lunes, 22 de agosto de 2016

Fomentar lo positivo.

A las personas, por lo que parece, nos encanta criticar. Bien sea la crítica positiva (crítica constructiva), bien sea negativa (crítica destructiva), el caso es que ésta nunca falta.

Criticamos películas, series, libros, entradas de blogs, diseños, pinturas... Y parece ser que nos encanta. Nos encanta meter baza contra lo que nos disgusta; y, en el mejor de los casos, lo hacemos de buenas maneras, procurando que la crítica sea constructiva. Pero siempre estamos ahí, hablando sobre lo malo que es esto o lo aberrante que es aquello.

¿Que no nos gusta la mierda machista que suelta por la boca el youtuber Dalas Review? Pues nada, sencillo: hacemos entradas metiéndonos con él, subimos vídeos criticándole, compartimos sus estupideces para mostrar al mundo cuán ruin es esa persona, nos metemos en su vida personal... y listo.

¿Que no nos gusta que la campeona en bádminton de los Juegos Olímpicos de Brasil 2016, Carolina Marin, grite cada vez que marca un punto (pero ni hablar de los griteríos que proliferan los jugadores masculinos de fútbol)? Pues nada, fácil: la sacamos mil veces en las noticias, hacemos artículos periodísticos... y nos burlamos y reímos de ella.

¿Que no nos gusta el racismo, la homofobia, el clasismo, el sexismo... que una determinada empresa pueda sacar el día de mañana a través de un anuncio publicitario? Pues nada, compartimos tal anuncio millones de veces hasta conseguir que se vuelva viral y le hacemos publicidad gratuita.

¿Y esto a cuento de qué?

Pues a cuento de que no hacemos otra cosa más que dar a conocer y ver lo negativo que se genera en nuestra sociedad.

Ojo, no quiero decir que las críticas sean malas. Por supuesto, una crítica constructiva siempre viene bien para mejorar nuestro entorno. ¡Pero no nos podemos centrar única y exclusivamente en lo negativo! Y ése es el problema. No hacemos más que dar publicidad a la ETA, al DAESH, a Quilmes, a Dalas Review, a Álvaro Ojeda, etc. Porque, que nos quede muy pero que muy claro: la mala publicidad también es publicidad. Cada vez que compartimos un vídeo, un texto, un anuncio publicitario, etc, de alguien o de una entidad que ha comentado o hecho algo que nos desagrada, estamos haciendo que ganen visitas, que salgan a la luz, que se promocionen. Les estamos dando fama, apoyo y dinero.

Es por ello que, sin dejar de lado la crítica constructiva, deberíamos centrarnos más en los aspectos positivos. Fomentar lo que nos gusta, lo que consideramos bueno.

¿Que te gustan espacios como Basta de Sexismo o Ser Filosofista? Pues hablas de ellos, compartes entradas, les mencionas... Y listo. Con ello has promocionado algo que consideras positivo, con lo cual promueves los valores, las ideas, etc, que en tales espacios se comparten, y sin necesidad de hacerle propaganda a la reacción.

¿Que quieres que la gente se afilie a la CNT? Pues lo mismo: se le hace publicidad, se habla de sus ideas, cómo se trabaja... Y es más efectivo que dedicarse a atacar a otros colectivos.

¿Que te interesa que la gente lea a Naomi Klein? Pues es más fácil conseguirlo si hablas de esta autora y de sus libros e ideas, que si te centras en criticar otras obras.

Resumiendo: no estoy en contra de la crítica, siempre y cuando ésta se haga de forma constructiva; pero quizá, si queremos mejorar las cosas, deberíamos empezar por fomentar, por hacer publicidad a aquello que consideramos positivo.

Siempre decimos que los niños y las niñas hacen lo que ven, dicen lo que oyen, que llegan a ser como son en base a la cultura que absorben. Entonces, ¿por qué no empezamos por cortarle las alas a esa cultura nefasta que no queremos que las criaturas adquieran y empezamos por darle rienda suelta a nuevos valores y que éstos estén a las manos de nuestras niñas y nuestros niños?

Empecemos por mostrar lo positivo; y una vez que nuestro aforo ha abierto los ojos y se ve convencido, entonces démosle una crítica de la estupidez humana. Pero no empecemos por darles la mierda. A veces, por mucho agua que echemos, el mal olor se queda.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...