hambre; y yo, por cierto, he comido al medio día mientras que un niño o una niña de África seguramente estará muriendo ahora mismo.

Ah, y si he hecho eso y puedo disfrutar de tales derechos, es a costa de las desgracias de esa gente. Porque, sí, es verdad, no somos culpables de la existencia de este sistema, pero formamos parte del sistema y lo perpetuamos con nuestras acciones y abusos de poder.

De este modo se explica que Platón no impuso la dominación de varones frente a mujeres, pero él no tuvo que estar encerrado en el gineceo; Rousseau no le cortó directamente la cabeza a Olimpia de Gouges, pero fomentó una educación diferente para las mujeres en su "Emilio o de la educación"; y tú no has dictado una norma social que haga que las mujeres tengan más dificultades a la hora de encontrar trabajo en una empresa, pero a ellas les preguntarán si piensan quedarse en periodo de gestación y a ti no.

Por cierto, dos apuntes: en primer lugar, la mayoría de reyes, los sacerdotes, Papas, dictadores, gobernantes, patrones, etc... eran varones; en segundo término, nadie echa la culpa a los varones, sino al sistema patriarcal, del cual formamos parte varones y mujeres (de ahí que ellas también lo perpetúen), como bien explica Basta de Sexismo en esta entrada, en donde explica claramente cómo la culpa no se nos echa a nosotros, sino al sistema:

http://bastadesexismo.blogspot.com.es/2009/11/guerra-de-sexos-el-sexismo-como-sistema.html

Sigo...

Enrique dijo...

3- Mi estantería está llena de libros y apuntes sobre educación. Cuando quieras te paso lo que te plazca con respecto a Historia de la educación y pedagogía en general. Y cuando quieras te enseño que mientras un varón adulto e independiente podía estudiar sin permiso de su padre, una mujer jamás llegaba a ser ni independiente ni considerada como persona adulta, de tal forma que al mantener matrimonio con un varón bien podía quedarse fuera de la posibilidad de formarse.

El sistema actual, con una educación pública, gratuita, universal, reglada por el Estado, no existía por aquel entonces. Pero sí existían escuelas y academias; sí había posibilidad de adquirir una educación superior; había preceptores en los hogares que enseñaban y educaban. Y la educación no era la misma para las mujeres que para los varones.

Como ni estoy en casa para coger mejores fuentes ni tengo tiempo para pasarte algo más profundo, de momento solo te cito un párrafo del Proyecto Palladium, con respecto a las mujeres en la Antigua Roma:

"La mujer libre romana estaba sometida a su padre o a su marido y carecía de derechos políticos. Las niñas tampoco recibían la misma educación que los niños, raramente iban a la escuela media y nunca a la superior, aunque algunas alcanzaron un alto nivel cultural gracias a preceptores particulares".

Fuente:

http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/2_publico/espb161ca7.php

Sobre Hipatia, lo que no está claro es de qué forma exacta la mataron, pero se sabe que fueron fariseos cristianos (varones, por cierto; y no eran reyes), y que lo hicieron por ser una mujer pagana que se dedicaba a la ciencia y no acataba la prohibición bíblica que reza que las mujeres no deben ejercer la docencia a los varones.

Dices: "Y no ha existido jamás prohibición hacia las mujeres a la hora de curas una carrera, otra cosa es que exsitiera la segregación son cosas diferentes".

No entiendo muy bien tu frase. Pero si me estás negando que hubo naciones en las cuales, como se informa en el texto que te pasé, se denegó el acceso a las mujeres en la Universidad; que se escribieron textos que afirmaban que era perjudicial para las mujeres que estudiasen; o que hubo muchos varones que se matricularon en las Facultades hasta que pudo haber una primera universitaria, es que pretendes hacernos creer que la Tierra es plana cuando la ciencia nos muestra que es redonda.

Sigo...

Enrique dijo...

Sobre la guerra:

Vaya, dices que los varones no han podido montar una rebelión y negarse a asistir al reclutamiento forzado, pero niegas que se hayan puesto normas que prohibían a las mujeres ir a la guerra, y me dices que ellas sí eras libres de elegir ir o no ir, pero decidieron no serlo.

¡Olé!

¿Y qué más? ¿Las mujeres no votaban porque no querían en lugar de porque no se les dejaba? ¿Me vas a decir que las quemadas en la hoguera fue porque querían y no porque las acusasen de brujería? ¿Y también que las que no recibieron una educación superior fue porque no les interesaban los estudios en lugar de porque no podían?

Cuéntame otro cuento, por favor, que soy ateo y la fe no me va...

Pero bueno, te haré una pregunta: ¿Por qué motivo durante la Guerra Civil española hubo mujeres anarquistas y comunistas que lucharon en batalla mientras que ninguna del bando sublevado, es decir, del franquista, que imponía la sumisión femenina y la segregación en función del sexo?

¿No será porque las primeras sí tuvieron esa posibilidad y las segundas no, más que por el simple hecho de que ellas no querían?

En fin...

¿Instinto cazador? Mira, en primer lugar te contradices. O el varón iba a la guerra por instinto o porque le obligaban las jerarquías superiores. Pero no me digas que eran forzados y luego que lo hacían porque querían porque lo dictaba el instinto. ¿En qué quedamos? En segundo lugar, el ser humano educado, no se mueve tanto por instinto, sino más bien por cultura. Y no sé si habrá un instinto de caza solo en machos humanos, solo en hembras humanas o en ambos sexos, pero lo que la antropología y la historia nos muestran es que las mujeres también cazaban, guerreaban y portaban armas.

Te paso algunas fuentes:

http://herodotohistoriant.blogspot.com.es/2013/02/mujeres-cazadoras-durante-nuestra.html

http://historiayarqueologia.wordpress.com/2006/06/28/guerreras-cazadoras-y-recolectoras/

En cuanto a lo de Alesia, Roma invadió las Galias y una de las estrategias de guerra de Vergindetorix para defender su aldea fue la de expulsar a niños, niñas y mujeres, como te dije, aunque, por lo que leído, también se expulsó a aquellos hombres que no pudiesen luchar (esto lo desconocía). Una fuente, aquí:

http://historiafiloymas.blogspot.com.es/2013/04/la-batalla-de-alesia.html

Ah, y el feminismo no se contradice en nada. Las mujeres han trabajado desde siempre, soportando la doble jornada. A lo mucho puede confundir el discurso de feministas burguesas que sí se quedaban en casa mientras los maridos salían fuera (ya que se olvidan de las pobres y proclaman un discurso clasista). Pero, no te preocupes: los maridos de las burguesas tampoco trabajaban, en tanto que la patronal no trabaja, sino que lo hace el proletariado.

Sigo...

Enrique dijo...

4- La circuncisión no es ni de lejos comparable con la ablación. Con la ablación, las mujeres pierden prácticamente la sexualidad, tienen molestias de por vida y se topan con otras dificultades, como la de orinar, ya que además les cosen la vagina.

La circuncisión no te destruye la sexualidad (de hecho, yo la tengo hecha por cuestiones de salud y soy he aprendido a ser multiorgásmico) y no te dificulta el orinar ni otras cosas.

En cuanto a lo que dices de confundir derechos humanos con discriminaciones contra las mujeres... repito: hay muchas variables que discriminan. Por eso nadie niega que haya varones que han sufrido discriminaciones. Por supuesto que sí. Hubo varones negros esclavizados. Pero las mujeres, además de las discriminaciones por clase, nacionalidad, etc, han sufrido discriminación de género, y se llevan a cabo, entre otras cosas, con prácticas como las que te describí anteriormente.

5- Comentas: " Partes de la premisa de que los masculinistas niegan el sentimiento de protección y la sensibilidad hacia las mujeres y por ello te equivocas". ¿Puedes citarme la frase exacta en la que digo esto? Es que, cielos, no he afirmado en ningún momento que los masculinistas nieguen la protección y la sensibilidad masculina...

6- Los problemas masculinos siempre han importado más que los femeninos. Y no me puedes negar que nunca se han hecho propuestas para ayudar a los varones, cuando hace años luz que surgieron campañas de prevención de riesgos laborales, luchas por los derechos de la clase obrera, sindicatos, campañas por el permiso de paternidad, investigaciones para favorecer la implicación paterna, etc.

Pero claro, desde tu posición privilegiada no puedes ver que si la historia ha sido masculinizada, se hace necesario construir una historia de las mujeres a parte. Y eso te molesta porque piensas "¿y dónde queda la historia de los varones?" sin darte cuenta de que la historia en sí misma, ya es de los hombres.

De hecho, me gusta mucho la palabra historia en inglés porque es his-tory.

Continúo; pero lo haré esta noche o mañana, dado que ahora tengo que irme, pues he quedado. Por favor, no comentes hasta que finalice.

Gracias y disculpa por hacerte esperar.

Saludos.

Anónimo dijo...

Yo , como mujer lo que más odios es a las mujeres y varones machistas.Y el machismo existiría aunque no existiera el feminismo para mostrarlo.Decir que el feminismo a fomentado el odio hacia los varones es como creer que si te tapas con una venda los ojos no te quemas la mano si pones la mano en un fuego.El feminismo es la tijera que corta la venda , el fuego es el machismo.La opresión machista funciona entre los grupos de un mismo estrato social ,de un varón frente a una mujer , no hace falta ser un rey.Y no confundamos , el machismo no es la única opresión , hay muchas discriminaciones y una persona puede sufrir de varias , discriminación por edad, religión , sexo , raza , económica...

Afortunadamente en el mundo también existen personas que luchan contra la discriminación .En el caso del machismo ... tengo fe en las personas feministas para hacer de este mundo un lugar mejor.Con especial cariño a los varones feministas ... :).



I T Y

Kuxille

Enrique dijo...

Sigo...

Dices: "El feminismo no ha mostrado que haya violencia hacia los hombres sino que los ha silenciado".

En uno de mis comentarios anteriores te dejé un link del blog Basta de Sexismo con una entrada de su autora en la que hablaba de los varones violados. Y en mi blog, en toda entrada que he elaborado sobre malos tratos, hallarás que he hecho mención tanto a varones como a mujeres. Y tanto ella como yo somos feministas.

Deberías repasar lo que dice el feminismo, porque, repito, existe una bibliografía amplia que busca cambiar las masculinidades, incidir en los sentimientos de los varones y mostrar como nosotros también podemos ser violado y maltratados. Básicamente, porque el feminismo busca eliminar el sexismo y negar la violencia hacia varones sería sexista.

Otra cosa es que tenemos el problema de que un varón que sufre violencia sabe que está siendo maltratado, acosado, abusado, etc; mientras que las mujeres tienden a confundir, a causa del modelo del amor romántico, el maltrato con el amor.

Ya lo dice Erich Fromm, en su libro "El miedo a la libertad", que las tendencias tanto sádicas como masoquistas son confundidas con el amor, cuando el amor ha de consistir en libertad e igualdad.

Las feministas se ocupan del tema del género, y la violencia a personas ancianas y a niños y niñas no es asunto de género. No obstante, el feminismo es un movimiento también paidocentrista que lucha por defender los derechos de las criaturas, mostrando cómo la violencia de género también afecta a hijos e hijas, luchando contra el falso Síndrome de Alienación Parental, defendiendo la paternidad y la
maternidad, etc.

Un dato: el comentario que escribas en el que aparezca la palabra feminazi, será eliminado ipso facto.

Como puedes leer justo abajo de donde pone "haga su comentario", Éste es un espacio de debate civilizado. Por ende, los comentarios que contengan amenazas, insultos o expresiones hirientes y discriminatorias, se borrarán.

Lo de que no creen a los varones cuando denuncias, no es culpa del feminismo. Eso también lo critica este movimiento.

La culpa de ello lo tiene el propio patriarcado. En una sociedad en la cual se cree que las mujeres son débiles y los varones son fuertes, nadie cree que una mujer pueda hacer daño a un varón; y en caso de ser creído, se reirán de él justamente porque pensarán que "es una nenaza".

No es culpa del feminismo. Esto es un problema del machismo.

En cuanto a la diferencia ante la ley y lo de que a ella solo le ponen una multa, etc, etc, es falso. Y no porque lo diga yo, sino porque lo expresa la ley.

Le pediré a mi pareja que se pase por aquí de nuevo y te lo explique, que ella sabe más sobre derecho y estas cosas que yo. Pero de momento te paso una entrada de Vimes, del blog "Así habló Cicerón", quien, sin ir a fuentes feministas, sino al Boletín Oficial del Estado, hace un análisis y muestra la falsedad de lo que cuentas:

http://asihablociceron.blogspot.com.es/2013/08/violencia-de-genero-delitos-y-faltas.html

Por cierto, en ningún momento he negado que una mujer pueda ser violenta con un hombre. Por favor, si he dicho eso, cítame la frase exacta en donde lo he puesto. Si tienes razón, lo borro en el momento; si no lo encuentras, te pediría que dejases de poner en mi boca cosas que no he expresado.

Comentas: "¿por que presupones que sus metas son montar una fábrica de zapatillas en Vietnam y esclavizar a 200 trabajadores?"

Yo no presupongo nada. De hecho, te he mostrado dos tipos de metas bien diferentes. Ahora bien, soy consciente de que hay quienes pueden tener por meta lo que cuentas... básicamente porque ya hay varones y mujeres que se empoderan y abusan del poder que el sistema capitalista y del "libre mercado" les da.

Sigo...

Enrique dijo...

Dices: "Las cachorras del feminismo son las primeras que detestan al hombre que no sigue la norma establecida por la sociedad que tiene aspiraciones propias, a ese se le ve como el rarito de la clase ellas prefieren al que tiene como maxima aspiración la de ciclarse como Rafa Mora y los que van de duros por la vida".

Aquí es cuando ya flipo en colores y eso que no tomo drogas.

O sea, hermoso mío, los y las feministas nos pasamos la vida criticando el sexismo, los roles tradicionales impuestos, el modelo del macho alfa y la mujer ultra sumisa y pasiva, y buscando una coeducación en valores decentes... ¿y me vienes con esto que te he citado?

Mira, vamos a hacer una cosa: me pasas textos feministas alabando al macho alfa y adorando a Rafa Mora y te doy la razón. Si no, daré por hecho que como no tienes argumentos necesitas venir inventando cuentos chinos.

7- Dices: "falso si el feminismo lo criticara hubiera desparecido de las pantallas, es mas ese tipo de escenas existentes desde hace pocas décadas son cosa del espiritu de "sexo en nueva york" del "yo soy una mujer fuerte y te puedo partir la cara" enaltece la victoria de la mujer y la derrota del hombre, el guerracivilismo entre sexos, en vez de tratarse como personas".

En primer lugar, ¿qué te has creído, que el feminismo es un dios todo poderoso o algo así? Si el feminismo tuviese fuerza para hacer desaparecer lo que quisiese de la noche a la mañana como tú dices, hace milenios que no habría una mujer asesinada, que habría desaparecido la ablación y que existiría el permiso por paternidad igualado al de maternidad.

Pero ya ves, que aquí seguimos luchando por todo cuanto te he expresado, además de por eliminar el mito de la mujer débil que es incapaz de hacer daño a un hombre.

Por último, lo de "Sexo en Nueva York" no es feminismo. Es machismo de toda la vida y Mamisepa lo tiene analizado aquí:

http://losquevamoscontracorriente.blogspot.com.es/2013/07/sexo-en-nueva-york-chicas-liberadas.html

Saludos.

mamisepa dijo...

Enrique, comento aquí porque es la entrada "inaugural" sobre los mitos masculinistas.

¿Sabes una cosa? Estas semanas me he dado cuenta de algo. Y es que los masculinistas repiten prácticamente el mismo patrón que los conspiranoicos del MH370:

- No proponen ideas, sino que sientan cátedra.
- Lo hacen sobre muy pocos datos.
- De esos pocos datos, al menos la mitad son incorrectos, imprecisos o las 2 cosas a la vez.
- Cuando se lo indicas, no ves que estén abiertos a razonar, lo que hacen es seguir "predicando" su discurso, exactamente igual y sin cambiar ni una coma, ante otras personas. Es decir, no me parecen personas dispuestas a dialogar y a admitir que se han equivocado en algo (y mucho menos a predicar ese error, claro). Los veo más como "predicadores de un mantra". Y se han aprendido las mismas frases y las repiten como loros.
- Cada cierto tiempo, aparece alguien planteando como super-novedoso y algo que nadie había tenido en cuenta, cosas que se han tenido en cuenta desde el primer día.
- No aportan ni una sola solucion constructiva, sólo sueltan su discursito y ya.

Un saludo

Mejoremos la educación dijo...

Totalmente de acuerdo. Y lo peor es que ni siquiera quieren desconstruir la masculinidad y esas cosas que afirman muchos, sino que acaban usando mecanismos para mantenerla tal cual está y conservar los privilegios. Por ejemplo, lo de "pagafantas" no es más que un mecanismo para recordar a los hombres que deben querer acostarse con toda mujer que pase por delante de ellos y que no deberían tener amigas ni ser solidarios.

Lo peor es que, como dice Kuxille, tratan de debatir contigo sobre tu inferioridad como mujer, y para colmo se las dan de ir de buenas. Además de que si eres mujer, como todo buen machista, no te escuchan, y llegan a insultarte o menospreciarte. Si eres varón, alguno ya vendrá diciéndote que eres un huele-bragas, que solo buscas sexo, que eres poco inteligente (su nueva definición de inteligente es "toda persona que piensa como yo"), o, como dicen algunos ahora, que te han lavado el cerebro las feministas.

Tengo prevista para un par de semanas sobre otro mito: el del supuesto poder sexual femenino.

Saludos.

mamisepa dijo...

Y te olvidas de 2 cosas cuando hablan con mujeres:

1) el paternalismo: pretenden explicarte el mundo como si fueras retrasada mental. Justifican que los hombres no cuidan a los niños porque te explican que "el mercado laboral es muy difícil, y hay que cumplir, y..." como si tú no estuvieras en ese mismo mercado laboral y no lo supieras

2) Interpretan lo que dices. A mí ya me ha ocurrido varias veces, que alguien suelte: "Lo que ha querido decir Mamisepa es...", como si yo no pudiera expresarme por mí misma y necesitase de intérpretes (varones). Pero además lo mejor es que afirman que he dicho exactamente lo contrario de lo que he dicho. O sea, que o son cortitos de entendederas, o lo hacen adrede (y en ese caso, poco hay que comentar, pues alguien asi ya se retrata solito).

Esperaré impaciente esa entrada sobre el poder sexual que -supuestamente- tienen las mujeres.

Un saludo

Anónimo dijo...

Mamisepa ,no sé si pensarás lo mismo, pero lo que yo he observado es que hacen sus argumentos bajo la premisa de que la mujer es inferior o tienen menos valor lo que hace , pero desarrollan el cuerpo de la argumentación sin esxribir dicha premisa de manera que quede implícita . Así intentan vender que son razonables y eduacados y por supuesto no-machistas.

Lo de interpretarte es que parece que están dispuestos a agredirte (de manera sutíl) a no ser que te respalde un hombre.

Kuxille

mamisepa dijo...

Hola Kuxille. Totalmente de acuerdo en el primer párrafo.

Lo de interpretarme, lo que yo "siento" es que nos tratan como si fuéramos tontas perdidas, de hecho da la impresión de que "rebajan" el nivel de la conversación cuando interviene una mujer en ella (a no ser que la mujer en cuestión sea muy machista y misógina, sólo en ese caso la aceptan como uno más), "para que alguien tan tonta como ella lo entienda", que parece que eres una niñita de 5 años que has venido a interrumpirles en sus "conversaciones de adultos".

Yo antes no lo veía tan claro pero ahora sí. Tenéis razón, es machismo del de siempre, que lo único que pretenden es demostrar que no valemos para científicas o políticas, así que mejor nos dediquemos a "nuestras labores".

Por otra parte, también creo que les debe jorobar bastante cuando les rebates con argumentos razonados, textos "solventes", etc. Se debian creer que seguíamos sin saber leer e iban a venir ellos a explicarnos el mundo, y claro, una mujer diciéndole las verdades a la cara fastidia mucho, así que mejor la hacemos pasar por retrasada mental que no se entera. Bueno, esto último ha sido espontáneo de ahora, no se si me he explicado o lo he liado más.

Un saludo

john dijo...

que pelotudez

Enrique dijo...

Uff, John, has realizado una exposición argumentativa tan elaborada y convincente, que estoy por darte la razón...

¿Dónde aprendiste a debatir con tanta lógica y tanto fundamento?

Anónimo dijo...

Si asi es muy bueno tus argumentos, el masculinismo es sin duda el nuevo machismo, el feminismo nacio como una causa que realmente se ocupo de acabar con esta, la realidad es que la ventaja de las mujeres es muy poca y quieren tapar el sol con un dedo frente a la realidad.

Anónimo dijo...

Que tonto este tipo Blackset que considera que el pene es más relevante que el clítoris y por lo tanto, es menos grave la mutilación femenina que una circuncisión. El pene, señor, tiene más funciones: orinar, eyacular, penetrar, dar placer, mientras el clítoris solo tiene una función: dar placer. Pero señor, a usted le gustaría perder la capacidad para sentir placer sexual? Eso es de lo que se sienten orgullosos muchos hombres. Por eso nunca es tan horrible mutilar un clítoris. El clítoris incluso tiene el doble de terminaciones nerviosas que el pene y es hiper sensible. No hable con ignorancia por favor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...