jueves, 29 de mayo de 2014

Analizando la LOMCE. Parte 2.

En la parte anterior, analicé el punto primero del preámbulo de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa.

En esta ocasión veremos los puntos II y III.

Vamos allá, pues. Al inicio del segundo punto, se dice:

"Uno de los objetivos de la reforma es introducir nuevos patrones de conducta que ubiquen la educación en el centro de nuestra sociedad y economía".

Y es que nuestro querido Ministro, como buen mercenario de las políticas neo-liberales que es, no deja de tener presente, en la construcción de la ley, a la economía. Economía, economía, economía... ¡Educación mercantilista y al servicio de las empresas y el capitalismo! ¿Y cómo conseguir esto? Cómo no, y qué mejor, cambiando los patrones de conducta (conductismo puro y duro) de los y las discentes. ¡A tomar por saco la pedagogía paidocentrista! ¡A la mierda con el fomento de la reflexión crítica y de la construcción de un ambiente motivador! ¿Quién quiere personas racionales, capaces de criticar el sistema, pudiendo formar esclavos y esclavas sin motivación y con la cabeza bien gacha?

"La transformación de la educación no depende sólo del sistema educativo. Es toda la sociedad la que tiene que asumir un papel activo. La educación es una tarea que afecta a empresas, asociaciones, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, así como a cualquier otra forma de manifestación de la sociedad civil y, de manera muy particular, a las familias. El éxito de la transformación social en la que estamos inmersos depende de la educación. Ahora bien, sin la implicación de la sociedad civil no habrá transformación educativa".

Esto ya fue dicho en la ley anterior, por el gobierno supuestamente socialista. La diferencia está en que Wert incluye a las empresas como entidades que deben decidir sobre la educación, además de que, paradójicamente, a pesar de que considera que en la educación es importante la participación civil, tal y como veremos más adelante, con esta ley se reduce la fuerza de los padres, las madres, las alumnas y los alumnos en la toma de decisiones sobre la comunidad educativa, además de expulsar al alumnado de las Universidades con la subida de tasas. ¿Quién entiende a la derecha?

"La realidad familiar en general, y en particular en el ámbito de su relación con la educación, está experimentando profundos cambios. Son necesarios canales y hábitos que nos permitan restaurar el equilibrio y la fortaleza de las relaciones entre alumnos y alumnas, familias y escuelas. Las familias son las primeras responsables de la educación de sus hijos y por ello el sistema educativo tiene que contar con la familia y confiar en sus decisiones".

Es curioso que no menciona qué tipo de cambios está experimentando la familia, así como no indica a qué se refiere con restaurar el equilibrio. ¿Quizá se referirá a que hay familias homoparentales, divorciadas... y hay que acabar con ello? No sé, no sé... ¿Y cómo piensa "restaurar ese equilibrio"? ¿Quizá con la segregación por sexos, como está impulsando? ¿Haciendo que la asignatura de Religión influya en la nota media, de tal modo que las alumnas y los alumnos creyentes puedan optar a tener una calificación más alta que la de los y las discentes que profesan el ateísmo? ¿O quizá con lo anterior más el cambio de la asignatura de Educación para la Ciudadanía por la de Educación Cívica y Constitucional, y cuyo alarmante cambio en el contenido, como se explica en este artículo de El País, da la espalda a que se hable de homosexualidad y desigualdades sociales? 

"Son de destacar los resultados del trabajo generoso del profesorado, familias y otros actores sociales, que nos brindan una visión optimista ante la transformación de la educación a la que nos enfrentamos, al ofrecernos una larga lista de experiencias de éxito en los más diversos ámbitos, que propician entornos locales, en muchos casos con proyección global, de cooperación y aprendizaje".

¿Destacar el generoso el trabajo del profesorado, las familias y otros sectores sociales? ¿Cómo? ¿Con la bajada de sueldos y la negación al permiso por paternidad que el Partido Popular prometió?

"Los profundos cambios a los que se enfrenta la sociedad actual demandan una continua y reflexiva adecuación del sistema educativo a las emergentes demandas de aprendizaje. La creación de las condiciones que permitan al alumnado su pleno desarrollo personal y profesional, así como su participación efectiva en los procesos sociales, culturales y económicos de transformación, es una responsabilidad ineludible de los poderes públicos. Nunca como ahora hemos tenido la oportunidad de disponer de una educación personalizada y universal. Como nunca hasta ahora la educación ha tenido la posibilidad de ser un elemento tan determinante de la equidad y del bienestar social. La principal amenaza a la que en sostenibilidad se enfrentan las sociedades desarrolladas es la fractura del conocimiento, esto es, la fractura entre los que disponen de los conocimientos, competencias y habilidades para aprender y hacer, y hacer aprendiendo, y los que quedan excluidos. La lucha contra la exclusión de una buena parte de la sociedad española, propiciada por las altas tasas de abandono escolar temprano y por los bajos niveles de calidad que hoy día reporta el sistema educativo, son el principal impulso para afrontar la reforma".

Cuando leo esto, me doy cuenta de que este hombre idiota no es. Los y las hay que arguyen que no tiene ni la más mínima idea de cómo  hacer una buena ley. Y no es así. Wert sabe bastante sobre educación, lo que que quieren las empresas y cómo hay que formar al alumnado para adaptarlo a las mismas. Lo que ocurre es que el Ministro sabe muy bien cómo hacer una ley... en beneficio de la gente adinerada, el capitalismo y el control Estatal de la población.

Efectivamente, como ya indiqué en otra entrada, hoy día ya no hace falta producir mucho de un mismo producto y para ello saber mucho sobre él. Lo que las empresas necesitan es gente capaz de innovar, de generar nuevo conocimiento y así cambiar y amoldarse a las nuevas tendencias.

Lo que quiero decir, para que se entienda bien, es que antes hacía falta producir una gran cantidad de un mismo producto (un coche, por ejemplo) y por ello investigaron sobre técnicas de producción rápida (como el fordismo y el taylorismo). Hoy en día, las ideas, la ropa, los juguetes, las teorías, etc, están en constante cambio. Ya no hace falta producir muchas muñecas iguales para venderlas todas a la máxima cantidad de criaturas posibles. Hoy en día lo que vende es renovar la muñeca cada cierto tiempo, para lo cual es preciso saber innovar y crear nuevos productos.

Y eso hará que la sociedad se divida en dos clases principales: las que tienen los conocimientos y las habilidades que se precisan para renovarse constantemente, adaptarse a las nuevas tendencias y generar ideas (aprender a aprender), y las que sean incapaces de producir nuevos conocimientos y por tanto solo sepan reproducir aquello que las personas "ilustradas" diseñan.

De ahí que la división principal se quedará en quienes no tienen la secundaria, en quienes se quedaron con solo la secundaria y quienes disponen de una Formación Profesional, por un lado; y por otro lado, aquellas personas que sean capaces de renovar las ideas (personas Graduadas, con Máster, Doctorado...).

Bien. Wert lo sabe. Lo indica en la parte citada. Pero, ¿va a dar a todos los alumnos y todas las alumnas las mismas oportunidades para no acabar en la escala inferior? Al parecer, no. Él dice mostrar preocupación por esta división y que por ello hay que reducir la tasa de abandono escolar. Pero resulta que no toma ninguna medida contra esa exclusión que tanto dice preocuparle. Más bien, al contrario: se esfuerza por echar a todo y toda discente que puede. De ahí que se despreocupe por la inclusión educativa; que aumente las tasas universitarias; que fomente una Formación Profesional dual, es decir, pagada (mal pagada) para que los alumnos y las alumnas de familias poco adineradas prefieran decantarse por una rama formativa que les genere el menor gasto posible y, si cabe, les permita llevar algo de dinero a casa; etc.

Vamos, que los y las pobres se queden en la exclusión; y quienes tengan dinero, aprendan y sigan machacando a las y los de abajo.

"La escuela, y en especial la escuela pública, han encontrado su principal razón de ser en la lucha contra la inevitabilidad de las situaciones de injusticia o de degradación que han ido acaeciendo en cada momento de su historia".

Desgraciadamente, y esto será tema de otra entada, aunque en parte la escuela, efectivamente, contribuye a solventar ciertas desigualdades, en realidad más bien constituye un medio de reproducción de la sociedad, por un lado, porque para llegar arriba se necesitan recursos y una familia decidida a apoyarte en tus estudios (de ahí que, como ya expliqué, no existe la igualdad de oportunidades en educación) y por otro lado, a través de lo que Pierre Bordieu denominaba como violencia simbólica. Y es que la escuela no nació para ayudar a las hijas y los hijos de familias pobres; la escuela se construyó para adaptar a la ciudadanía a las nuevas formas productivas de las empresas y del Estado.

Y es que, señor Wert, no lo niegue: la gente que piensa como tú lucha con todas sus fuerzas para evitar el fomento de una pedagogía libertaria, ya que tan solo queréis una escuela pública que ejerza una función adoctrinadora al impartir un condicionamiento por el cual los y las estudiantes absorban el sistema como si de esponjas se tratasen, y que además, de paso, no estorbe a la escuela privada, para que la gente de tu clase pueda enriquecerse a costa de lo que debe ser un derecho incuestionable y no una actividad de lucro.

"La escuela moderna es la valedora de la educación como utopía de justicia social y bienestar. Acorde con esta función, la presente Ley Orgánica orienta la escuela al servicio de una sociedad que no puede asumir como normal o estructural que una parte importante de sus alumnos y alumnas, aquellos que abandonan las aulas antes de disponer de los conocimientos, competencias y habilidades básicos, o aquellos cuyo nivel formativo esté muy por debajo de los estándares de calidad internacionales, partan en el inicio de su vida laboral en unas condiciones de desventaja tales que estén abocados al desempleo o a un puesto de trabajo de limitado valor añadido. Estas circunstancias, en la economía actual, cada vez más global y más exigente en la formación de trabajadores y empresarios, se convierten en una lacra que limita las posibilidades de movilidad social, cuando no conducen a la inasumible transmisión de la pobreza".

Muy bien, señor Ministro. Totalmente de acuerdo con lo de la transmisión de la pobreza. Ahora solo hace falta que en lugar de derramar hipocresía, ponga en marcha una serie de medidas progresistas que permitan una equidad real, y no ésa tan invisible que los y las de su partido político promueven.

"De acuerdo con la reflexión anterior, es importante destacar que la mejora de la calidad democrática de una comunidad pasa inexorablemente por la mejora de la calidad de su sistema educativo. Una democracia cada vez más compleja y participativa demanda ciudadanos crecientemente responsables y formales. Elevar los niveles de educación actuales es una decisión esencial para favorecer la convivencia pacífica y el desarrollo 
cultural de la sociedad".

Y me pregunto yo: ¿dónde está esa supuesta participación ciudadana si cuando le pedimos que baje las tasas universitarias, que retire esta basura de ley o que no baje los sueldos al profesorado... nos manda media legión de policías a darnos palos?

"Equidad y calidad son dos caras de una misma moneda. No es imaginable un sistema educativo de calidad en el que no sea una prioridad eliminar cualquier atisbo de desigualdad. No hay mayor falta de equidad que la de un sistema que iguale en la desidia o en la mediocridad. Para la sociedad española no basta con la escolarización para atender el derecho a la educación, la calidad es un elemento constituyente del derecho a 
la educación".

Cuando empecé la entrada, tenía previsto continuar hasta el punto cuarto. Pero tras leer esto y lo siguiente que viene, he acabado histérico; de los nervios perdido.

No puedo soportar tanta mierda e hipocresía por parte de este tipo por hoy. Lo siento. Pero es que me revienta que use un discurso progresista alguien que pertenece a un partido político cuyas medidas derechistas y conservadoras están disminuyendo la tasa de estudiantes en las Facutlades y la libertad, y aumentando el paro, el empleo precario, el despido libre, los desahucios, los suicidios, la pobreza... y las desigualdades de todo tipo.

Y no. Con la educación sola no se elimina toda esta basura que nos está dejando el Partido Popular. Hacen falta toda una clase de medidas políticas que fomenten la equidad efectiva, y no la simple competencia o la caridad.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Si queréis educación, trabajad de sol a sol y os la pagáis vosotros, pandunfla de rojos hijos de la grandísima puta

Enrique dijo...

Por lo general, Anónimo o Anónima, suelo borrar los comentarios que contienen insultos; sobre todo sin en lugar de ir dirigidos a mí exclusivamente, se dirige a más gente.

Pero, la verdad, aunque lo de "hijo de puta" está mal visto en la sociedad, yo no veo nada de malo en ello. Simplemente, porque ser hijo o hija de una prostituta, no es algo reprochable. Todo lo contrario, los prostitutos y las prostitutas son personas dignas que tratan de sobrevivir en una sociedad de mierda construida sobre unas bases políticas y filosóficas de gente de tu condición.

Así pues, no me siento mal porque me consideren hijo de puta. Pero pobre de tu criatura, porque desde luego debe ser toda una auténtica desgracia ser hijo o hija de ti.

Y bueno, claro, claro, que trabajemos y nos paguemos la educación. Por supuesto. Porque los camareros y las camareras de 26 años, cuyo sueldo no les llega para pagarse el máster, no trabajan; porque las dependientas y los dependientes, que no pueden dar estudios superiores a sus hijas e hijos, no trabajan; porque un o una electricista que sufrió un accidente laboral para arreglarte la luz en tu casa, y ahora no puede ganar más dinero en ese oficio y así no depender de una beca para los libros de sus criaturas, no trabajaba; porque una persona que se pasa 16 horas fregando escaleras y saca a una familia ella sola, no trabaja; porque toda esa gente que fundamentalmente ha salido de una Formación Profesional que tanto le gusta a Wert y que les ha dado un empleo precario, no trabajan. Claaaaro que no.

Y mira, no me insultes, por favor. No me llames rojo, que los rojos y las rojas bien podrían parecer derechistas retrógrados/as como tú, a mi lado. :P

Anónimo dijo...

Si estás orgulloso de las putas, empieza por ser mi puto, que te dejo el ojete del color de tus ideas

Enrique dijo...

Sssssshhhh. Tranquiiiiilo. Caaaaalma. Ya pasó, ya pasó, monete.

Ea, ea, ea.

Veeeenga, un poquito de música para que te tranquilices:

https://www.youtube.com/watch?v=3PgTraPHvtU

Marguerite Gautier dijo...

Tus respuestas son excelentes Enrique. Dejan a tu oponente muy mal parado.

Anónimo dijo...

Dudo mucho que mi hija se sienta desgraciada de ser hija mía: no tiene que llorar por una beca como tú

Por otro lado, de qué vas chaval. Te defines anarquista pero defiendes la escuela pública que te da papá Estado. No me extraña que seas pobre: tienes coeficiente intelectual 0, como todos los de tu clase :-*

Enrique dijo...

Anónimo, éste es el último comentario imbécil que te publico. Empero, eso sí, me alegro por él: me acabas de dar una idea de entrada, sobre por qué defiendo la escuela pública si soy anarquista. ¡Muchas gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...